Close
Radio Radio Radio Radio

Ñuble es la región con menor cantidad de rezagados en vacunación contra el Covid-19

Mauricio Ulloa

La región de Ñuble ha tenido un exitoso proceso de vacunación contra el Covid-19, en la población de 50 años y más. La cobertura alcanza un 87,2% (159.225 personas con primera dosis), cifra que convierte a la región en la primera a nivel país en tener la menor cantidad de personas rezagadas con un 12,8%, es decir, 23.291 personas que aún no se han inoculado a la fecha.

El proceso ha sido eficiente en comparación a otros territorios del país, debido a una serie de estrategias que han desplegado los equipos de salud en Ñuble.

Así lo aseguró la seremi de Salud, Marta Bravo, quien, además, destacó la cultura de vacunación existente en la región de Ñuble.

“En Ñuble hemos dispuesto 76 puntos de vacunación, lo cual ha permitido que muchas personas y con todas las medidas sanitarias puedan ir a los puntos de vacunación. En este proceso, liderado por la Seremi de Salud, se ha mantenido una comunicación constante con todos los equipos en las comunas, reuniones de capacitación permanentes (todas las semanas), y también como región somos históricamente una región con altos índices de vacunación, lo cual demuestra una cultura en la inoculación. Además, de lo habitual se han realizado rescate de usuarios que no tienen sus vacunas, estrategias de visitas domiciliarias, entre otros”, detalló la doctora Marta Bravo.

Para adherir al proceso a aquellas personas que han sido convocadas, pero que no han participado aún, por distintas razones, se han realizado diversas acciones.

“Tenemos 12.8% de rezagados. Se están realizando rescates telefónicos, atención en lugares tales como colegios, iglesias y sedes vecinales para acercar la vacunación a la comunidad. Segundo, es una cifra que debe ir aumentando, que actualmente está condicionada por el factor edad, ya que para nosotros siempre es bueno un delta de 15 % en un proceso de vacunación normal, pero por la importancia siempre esperamos aumentar idealmente al 100%”, detalló la seremi de Salud.

Por su parte, el intendente Cristóbal Jardua indicó que “el porcentaje de rezagados es muy bajo, cerca del 10%, y también va a depender del rango etario que nos preguntemos. La vacuna ha sido efectiva y nuestra región de Ñuble lo ha demostrado, hoy son muy pocos los pacientes que tenemos en nuestros hospitales sobre los 60 años, los pacientes que se están complicando y llegando a camas críticas son los rangos etarios más bajos, entre 59 y 30 años, así que el llamado a nuestros vecinos es que vean nuestras estadísticas durante muchos meses quienes ocuparon las camas críticas eran los adultos mayores, hoy ellos están vacunados y no tienen mayores complicaciones, el problema lo tenemos con las personas que todavía no están vacunadas”.

La autoridad reiteró que los resultados obtenidos hoy día se deben al empeño y coordinación de los funcionarios de salud municipales, la Seremi y Servicio de Salud para llevar a cabo el despliegue del programa de vacunación contra el Covid.

“Queremos seguir vacunando porque queremos comenzar a retomar ciertas libertades que de alguna manera han perjudicado sobremanera a algunos rubros esenciales, que han tenido que cerrar o no funcionar con los aforos que ellos requieren para poder tener un óptimo funcionamiento a su capital de trabajo, así que de a poco avanzamos, y paciencia para que sigamos mejorando sin dejar de lado el autocuidado y la responsabilidad”, agregó.

Desinformación

La infectóloga del Clínica Universidad de los Andes, Mabel Aylwin, destacó que el habilitar numerosos centros de vacunación en la región de Ñuble fue esencial para lograr inmunizar en menor tiempo a gran parte de la población.

“La implementación en Chillán de los centros de vacunación fue espectacular, hay muchos centros de vacunación en Chillán y alrededores para el tamaño de la región y la cantidad de población, esa parte la verdad que fue un punto a favor. El acceso a la inmunización ha sido super bueno, expedito, estuvo bien organizado y es una de las razones por la que han logrado esta gran cobertura en la vacunación contra el Covid”, dijo.

En relación a las personas que aún no participan del proceso, la doctora señaló que la desinformación en torno a las vacunas, sus orígenes y efectos pueden ser algunos de los motivos por los cuales el 12,8% de rezagados aún no se ha vacunado.

“Pueden tener un montón de factores, de ellos el más importante creo que es la desinformación o la mala información respecto a los factores de riesgo y al origen de las vacunas. La vacuna CoronaVac, por ejemplo, es una técnica utilizada hace décadas en vacunas contra la influenza y contra otros virus, no es una técnica nueva, ni diferente solo es un virus nuevo, por lo tanto, los posibles efectos adversos van a ser los mismos que los atribuidos a vacunas ya conocidas y que hemos recibidos en muchas ocasiones”, detalló Aylwin.

Para incentivar a esas personas la infectóloga sostuvo que se podrían desarrollar campañas acorde a la población objetivo, para así lograr no solo la protección personal, sino que la protección en masa contra los efectos del coronavirus.

“No deberíamos necesitar hacer campañas especiales de motivación porque todos hemos sufrido las consecuencias de esta pandemia, tanto a nivel emocional, físico, de salud, laboral, económico, y por lo tanto, no debería ser un tema la inmunización pero somos una población diversa con múltiples formas de pensar, por lo tanto, es necesario hacer quizás campañas diferentes respecto al público objetivo. Una posibilidad, por ejemplo, es implementar otras medidas de estímulo, hay países como Israel en que vacunaban a la gente joven ofreciendo un trago de cerveza gratis y hacían las vacunaciones en los mismos centros nocturnos”, subrayó.

“También una posibilidad es que podamos estimular dando más permisos un poco más liberados a la gente que tenga  la vacuna puesta versus los que no, pero es un tema delicado porque se podría interpretar como discriminación. Es difícil establecer estrategias que políticamente pueden ser mal vistas o cuestionadas con la realidad que estamos viviendo en este minuto, donde los factores sociales influyen demasiado en la toma de decisiones y a veces pueden hacer que no sea la mejor estrategia la que termine implementándose”, añadió.

Campaña educativa

Según el presidente de la Federación Demócrata de Profesionales de la Salud (Fedeprus) Ñuble, Cristian Peña, el bajo número de rezagados se explica, en parte, porque Ñuble fue parte de los primeros grupos de regiones priorizadas en el proceso de distribución de dosis desde el nivel central, donde hubo insistencia de los gremios.

Además destacó la preparación y la experiencia de los equipos de salud que han permitido el avance en el proceso, por la existencia de “un músculo ya creado” en otras campañas de inmunización.

“Si bien al principio Ñuble fue postergada dentro de las regiones prioritarias de la distribución de las vacunas, hubo un importante reclamo de parte de las organizaciones gremiales de salud respecto a esta no consideración, entendiendo que tuvimos focos graves y periodos extensos de cuarentenas, hubo un fuerte reclamo que finalmente logra generar este cambio de orientación en las autoridades y darle la prioridad a Ñuble que correspondía por la condición epidemiológica en ese momento”, expresó.

Si bien es bajo el nivel de personas ya convocadas que aún no asiste al proceso de vacunación, Peña indicó que una campaña comunicacional adecuada para llegar al público masivo puede ayudar a incentivar la participación de ese grupo.

“Esto ya sucede con las campañas de vacunación de todos los años. Hay un número de personas que se resiste a inocularse, y no iba a suceder esto con una vacuna que además se desarrolló en el corto plazo, que la evidencia científica que la valida no tienen el sustento y el peso que tiene un montón de otras vacunas que llevan años. Entonces, es un factor que no se debería haber obviado realizando campañas de educación, respecto a la importancia de la vacuna y su impacto en el control de la enfermedad, educar respecto a las consecuencias y efectos secundarios, es muy probable que podríamos ir rompiendo los mitos  y las personas tendrían una mejor disposición a participar en estas campañas de vacunación”, enfatizó.

Cultura de vacunación

Desde la mirada de la presidenta de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal en Chillán (Afusam), Mónica Salazar, la región siempre ha destacado por una sobresaliente experiencia en procesos de inoculación, y esta vez no fue la excepción, porque ya existe una cultura de vacunación adquirida en la población, que responde adecuadamente a los llamados del personal de salud, y por ende, son pocos los que no concurren.

Además, agregó que se han dispuesto todas las herramientas para que los ñublensinos concurran a los vacunatorios sin problemas.

“Año tras año, tanto por el tema de vacunación de la influenza o cualquier vacunación piloto que se haga, Ñuble siempre tiene un porcentaje muy alto de personas vacunadas. Entonces, es un tema cultural, que la gente es más responsable consigo misma y acepta los ofrecimientos de cuidado que se entregan y lo hacen de buena manera, respondiendo bien a los llamados. Ha existido mucha difusión y muchos puntos de vacunación, porque es importante para que el acceso sea más fácil y expedito, por ejemplo, se vacuna en sedes comunitarias y en los mismos cesfam. Hay todo un despliegue importante de vacunación”, sostuvo.

 

Texto: Antonieta Meleán-Susana Núñez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/