Close
Radio Radio Radio Radio

Desafíos del turismo

Si bien el rubro turístico es uno de los que más se resiente en tiempos de estrechez económica, es, por otra parte, un rubro con muchas virtudes, como su alta atomización, donde opera la libre competencia, con fuerte presencia de las pymes, así como su uso intensivo de mano de obra, su alto impacto en las comunidades donde se desarrolla y sus bajos impactos ambientales.

No obstante, en la región de Ñuble, el comportamiento del empleo de este sector es marcadamente estacional. El año pasado, según el INE, en Ñuble la rama Actividades de alojamiento y de servicio de comidas alcanzó un peak de 9.730 ocupados en el trimestre enero-marzo y un mínimo de 5.880 en abril-junio.

De igual forma, se constata un fuerte aumento en el número de ocupados promedio en los últimos siete años. Según el INE, mientras esta rama anotó un promedio de 4.950 ocupados en 2013, en 2019 esa cifra llegó a 8.200 (un 3,8% del total de ocupados en Ñuble).

Lo anterior da cuenta de un progresivo despegue del turismo en la región, de la mano de numerosas inversiones privadas en destinos con un gran potencial, como Valle Las Trancas, Chillán, Quillón y Cobquecura, entre otros.

Se trata, en su mayoría, de pequeñas inversiones, como hoteles, cabañas y restaurantes, que contribuyen efectivamente a aumentar la oferta en una zona donde los incentivos estatales no son muchos y los esfuerzos vienen más bien desde el sector privado. Como ejemplo de lo anterior basta mencionar que en Las Trancas aún no cuentan con una red de agua potable y alcantarillado ni con un plan regulador; o que en el Valle del Itata el estado de los caminos y de la señalética hace mucho más difícil dar con una viña.

En ese sentido, es clave entender que en la medida que se fortalezcan los servicios básicos en los destinos, como el acceso a agua potable y electricidad, así como la conectividad vial y digital, y por otro lado, se concreten iniciativas de carácter asociativo que apunten a la promoción y al mejoramiento de la calidad del servicio, el sector podrá seguir creciendo en ingresos y en empleos.

Por ello, se valoran iniciativas estatales como la pavimentación de algunas rutas clave, el apoyo en la conformación de nodos en gastronomía y turismo, la capacitación de empresarios y trabajadores, así como líneas de financiamiento especiales, por ejemplo, para expandir los negocios, para implementar sistemas de producción limpia o para generar eficiencias en materia energética, entre otras áreas.

Pero estos esfuerzos aún lucen tímidos frente a lo que han logrado otras regiones que exhiben volúmenes de visitantes mucho mayores, y por lo tanto, el interés de la autoridad por potenciarlos, es mayor.

Por eso, el llamado es a seguir trabajando para brindar las condiciones óptimas para el desarrollo de este sector que tiene un gran potencial de crecimiento, lo que desde el rol del Estado significa seguir promoviendo la asociatividad y mejorando la infraestructura pública, dando certezas a los emprendedores desde la institucionalidad; y desde el rol del mundo privado, continuar avanzando en materia de sustentabilidad ambiental y social, de manera que el turismo sea un verdadero motor verde de la economía de Ñuble.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/