Close
Radio Radio Radio Radio

Consejo de Desarrollo Urbano analizará la altura de los edificios

El segundo Consejo de Desarrollo Urbano  a nivel  nacional ,   que se sustenta en  la Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU) ,  fue creado hoy en Ñuble y tiene una serie de objetivos, entre los cuales figuran modelar de mejor manera las ciudades y territorios y sugerir normas para la altura de edificios, sobre   todo en al caso de la  capital  regional, que exhibe un  boom inmobiliario.

La instancia de participación público – privada ,  que hoy tuvo su primera cita en la Intendencia Regional, se reunirá en  60   días más con la finalidad de avanzar en un diagnóstico del territorio y ,  sobre  todo , priorizar las claves del desarrollo regional.

La misión declarada del organismo   es “ asesorar a las autoridades regionales en materias de desarrollo urbano, profundizar la coordinación entre los distintos actores urbanos regionales, enriquecer las propuestas de política pública nacional y regional en materia urbana, colaborar en la construcción de una visión de desarrollo de las ciudades regionales con un enfoque coherente con la PNDU, proponer una mirada regional para la implementación de la PNDU y establecer un puente de colaboración entre esta instancia regional y el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano”, entre otras materias.

Esta última entidad, presidida por el arquitecto Sergio Baeriswyl Rada,  consta con la participación entre otras autoridades, del  intendente Martín Arrau   (quien la preside a nivel local), los seremis de Vivienda, Carlos Urrestarazu   ( s e cretario ejecutivo de la entidad) y el de Obras Públicas, Cristóbal Jardúa ;  a los que se suman representantes del mundo privado como Pedro Ramos ,  del Colegio de Arquitectos.

Escala humana

Sergio Baeriswyl   precisó los aportes de este   naciente organismo para generar políticas de planificación que apunten hacia la creación de ciudades armónicas, sustentables y a escala humana.

El ente asesor, si bien realizará un diagnóstico y establecerá los criterios más adecuados de los procesos de planificación de largo plazo, emitirá conclusiones que deberán ser tomadas como “sugerencias”.

Baeriswyl   destacó que “los desafíos de Ñuble ,  de Chillán y de las ciudades de la  re gión, precisamente van a ser la primera meta de este  Consejo. Se va a realizar un diagnóstico para la próxima sesión, muy completo. Nosotros vamos a colaborar en ello, porque tenemos información bastante detallada desde el nivel central para poner sobre la mesa cuál  es la línea base y cuando uno tiene la línea base puede saber por ejemplo, cuáles tienen que ser las prioridades del con s e jo”.

Según los antecedentes y la experiencia que maneja el experto, existe una serie de temas que probablemente surgirán como fundamentales y que deberán ser encarados en la  región y en Chillán.

“Transporte público, más áreas verdes, más integración social, mejor coordinación de obras de infraestructura, mejor conectividad, patrimonio, en fin, son temas que espontáneamente uno ha visto que han surgido en todas las ciudades y creo que aquí también van a aparecer dentro de la discusión”, destacó Baeriswyl.

El arquitecto   añadió que “como las ciudades tienen tantos temas, necesariamente hay que tomar prioridades y para tomar éstas, se necesita el diagnóstico ,  que es el propósito que se va a presentar en los próximos 60 días y que se va a  mostrar   a los consejeros para que se definan las prioridades”.

Altura de edificios

Uno de los temas que será analizado por el Consejo es el de la altura de las edificaciones en la ciudad de Chillán, particularmente la existencia de numerosas torres de departamentos de 14 o más pisos que están surgiendo en el centro , además de   dos estructuras de 22 pisos frente a la  M u nicipalidad,  el edificio   Paseo Los Héroes de Invertrust Spa, orientados al comercio, oficinas y hotelería , los que  superarán los 70 metros.

Sergio Baeriswyl   subrayó que la altura de los edificios, es un tema que puede ser analizado desde dos perspectivas en el desarrollo de las ciudades.   “ La altura de los edificios es un problema, pero simultáneamente son una solución. Es una cosa bien compleja, pues por un lado la densificación de la ciudad está en el eje nacional de la Política de Desarrollo Urbano, es decir la ciudad se tiene que densificar, porque los impactos que produce la no densificación son infinitamente m á s  complejos. Crecer en expansión   (horizontal) y consumir suelo agrícola y sistemas naturales, tiene costos muy elevados. Además, tiene costos para los usuarios, porque se tienen que trasladar mucho tiempo para poder acceder a sus    l ugares de empleos o servicios”.

Desde esta perspectiva, subrayó, la densificación parece ser un fenómeno deseable y que debe ser promovida en las ciudades como Chillán, “pero no a todo costo, a todo evento y por eso hemos definido el concepto de densificación equilibrada”.

Este concepto, que parece ser clave para el desarrollo sustentable de las ciudades, fue publicado recientemente y contiene cuatro criterios para definir la “densificación equilibrada en las urbes.

A partir de las ideas expuestas en esa publicación, pasaron a la etapa siguiente que es la elaboración de un manual que van a ofrecer en las ciudades para que puedan con mayor facilidad establecer cuál  es la altura adecuada que permita una convivencia relativamente armónica y “no se produzcan las distorsiones que estamos viendo”.

Dentro de los criterios establecidos para propiciar la densificación, se encuentra que este proceso de construcciones en altura   debe ser efectuado sobre   todo “donde la infraestructura sea suficientemente buena y donde haya equipamiento capaz de absorber eso s  nuevos habitantes adecuadamente”.

En este esquema surge la primera de las sugerencias .  que apunta a que la construcción en altura debe fomentarse donde haya “áreas verdes, conectividad colegios y servicios”.

En segundo lugar, aquella manera de construcción “tiene que ser con integración social para que no ocurra lo que ha sucedido en Santiago, en que se construyó por ejemplo Bajos de Mena y otros en La Pintana, que son barrios segregados, pues se llevó a la periferia las familias más modestas”.

“La densificación  e integración revirtió ese proceso y permite que en zonas centrales puedan vivir personas de modestos ingresos con mayores ingresos”, destaca Baeriswyl.

Como  tercer   criterio, se sugiere que el proceso para densificar “sea armónico y que la altura de los edificios esté relacionada con el espacio público existente alrededor ” .

Este esquema, que viene siendo estudiado desde hace más de 200 años, plantea una relación entre el espacio p úblico y la altura, de tal manera que un edificio idealmente, no debe superar 1,5 la altura respecto del ancho de la calle. Es decir si la calle tiene 10 metros ,  no debería ser más alto de 15 metros y si la calle tiene 20 metros de ancho el edificio no puede superar los 30 metros”.

Esta, que es una norma internacional y que según el arquitecto se usa en Berlín, fue ocupada por mucho tiempo “en Santiago ,  en Concepción, hasta la década de los 50 del siglo pasado y después de los 50 lamentablemente se dejó de usar y en gran parte estos problemas de las torres que han aparecido, no coinciden con esa lógica y lo que queremos es sugerir, recomendar ,  que se vuelva a aplicar ” .

“ Como cuarto factor, propondrían en esta  ‘ densificación equilibrada ’   sea con cohesión, lo que implica  q ue las personas que viven adentro tiene n    que desarrollar capital social, confianza, conocerse entre ellas y haya seguridad, en fin ,   crear una comunidad y para eso es necesario que no sean excesivamente grandes”.

Según este criterio, las comunidades habitacionales no debieran superar las  1 00 unidades habitacionales, lo cual debiera ser el límite para que las comunidades se puedan organizar, conocer y funcionar como tales.

Desafíos

El  intendente Martín Arrau, quien preside el Consejo, indicó que “estamos contentos de haber partido con la primera sesión del Consejo de Desarrollo Urbano, una instancia donde colaboramos entre todos, personas con muchísima experiencia representando al mundo de la construcción, universidades, de organizaciones sociales, del Estado, municipios, para soñar y proyectar cómo construir espacios que den más oportunidades, más felicidad, más tranquilidad a los habitantes de la región”.

La instancia pretende enfrentar los desafíos que supone el crecimiento explosivo de la población y la expansión de la vida urbana; buscando propuestas de acuerdo a las realidades de nuestras ciudades y de nuestra región, considerando nuestras particularidades demográficas, geográficas, sociales y culturales.

El  seremi de Vivienda, Carlos Urrestarazu Carrión, destacó que uno de los desafíos del Consejo es “tener una mejor ciudad, más equitativa, una ciudad mucho más justa. Eso es lo que buscamos como Ministerio, tener ciudades más integradas”.

En tanto, el alcalde Sergio Zarzar   (quien figura como director del Consejo), planteó que  la entidad   reúne “a  actores fundamentales para la planificaci ó n de la ciudad ”.

“Q ueremos estar en las mejores condiciones para entregar mejores beneficios . En Chillán,  hay cosas favorables y otras cuestionadas  y hay temas que  mejorar e instalar . E n  ese sentido estamos en  una  instancia favorable ,  con personas de experiencia , como  arquitectos ,  ingenieros ,  autoridades de la región   e invitados  que entregarán sus conocimientos al desarrollo de la ciudad”, subrayó Zarzar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/