Close
Radio Radio Radio Radio

De “salvador” de Ñublense a próspero castañero de El Carmen

 Corría 2001 y Ñublense estaba pendiendo de un hilo. A un paso de caer a la Cuarta División. El elenco dirigido por Manfredo González, marcado por la falta de recursos, una campaña paupérrima y la indisciplina (fueron expulsados cinco jugadores), necesitaba vencer a General Velásquez por dos goles de diferencia.

El partido se iba y el entrenador miró a la banca y llamó a Edgardo “Kuky” Medina, un espigado y humilde volante o delantero nativo de El Carmen, quien pasó de actor de reparto a protagonista y héroe.

“Recuerdo que el profesor me dijo que volanteara por la derecha. Quedaban pocos minutos y Erazo sacó un centro cruzado alto. Vi la pelota cruzada venir al área e hice la diagonal y la empalmé para meterla adentro. Salí corriendo y me saqué la camiseta emocionado, porque ahí nos salvábamos de caer a Cuarta División”, recuerda Medina.

A 19 años de esa salvación agónica, el “Kuky” está en otra. Tras ese recordado y dramático partido, jugó un año más y dejó el fútbol, porque el tope de edad (23) en Tercera División, lo obligaba a buscar un cupo en el fútbol profesional.

Sin contactos y como un jugador de comuna rural, optó por colgar los botines y reinventarse.

La reinvención del “Kuky”

Su vida ligada al campo fue vital para su reinvención. Pasó de futbolista al mundo comercial y ahora a “castañero”. Sí, porque  Edgardo se unió como cosechero a la mano de obra de las empresas que formaron la agrupación de castañeros de El Carmen, que integran también sus padres y hermanos.

Estas exportan castañas a España y Europa. Durante abril y mayo estuvo recogiendo castañas, lejos del glamour y las luces del fútbol.

”Mis hermanos y padres están en la Agrupación de Castañeros de El Carmen. Mis hermanos tienen la empresa Marrón Andino y mis padres están en Agrícola El Carmen. Se unieron para exportar. Este año exportaron 30 mil kilos a España, a Europa. Como se ocupaba mucho mano de obra, yo estuve trabajando en la cosecha, recorriendo las hectáreas, porque se hace manualmente”, detalla.

“Comenzamos a cosechar a las 7.30 hasta las 17.00 horas. Iba con mi concuñado Hugo Lagos, que es concejal en El Carmen, y tomamos en dos hectáreas de mi suegro y también en el campo de mis padres”, recalca.

Producción

El “Kuky” cuenta que el trabajo es intenso en los me ses de abril y mayo, porque luego viene la venta para la exportación.

“La verdad es que en El Carmen cuesta ver cuanta castaña se recoge, pero deben ser sobre 600 mil kilos. Hay otras empresas que tienen 6 mil hectáreas plantadas. También me dedico a las papas. Es una sociedad familiar. Ayudo a mis viejos en las labores del campo. Yo también estoy en el tema de la empresa. Me voy a independizar. Me gané un proyecto Sercotec, pero no he podido implementarlo por la pandemia, ahora estamos enfocados en el campo. Pero es una distribuidora de productos desechables y biodegradables”, relata.

Edgardo Medina tuvo un fugaz paso por el fútbol, pero dejó huella en Ñublense con un gol histórico. En medio de la pandemia y la crisis económica, el negocio de las castañas mantiene vive la empresa familiar en la que él también es un pilar esencial.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/