Close
Radio

Con aglomeraciones comienza vacunación contra la influenza

A pesar del llamado que hicieran las autoridades regionales y comunales para evitar aglomeraciones, cientos de personas llegaron hasta los Centros de Salud Familiar (Cesfam) municipales de Chillán,  y el Violeta Parra, dependiente del Servicio de Salud Ñuble, con el fin de acceder a la vacuna contra la influenza, durante el inicio de la campaña de vacunación.

Como consecuencia de la emergencia producida por el Covid-19 y su rápida irrupción en el territorio nacional, sobre todo en Chillán, cuyos casos elevan a la región a ser la segunda con más casos en el país,  detrás de la Metropolitana, las autoridades adelantaron la vacunación contra la influenza, teniendo como fin evitar la exposición de la población a dos enfermedades similares.

Ayer el intendente Martín Arrau, las seremis de Salud y de Desarrollo Social, Marta Bravo y Doris Osses, respectivamente, acudieron al Hogar de Ancianos José Agustín Gómez de Chillán para entregar información sobre ambas enfermedades e inmunizar a los residentes contra la influenza.

En la ocasión las autoridades aclararon que la inoculación contra aquella no tiene efectos sobre el coronavirus, que es una enfermedad para la que no existen vacunas por el momento.

Lo que se pretende lograr con la protección contra la influenza es evitar que en caso de que las personas contraigan Covid-19, se sumen los síntomas de ambas, lo que puede agravar los cuadros.

La gran demanda de las vacunas, que no se esperaba por parte de las autoridades, llevó a que se definieran rápidamente las estrategias para lograr que la defensa contra la influenza se realice de manera tal que la población de riesgo acceda al tratamiento de manera controlada.

Para la inoculación en marcha se maneja un margen relativamente amplio, mencionó la seremi de Salud Marta Bravo, considerando que aún no existen casos de influenza, la cual no se presentaría en el corto plazo en la zona.

¿Cómo se vacunará?

Desde el nivel municipal la directora de Salud, Ximena Meyer, precisó que existe una serie de alternativas que implementaron apenas tomaron nota de la alta afluencia de personas a los centros asistenciales del nivel primari, lo que generó aglomeraciones, justamente lo que se quiere evitar por el coronavirus.

Entre las primera estrategias establecidas figuró la reconversión de especialistas que trabajan en planes odontológicos para que colaboren con el proceso de vacunación, el que requerirá más personal.

Además se está reclutando profesionales con experiencia en consultorios para que apoyen en terreno la inoculación, pues es un hecho que los equipos tendrán que salir a atender pacientes incluso a sus hogares, sobre todo a los que tienen movilidad reducida.

La profesional indicó que a nivel comunal esperan usar otros espacios para vacunar,  como por ejemplo salas de clases de algunas escuelas, previamente sanitizadas y que den garantías para realizar aquellos procesos.

El intendente Martín Arrau explicó que la vacunación contra la influenza “no es contra el coronavirus; pero cuando se suman dos enfermedades se pueden mezclar síntomas; por eso estamos haciendo una campaña dura contra la influenza con esta vacunación y el llamado es a estar vacunados, pero el coronavirus se previene evitando los contactos sociales”.

La seremi de Salud, Marta Bravo, destacó que en Ñuble para una población de 480.000 personas, las dosis disponibles llegan a 215.100. De esas, la mayor cantidad está orientada a los Adultos Mayores, con 76.075, mientras que las que tienen como finalidad proteger a los niños llegan a 64.986.

La vacunación, informó la Seremi de Salud, es gratuita para embarazadas; personas mayores de 65 años; niños desde los seis meses hasta los 10 años (5º Básico) y enfermos crónicos. 

La profesional complementó que ante la suspensión de clases en los establecimientos educacionales -durante dos semanas por contingencia Covid-19- se ha acordado con los municipios establecer una calendarización de la campaña de vacunación para los escolares, en forma parcializada, con horarios distintos por curso, en los mismos colegios y en sectores debidamente sanitizados. 

“Esa calendarización será informada oportunamente. Nuestra meta es que las personas del grupo objetivo, se vacunen a más tardar en abril, para lograr la inmunidad necesaria antes de que llegue el invierno”, puntualizó Bravo, añadiendo que en Ñuble se inmunizará a 64 mil niños y niñas de 6 meses a 10 años; 76 mil adultos mayores; 47 mil enfermos crónicos; y 4.983 embarazadas; entre otros grupos prioritarios.

El director del Servicio de Salud Ñuble, Ricardo Sánchez, enfatizó que “todos los establecimientos de salud de la región estarán vacunando a las personas que forman parte de los grupos de riesgo, y también, contaremos con equipos que saldrán a inmunizar a los adultos mayores, ya que necesitamos evitar las aglomeraciones de personas”.

Sánchez comentó que “hacemos un llamado a la calma, ya que la inmunización contra la influenza se extenderá por ocho semanas. Por lo tanto, si no alcanzó a vacunarse hoy, puede hacerlo durante los próximos días”.

La vacunación gratuita para los gruposobjetivos en consultorios y vacunatorios privados en convenio de todo el país perdurará hasta haber inmunizado a, por lo menos, el 85% de esa población.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top