Close
Radio Radio Radio Radio

De cabeza y con el último aliento

FELIPE VENEGAS/ÑUBLENSE

Minuto 94’. Ñublense había hecho un mal partido. Errático. Irreconocible, tras ponerse en ventaja a los 2’ con un cabezazo de Nicolás Vargas, pero buscaba, sobre la recta final un triunfo con perfume de milagro más que con una fina propuesta futbolística.

Y así fue nomás. De la frustración al éxtasis. Se repitieron los actores. Tiro de esquina de Rozas y frentazo de Vargas, el héroe de la jornada, que le daba una dramática victoria al Rojo en el estadio Nelson Oyarzún, para consolidarse cómo líder exclusivo con 36 puntos y sacarle seis a Rangers de Talca,que cayó ante Cobreloa por 3-0.

De cabeza

¿Por qué sufrió tanto el Rojo para vencer a un equipo que lucha abajo? El tempranero gol de Vargas, pareció adormecer a Ñublense, que tras un comienzo auspicioso, comenzó a perder la posesión de balón ante un San Luis más dinámico y rápido en las transiciones.

El líder pareció confiarse y en la recta final del primer tiempo ya no justificaba la ventaja.

Eso se notó en el arranque del complemento, cuando San Luis emparejó el partido con un cabezazo de Ignacio Vásquez, que conectó una peinada en el primer palo de Sebastián Parada.

Ahí apareció el peor rostro de Ñublense, porque a pesar que Jaime García mandó a la cancha a Escalante y Briceño y luego a Bustamante, ese volumen ofensivo no se traducía en ocasiones, fútbol asociado rápido y claridad. Es más, la imprecisión de Ñublense, dio a paso a más de una llegada del “Canario” que pudo llegar al 2-1, a no mediar de la intervención de Jiménez y el desesperado despeje de una defensa que sufrió con los pelotazos frontales a la espalda.

Ñublense no encontraba el camino. Pinto recién tenía una opción sobre el final del duelo, tras juntarse con Escalante, que aún no está en su mejor condición física tras salir de una lesión y San Luis consolidaba un empate de oro, apelando al repliegue defensivo y la salida rápida. Sin embargo, el héroe y mago del partido, Nicolás Vargas, sacó otro conejo de su sombrero y con un cabezazo agónico le dio el triunfo al líder de la Primera que ahora visitará el viernes a Puerto Montt.

El delirante festejo desató las expulsiones de Briceño en Ñublense y Bahamondes en San Luis, pero no alcanzó a apagar la celebración del líder que, jugando mal, ganó con el corazón en la mano. La suerte del campeón, dicen algunos.

“Lo importante es Que ganamos”

“Nos costó mucho porque ellos salían a presionar mucho y nos dejaban sin líneas de pases. Yo estoy contento por el equipo más allá de mis goles, creo que debemos recuperar un poco la tranquilidad que veníamos teniendo porque nosotros jugamos al pie”, reflexionó el goleador de la jornada, Nicolás Vargas.

El técnico de Ñublense, Jaime García declaró que “jugamos mal, no me gustó la forma, pero lo importante es que ganamos tres puntos importantes y claro que tendré que dar un remezón en la interna. Estuvimos erráticos, imprecisos, quizás pudimos perder, pero tuvimos a un jugador inspirado y nadie se va a acordar si jugamos mal. Vendrán partidos así de duros, pero nosotros debemos jugar con espíritu de guerra”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/