Close
Radio Radio Radio Radio

Crisis por Covid-19 empuja desempleo regional al 7,6%

Foto: Mauricio Ulloa

En el trimestre enero-marzo de 2020, periodo que abarca el inicio de la crisis sanitaria por Covid-19 en el país, el desempleo en la Región de Ñuble alcanzó un 7,6%, lo que representó un incremento de 2,4 puntos en comparación con igual periodo de 2019, y un alza de 0,6 puntos respecto al trimestre diciembre-febrero, según informó la dirección regional del INE.

El guarismo se ubica bajo el promedio nacional, que alcanzó un 8,2%.

Los datos solo estuvieron impactados por la segunda quincena de marzo, en lo que respecta a las restricciones de movilidad tomadas en virtud de la pandemia. En tanto, en el ámbito del efecto de la Ley de Protección al Empleo, que entró en vigencia en abril, se espera que a partir de la publicación del próximo mes, referida al trimestre móvil febrero-abril de 2020, que incluye el primer mes de aplicación de la normativa, se registre un impacto de los trabajadores(as) acogidos a los distintos pactos contractuales de ausencia temporal o reducción de la jornada de trabajo que la ley detalla.

El aumento anual de la tasa de desocupación se debió al retroceso de 4,1% de los ocupados, lo que equivale a 9.837 personas; así como también a la contracción de 1,6% en la fuerza del trabajo.

Al analizar el desempleo por sexo, Ñuble registró una tasa de desocupación femenina de 10,6%, registrando un aumento de 3,5 puntos en doce meses. En tanto, la tasa de desocupación masculina, consignó un 5,6%, presentando un incremento de 1,7 puntos en doce meses.

Según tramo etario, el descenso anual en los ocupados estuvo incidido principalmente por el segmento de 35-54 años, que presentó un decrecimiento de 6,1%.

Por rama de actividad, enseñanza, administración pública y agricultura presentaron las principales incidencias en la disminución de los ocupados con variaciones anuales de -24,1%, -35,1% y -3,6%, equivalentes a 5.955, 5.594 y 2.169 personas menos, respectivamente. Por otro lado, los principales aumentos se observaron en actividades de salud (38,2%), otras actividades de servicios (125,1%) y construcción (24,7%).

Las mujeres ocupadas decrecieron 5,2% incididas principalmente por enseñanza, y los hombres ocupados consignaron un descenso de 3,4% incididos por administración pública.

Por categoría ocupacional, asalariados sector privado (-8,7%), asalariado sector público (-12,1%) y personal de servicio doméstico (-3,3%) fueron las principales categorías que incidieron en la disminución de los ocupados, equivalente a 12.859, 3.877 y 298 ocupados menos respectivamente.

Los ocupados informales disminuyeron en 2,8%. Según sector económico en esta categoría, la contracción fue incidida por alojamiento y servicios de comida (-38,9%) y artes, entretenimiento y recreación (-73,5%).

Prevén empeoramiento

Héctor Garrido, analista cuantitativo del Observatorio Laboral de Ñuble (OLÑ), advirtió que “este boletín no refleja necesariamente la realidad sobre el desempleo hoy, sino del trimestre enero-marzo, por lo que aunque puede capturar parte del deterioro del mercado laboral debido a la emergencia sanitaria, el impacto lo sabremos con mayor certeza recién en dos meses más, es decir, en el trimestre marzo-mayo”.

No obstante, el profesional sostuvo que “de todas maneras, existen indicadores adelantados, como datos administrativos de la Dirección del Trabajo y de la Superintendencia de Pensiones, que permiten seguir más de cerca lo que pasa con el mercado del trabajo formal. Cabe suponer de todas formas que en el mundo informal el impacto será igualmente significativo, pues este sector se caracteriza por ocupaciones más elementales que suelen ser más vulnerables a los ciclos económicos”.

Respecto a la contracción de los ocupados en la agricultura, Garrido explicó que “refleja el deterioro de las exportaciones en ese trimestre, debido a la disminución de la actividad en China”.

“Los sectores enseñanza y administración pública no son sectores tan pro-cíclicos, sino que obedecen a lógicas propias, por lo que habría que profundizar más para determinar las razones del decrecimiento”, añadió el analista del OLÑ.

Otro aspecto a destacar por el profesional “es la disminución de la fuerza de trabajo a través del aumento de inactivos, lo que da señales de desaliento en cierto grupo de trabajadores, que han dejado de buscar empleo activamente, debido probablemente a los efectos que arrastra la ralentización de la economía que se arrastra desde noviembre de 2019. Así también se aprecia un aumento de la tasa de informalidad, lo que ocurre debido al tránsito desde el trabajo formal hacia ocupaciones informales que realizan las y los trabajadores para mantener el ingreso familiar”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/