Close
Radio Radio Radio Radio

DAEM de Ñuble desaparecerán en 2021 con la desmunicipalización

El Departamento de Administración de la Educación Municipal de Chillán (DAEM) podría dejar de operar a fines del año 2021, para dar paso a uno de los tres Servicios Locales de Educación en Ñuble, entidad que se hará cargo de los establecimientos que hasta esa fecha mantenga el municipio chillanejo.

La desmunicipalización del sistema tendrá una serie de efectos concretos según el DAEM local. Implicará, por ejemplo, que el actual Padem, Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal en estudio por parte del gobierno comunal, y que debe ser votado el 15 de noviembre a más tardar, sería el penúltimo antes de que se produzca el traspaso.

La Municipalidad de Chillán y el DAEM trabajan pensando que en dos años ya no tendrán que hacerse cargo de escuelas y liceos. No obstante el seremi de Educación, Felipe Rossler, plantea que eventualmente el plazo se puede posponer incluso hasta el año 2030.

El municipio chillanejo trabaja con las fechas oficiales, que especifican que desde el año 2022 comenzará a operar el nuevo modelo, donde ya no tendrá que traspasar, como lo ha venido haciendo, alrededor de $3.000 millones cada año para solventar una red de escuelas que no se sustenta con las subvenciones ministeriales, como consecuencia directa de la falta de alumnos.

Servicios locales

El director del DAEM, Nelson Marín, planteó ayer que es altamente probable que el año 2021 la entidad que dirige deje de existir, pues desde los primeros días de enero de 2022 el Servicio Local de Educación que corresponderá a Chillán y otras comunas, comenzará a administrar el sistema de una manera territorial y no solo comunal.

Esto traerá una serie de cambios que hasta ahora han comenzado a manifestarse de manera progresiva en Chillán y otras comunas, como es la reducción de establecimientos, pues las escuelas deberán cumplir con un mínimo de matrícula por curso.

“Hay que ir preparando todo esto. Ya estamos trabajando en la preparación del sistema para entregarlo en las mejores condiciones posibles a quienes se hagan cargo de la educación. No hay servicios locales creados aún, pero nosotros estamos por una cuestión de responsabilidad preparando todo lo que tiene que ver con la dotación funcionaria, temas contractuales e intercambiamos opiniones con el seremi de Educación sobre esta materia y el desafío es que este traspaso sea normal, adecuado”, explicó Marín.

Cronograma

De acuerdo a la información que maneja el DAEM, el primer año, esto es en 2022, “se entrega el servicio en los mejores términos que podamos. La verdad es que la ley de traspaso al sector público es muy clara: se traspasa en el año uno toda la dotación funcionaria docente y de asistentes de la educación en los establecimientos”.

Pero, agregó Marín, “al año dos, lo dice la ley, hay una proporcionalidad de 35 alumnos por curso, eso está en la ley y por lo tanto si uno hace un ejercicio así muy general, evidentemente esa relación alumnos por curso hoy día está bastante alejada de la realidad y por lo tanto lo más probable es que se produzca reducción de establecimientos en Chillán”.

Marín subrayó que “el municipio, al retirarse de la administración educacional, deja de hacer el aporte que en el caso de Chillán son casi $3.000 millones. El servicio local se va a tener que ajustar y autofinanciar y por lo tanto ahí está la lógica de exigir una determinada cantidad de alumnos por curso, para generar la subvención correspondiente. El DAEM evidentemente desaparece, ahí no hay traspaso. Los que estamos ahí dejamos los cargos, es una realidad que conocemos”.

Marín, remarcó que los servicios locales parten de la lógica que “se necesita un mínimo de alumnos, porque eso permite atender los costos que necesita movilizar el sistema cuando ya no exista el aporte de los municipios, que son bastante significativos en el caso de Chillán”.

El director del DAEM agregó que “lo más probable es que los Servicios Locales de Educación, que tienen, además, atribuciones distintas a las que tenemos hoy en día, van a tener que ir ordenando el sistema, porque la matrícula no justifica la infraestructura que tiene en este caso Chillán”.

Desmunicipalización

El actual seremi de Educación, Felipe Rossler, destacó que la existencia de los Servicios Locales de Educación tienen su génesis en el proceso de desmunicipalización, donde los consistorios ya no serán los que administren las escuelas y liceos públicos.

Tales organismos dependerán de la Dirección de Educación Pública, que funcionará de manera paralela a la Subsecretaría de Educación.

Rossler agregó que esas entidades que están en proceso de formación a nivel nacional  “reemplazan por completo el trabajo que hacen hoy en día los municipios y por lo tanto su función es administrar y gestionar la educación pública en los distintos establecimientos educacionales”.

Hasta el momento se han creado 11 servicios en el territorio nacional y en una segunda fase de extensión del modelo se crearán otras 59, que en el caso de Ñuble, serán tres y mantendrán la configuración de las provincias.

El seremi informó que “en el caso de Ñuble estamos en esta segunda etapa. Aún no hay claridad exacta de cuándo vamos a implementar los servicios acá, sin embargo, de acuerdo al cronograma que establece la ley, esto debiese ser entre el 2022 y el 2025, con posibilidades de extensión hasta el 2030”.

El comienzo efectivo de los servicios en Ñuble, subrayó, dependerá de las evaluaciones que realice el consejo de expertos que evaluará la implementación de los 11 primeros servicios.

La autoridad educacional enfatizó que una vez que comiencen a operar aquellos organismos en Ñuble, efectivamente desaparecen los DAEM, y además, se exigirá un mínimo de alumnos por curso.

“Uno de los objetivos de la nueva educación pública es que los servicios locales sean sustentables. Es por eso que lo que va a ir ocurriendo es que debiésemos tender a tener una menor cantidad de establecimientos educacionales, pero de mayor matrícula, y en ese contexto la fusión es uno de los caminos que hoy están tomando algunos sostenedores”, precisó.

Rossler planteó que en el caso de la matrícula exigida de 35 por curso, habrá excepciones “sobre todo en el mundo rural, pero la apuesta de los servicios locales es que efectivamente sean sustentables y para ello necesariamente vamos a tener que ir avanzando en fusionar algunos establecimientos educacionales”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/