Close
Radio

De cara al clásico: Cobreloa no gana en Chillán desde 2009

Ñublense se medirá este domingo a partir de las 15:30 horas con Cobreloa en el Estadio Nelson Oyarzún.

Tras la derrota ante Deportes Temuco, el Rojo necesita volver a sumar y enfrenta está Cobreloa, que llega como único puntero de la Primera B tras golear a Santiago Wanderers.

Los “Loínos” también tienen el cartel de ser el único cuadro invicto del torneo disputadas las primeras 10 fechas. Además, con 21 goles a favor, son el equipo más goleador del campeonato.

En el papel, la escuadra dirigida técnicamente por Víctor Rivero, llega con todo el favoritismo a Chillán.

Ñublense si bien ha mejorado su rendimiento, todavía está en una situación incómoda en la tabla de posiciones, y junto a Valdivia, es uno de los equipos más goleados del campeonato.

En el último partido ante Deportes Temuco, las desconcentraciones defensivas volvieron a costarle caro a la escuadra de Jaime García, y para poder obtener un triunfo ante Cobreloa, deberá realizar un partido sin margen de error.

En los últimos años, el enfrentamiento entre Ñublense y Cobreloa ha ido adquiriendo características de un clásico, principalmente cuando el partido se disputa en el Nelson Oyarzún Arenas.

Todavía está en el recuerdo del medio futbolístico nacional el 3 de mayo del 2015, cuando Ñublense se jugaba sus opciones de permanecer en la Primera A ante Cobreloa, elenco que había sentenciado su suerte en la previa ya que se le restaron unidades que lo condenaron al descenso por primera vez en su historia.

El partido se disputó bajo un tenso ambiente, donde los jugadores de Cobreloa no quisieron saludar a los Rojos, mientras que durante el primer tiempo, Marco Antonio Figueroa, que en ese entonces dirigía a los loínos, se fue expulsado en una polémico que incluyó al mismo Patrick Kiblisky.

En la cancha, Ñublense superó por 3 a 2 a Cobreloa, pero un empate entre Antofagasta y O’Higgins terminó condenando a los Rojos a descender a la Primera B.

Fuera de ese partido, la suerte de Cobreloa en Chillán siempre ha sido escasa. El último triunfo de los Naranjas en el Nelson Oyarzún fue el 19 de julio del 2009, cuando con goles de Eduardo Vargas y Víctor Osorio, Cobreloa superó 2 a 1 a Ñublense, que descontó con tanto de Luis Alegría.

Tras ese compromiso, Rojos y Loínos se enfrentaron en ocho oportunidades, en las cuales Cobreloa jamás volvió a derrotar a Ñublense.

El cuadro chillanejo ha cosechado cinco triunfos y tres empates ante Cobreloa en los últimos enfrentamientos disputados en el Nelson Oyarzún Arenas.

De esos ocho partidos, los últimos tres encuentros han sido victorias para Ñublense.

2 a 0 en el Apertura 2016, 3 a 0 en el Transición 2017, y el recordado 5 a 0 del Campeonato 2018, son los triunfos que ilusionan a Ñublense de mantener la paternidad ante Cobreloa en casa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top