Close
Radio Radio Radio Radio

Consejo Regional aprueba solicitar auditoría externa para el Gobierno Regional

La pandemia no solo ha significado un cambio de planes en torno a las aspiraciones de la naciente Región de Ñuble, sino que también ha influido en la estrecha relación que hasta ahora, había tenido el Ejecutivo con el Consejo Regional.

Es más, en el último tiempo han surgido diferencias no solo con los consejeros de oposición, sino también con algunos del oficialismo, como Javier Ávila, quien no ha escondido sus diferencias con la gestión que ha tenido el intendente, Martín Arrau, en ciertos temas, lo que sumado al recorte presupuestario de $6 mil millones desde la Dipres -que desde el gobierno insisten, se trata de “reasignaciones”-, han vuelto tensas las relaciones en el seno del Gobierno Regional.

Muestra de ello es que durante la última sesión ordinaria, el Consejo Regional aprobó por unanimidad solicitar la realización de una auditoría externa que evalúe la ejecución presupuestaria y el estado financiero del Gobierno Regional, facultad contenida en la ley y que puede utilizarse una vez al año.

La propuesta la realizó el consejero de oposición, Hernán Álvarez, durante la sesión de la comisión de Presupuesto, y fue votada el miércoles en el CORE.

“Han venido ocurriendo situaciones complejas desde el punto de vista de la aprobación de los proyectos. En el área social, por ejemplo, no se analizará la destinación de recursos en torno al 3% de los adultos mayores, pues los recursos ya no están disponibles, y eso conlleva a que el consejo quede en una situación compleja. Algo está ocurriendo en el seno del Ejecutivo que nos preocupa, y nos lleva a solicitar esta auditoría”, afirmó Álvarez.

El consejero agregó que “cada modificación debe estar radicada en el seno del consejo y no en el Ejecutivo, lo que hace más necesario esta auditoría, pues nos daría claridad para 2021. Debiéramos estar en condiciones de conocer si aprobamos recursos que están disponibles”.

Hernán Álvarez propuso también auditar los procesos del CORE en relación a si se han aprobado proyectos sin respaldo presupuestario, lo que será analizado en la próxima sesión de la comisión de Presupuesto.

Respecto de la aprobación del CORE para solicitar una auditoría externa, el intendente, Martín Arrau, sostuvo que “el trabajo del Gobierno Regional de Ñuble siempre ha tenido las puertas abiertas para los consejeros regionales, de hecho, ellos son quienes aprueban o rechazan las iniciativas, previo estudio de éstas, y el nivel de ejecución presupuestaria es un informe que la Subdere publica mensualmente en su página web, de tal manera que es conocido por todos”.

Fortalecer los proyectos municipales

Durante la sesión del pasado miércoles, también hubo acuerdo en torno a la propuesta del consejero Javier Ávila (RN) respecto de sugerirle al Ejecutivo abrir una línea de coordinación con los municipios que permita fomentar la presentación de iniciativas que den sustento a una ejecución presupuestaria segura durante 2021.

Según Ávila, “esto tiene la virtud de asegurar contar con una batería de proyectos revisados y aprobados por el CORE a los cuales se les pueda asignar recursos y asegurar su ejecución presupuestaria; y cumplir con la aspiración de este consejo de velar porque la distribución de recursos en la región se haga considerando todos los requerimientos de las comunas”.

El consejero oficialista recordó que hasta ahora, gran parte de la transferencia de recursos ha estado destinada hacia los servicios centralizados, “y lo acordamos así por ser una región naciente, pero también producto de la necesidad de transferir a Biobío aquellos recursos que fueron aprobados en esa región y que tienen su ejecución en Ñuble, los cuales irán disminuyendo, al igual que las transferencias hacia servicios”, dijo.

Ávila insistió en que “si abrimos una línea de coordinación ente los municipios y el Gobierno Regional para orientar la presentación de proyectos con el fin de ejecutar durante 2021, vamos a poder cumplir con esta aspiración de poder destinar recursos de manera razonablemente justa entre todas las comunas. No hablo de equidad, pues no es posible, por la diferencia de población y equipamiento, pero sí debemos propiciar que todos los municipios presenten sus iniciativas, apoyarlos y poder tener la herramienta para poder asignar recursos a todas las comunas”, manifestó, insistiendo en que “es necesario que esto quede establecido en acta, pues así se da un mensaje que debiera recoger el Ejecutivo. Tenemos claro que no es iniciativa nuestra, pero sí tenemos la responsabilidad de transmitir al Ejecutivo la inquietud de las comunidades”.

La moción fue respaldada por el presidente del Consejo Regional, Arnoldo Jiménez, quien concuerda con la necesidad de incluir a los municipios en la asignación de proyectos FRIL y disminuir las subvenciones a los servicios centralizados, pues según dijo, “esto se va tocando con la ejecución real del presupuesto y puede traer problemas en cuanto a la ejecución. Se debe retomar la relación con nuestros socios naturales que son los municipios”, afirmó.

En torno a la propuesta del consejero Ávila, el intendente Arrau afirmó que “hoy día las urgencias las tienen los ñublensinos, y es a ellos a quienes debemos dar pronta respuesta a sus necesidades, si los proyectos los ejecuta el municipio o un servicio, el resultado final será el mismo, la diferencia la hace el tiempo y rapidez con que se concretan, lo que no es menor cuando se ha esperado muchos años por ellos”, afirmó.

Cabe destacar que la ejecución presupuestaria de la región, al 31 de julio, llega al 25% (el segundo peor resultado a nivel nacional), sin transferencias consolidables (hacia los servicios centralizados). Al sumar estas últimas, sube a un 47%, ubicándose en el sexto lugar del país.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/