Close
Radio

Confirman muerte de pinteño por influenza AH1N1

Profundo dolor existe en Pinto por el fallecimiento de Guillermo Andrés Godoy Rodríguez, quien se encontraba internado por influenza A H1N1 en el hospital de Talcahuano.

El paciente, de 44 años, ingresó el 18 de mayo a la Unidad de Cuidados Intensivos del complejo asistencial Las Higueras y ayer miércoles pese a los esfuerzos médicos no resistió una operación al pulmón.

Leer más: Pinteño internado en la UCI por influenza AH1N1 requiere donantes de sangre

En medio del dolor, su actual pareja Edith Maureria confirmó su partida este jueves a La Discusión.

“Ayer lo operaron, entró a pabellón y no resistió la operación como ya estaba débil tuvo una falla en el corazón y no resistió. Tenía la esperanza de que el médico me dijera otra cosa, porque me explicó la operación y todo, pensé que sería otra la respuesta”, expresó.

La cirugía era de alto riesgo debido a la gravedad del estado de Guillermo, quien cumpliría el 18 de julio dos meses de hospitalización en ese recinto médico.

“Ingresó a pabellón, porque un pulmón comenzó a sanar, pero cuando le hicieron un examen el pulmón tenía como una especie de “costra” que debía sacar, entonces, en ese momento se encontraron con otra cosa, que tenía mucha sangre y líquido acumulado en el pulmón. Tuvieron que hacer la incisión más adentro y ahí no resistió”, detalló Edith.

Antes de contraer el enfermedad los cercanos a Guillermo aseguran de que era un hombre sano y que no se había vacunado contra la influenza por no pertenecer a los grupos de riesgos priorizados por la campaña del Ministerio de Salud.

“Estaba cansado ya, nosotros íbamos a cumplir casi año, llevamos poco, pero estuvimos en lo mejor de la relación, todos me dicen que lo importante es que lo hice feliz. Ayer cuando me llamaron del hospital pensé que me estaba esperando a mi para despedirse. Me quedo con eso, los dos fuimos muy felices”, expresó.

Pesar reina en Pinto, donde sus cercanos y amigos se han trasladado hasta la casa de la mamá de Guillermo para dar el último adiós. Sus funerales serán en el cementerio municipal.

Guillermo, quien era chofer de camiones de una empresa agrícola, era separado y tenía dos hijos de su anterior relación, de 11 y 16 años. Hace casi una año había comenzado un pololeo con Edith, quien es oriunda de Valparaíso.

“Lo bueno que el tiempo que el estuvo nos preparó de cierta manera para su partida, porque igual fue harto tiempo que estuvimos así, y él estaba sufriendo harto, el 18 de cumplía dos meses en el hospital”, dijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top