Close
Radio Radio Radio Radio

Comercio local ve con cautela recuperación de fin de año

Cristian Cáceres

Las restricciones al desplazamiento impuestas por la autoridad para enfrentar la pandemia de Covid-19 son la principal amenaza para las ventas del comercio en diciembre, un mes que tradicionalmente es positivo para el sector, y que es considerado por muchos como el “salvador del año”. Y si bien se ha observado una lenta recuperación a partir del tercer trimestre, de la mano del gradual desconfinamiento y el retiro de los fondos de las AFP, en el gremio local existe la preocupación de que este fin de año no sea tan bueno como en años anteriores.

“En diciembre hay varias cosas que nos preocupan. La primera es que volvamos a Fase 1, lo que sería desastroso, porque muchos comercios esperan que diciembre les reverse las cifras rojas del año, diciembre es el mes más esperado, el que más ventas genera, incluso en años de recesión económica”, manifestó el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama.

El dirigente añadió que “el segundo tema es el aforo, que es muy relevante, porque, tradicionalmente, a fin de año, los comercios reforzaban su fuerza de ventas, contrataban personal adicional, y eso hoy no es viable, porque no sacas nada con duplicar el número de vendedores si debido a las restricciones no puedes superar el aforo permitido, ése es un elemento que antes no existía”. Frente a esta situación, postuló que “la única opción es extender el horario de atención de público, es decir, partir más temprano y cerrar más tarde, y eso es algo que los empresarios tienen que evaluar y adoptar, pero todo eso no va a servir si volvemos a Fase 1”.

Respecto a las expectativas de incremento en las ventas, Lama expresó que en todos los rubros se percibirá un mayor dinamismo. No obstante, identificó a vestuario, calzados, accesorios, juguetes, electrónica y tiendas de regalos como los más favorecidos, donde reconoció que el retail se lleva un buen trozo de esa torta, y acotó que este año el e-commerce debiera elevar su participación.

Consultado por el retiro de fondos de las AFP, comentó que efectivamente se observó un alza en las ventas del sector, sin embargo, recordó que la segunda cuarentena que se decretó en Chillán tuvo un impacto negativo muy fuerte. Respecto a un eventual segundo retiro, admitió que posiblemente también inyectará liquidez a la economía local, que debiera potenciar las ventas.

En línea con lo expresado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), el representante local apuntó a algunas variables macroeconómicas que han mostrado un desempeño positivo y que “nos dan esperanzas de una recuperación del crecimiento que se debiera traducir, a su vez, en una recuperación del consumo”, por ejemplo, el precio del cobre y las proyecciones del Imacec para el último trimestre del año.

Asimismo, Alejandro Lama mencionó que el empleo en la región de Ñuble, cuyo comportamiento es marcadamente estacional, debiera mejorar en estos meses, con el comienzo de la cosecha de varios cultivos. “Ese trabajador del sector agrícola va a demandar bienes y servicios en el comercio, Ñuble es una región agrícola, y el movimiento en el comercio es el reflejo de cómo anda la agricultura”.

A nivel nacional, Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC, sostuvo que “para adelante, se espera una lenta recuperación; variables más bien transitorias han sido las que han impactado positivamente al sector y para el último cuarto del año ayudará la menor base de comparación producto del estallido social de 2019, que afectó a las principales ciudades del país, sobre todo, en los meses de octubre y noviembre”.

La profesional acotó, además, que “el mercado laboral ha venido mostrando mejores resultados en los últimos trimestres móviles, pero aún estamos frente a altos niveles de desempleo. A su vez, las familias están enfrentando una alta carga financiera de la mano de una reducción de sus ingresos, lo que afectará su comportamiento de compra futuro. Por eso la recuperación efectiva del consumo va a depender de la capacidad de recuperar empleos formales y de calidad”.

De igual forma, Silva planteó que “ante este difícil y desafiante escenario que estamos atravesando, enfrentamos también la posibilidad de posibles rebrotes y a esto se suma también un grado no menor de incertidumbre interna ante los distintos procesos políticos que estamos atravesando”.

“Se estima, eso sí, que lo peor ya pasó -continuó la ejecutiva de la CNC-, el Banco Central, en su IPoM de septiembre ajustó sus expectativas de crecimiento hacia arriba mencionando que han aparecido signos de estabilización y mejoras en ciertos sectores, junto a las últimas cifras de contagio que dan cuenta de un mejor escenario sanitario”.

Cautela

A pesar del mejoramiento de los números, las expectativas del sector son más bien moderadas. El presidente del gremio reconoció que existe cautela respecto de la cantidad de mercadería que se adquirió para la venta, por el temor a una nueva cuarentena que los obligue a quedarse con todo. “Aparte de eso, ha habido problemas de abastecimiento, los embarques no han llegado a tiempo, hay un quiebre de stock en varios productos importados”, reconoció.

Frente a la incertidumbre que genera un eventual retroceso en el desconfinamiento de Chillán y a la dificultad que representa para muchos locales el aforo máximo permitido, Lama insistió en que “el llamado que hacemos siempre es a adelantar las compras, y este año con mayor razón. De esa forma, podemos evitar las aglomeraciones y no esperar hasta el último día”.

De hecho, la CNC hizo un llamado a las empresas a adelantar el pago de los aguinaldos, pues ello contribuiría a ese objetivo.

Asimismo, el timonel del gremio local planteó que “el llamado también para el comercio es a expandir su horario de atención, ya que actualmente, a las 18 horas casi todos los locales están cerrados y eso no puede ser, eso no es sostenible. Hay que ampliar el horario para atender bien a los consumidores, que se aglomeran en las mañanas y en la tarde andan muchos menos. Hay que cambiar esa práctica, y es todo un círculo, porque, por una parte, los bancos no ayudan mucho, porque solo atienden en las mañanas; la movilización, que es más escasa en la tarde; o el mismo mercado, que cierra más temprano, todo eso hay que cambiarlo”.

Lama recordó que, pese al estallido social del año pasado, diciembre fue un mes positivo, razón por la cual no pierde la esperanza de que este año no sea la excepción. Sin embargo, reconoció que, a diferencia de otros años, el sector no generará muchos empleos adicionales.

Anticipar compras

En el caso de la tradicional tienda de vestuario El Gallo Blanco, su propietaria, Soledad Benítez, expresó que “el principal temor que tenemos es que nos cierren, así como ocurrió en septiembre”, en alusión a la segunda cuarentena que afectó a Chillán. “He comprado mercadería con mucho optimismo y esperando de todo corazón que los ñublensinos prefieran el comercio local; si no nos cierran, yo creo que diciembre debiera ser bueno, aunque nunca tanto como para salvar el año”, dijo la empresaria, quien reconoció que fue más cauta al momento de comprar: “últimamente, la tecnología, el comercio electrónico están liderando las compras de regalos, aunque también hay clientes que siguen prefiriendo el comercio tradicional”.

De cara a las ventas de Navidad, Benítez detalló que el aforo máximo de su local es de ocho clientes, un número que según dijo, le permitirá operar con normalidad sin generar filas en el exterior.

Indicó, no obstante, que el llamado a anticipar las compras ha tenido eco en algunos. “Hemos percibido que hay quienes están adelantando sus compras navideñas por el temor que existe a que se declare una nueva cuarentena y el comercio deba cerrar, hemos vendido varios productos para regalo de Navidad”, pero también advirtió que las compras se concentran principalmente hasta las 14 horas, lo que favorece las aglomeraciones en el centro. “Y en eso también influye que en la tarde hay muy poca movilización y nadie regula eso, a pesar de que se trata de un servicio público”, criticó.

Recuperación gradual

Otro comerciante que espera un positivo diciembre es Fernando Escrig, gerente de la librería Bluemix. “Veo que la actividad se está empezando a recuperar, hay más movimiento que hace un par de meses, creo que vamos a tener un buen diciembre, lo que más me preocupa no son las ventas, sino la parte sanitaria, que ojalá nos podamos comportar y nos cuidemos”, declaró, al tiempo que advirtió que “con una nueva cuarentena, ahí sí que vamos a morir”.

“Esperamos que este año diciembre nos traiga más tranquilidad, hemos incorporado algunas líneas de productos orientadas a regalos de Navidad, pero con sentido, es decir, cosas que pueden ser útiles para realizar manualidades en casa o para compartir en familia”, expuso.

En el caso de Bluemix, el aforo máximo no representa un problema, ya que el tamaño del local permite atender hasta 40 personas. “No hemos tenido filas afuera del local y esperamos que eso no ocurra, así como tampoco queremos que se produzca congestión al interior del local, por eso hemos liberado espacios para mejorar la circulación”, explicó Escrig.

El ejecutivo reafirmó lo señalado por Lama en el sentido de la importancia de adelantar las compras para evitar aglomeraciones y volver a atender en un horario normal, que en el caso de Bluemix es entre 9.30 y 19.00 horas. “Estuvimos bastante tiempo con un horario reducido, hasta las 17 horas, y ahora estamos abiertos hasta las 18.30, por lo que esperamos en los próximos días cerrar a las 19.00 horas”, comentó.

“También es importante aprovechar las herramientas tecnológicas, como el comercio electrónico. Ya aprendimos que tenemos que estar presentes en internet, con un sitio web, con presencia en las redes sociales”, añadió.

De igual forma, sostuvo que así como en años anteriores, a partir de este mes comenzó a reforzar su equipo de ventas con personal de apoyo para las ventas de diciembre y del verano, cuando se concentran las compras de útiles escolares.

Escenario incierto

En opinión del economista Renato Segura, director del CER Regional, “será un fin de año muy difícil para el comercio. Las restricciones de funcionamiento y de aforo para la atención de público van a estar muy presentes al momento de sacar las cuentas en el balance de fin de año”.

Asimismo, sentenció que “el segundo retiro del 10% tendrá un menor efecto en el comercio detallista y un mayor efecto en la demanda de bienes de capital. Las personas enfrentan un escenario económico incierto, por lo cual tienen una mayor propensión a invertir sus ingresos transitorios en bienes durables para enfrentar eventos de baja liquidez”.

En esa línea, reconoció que a diferencia de años anteriores, la capacidad del comercio de generar empleos adicionales se verá disminuida. “Éste es uno de los efectos más graves de la crisis del sector comercio. Las actuales condiciones de funcionamiento y expectativas futuras de la evolución de la crisis sanitaria han mermado significativamente la capacidad del comercio para generar empleos. Era habitual que, durante los últimos meses del año, el comercio tuviera la capacidad de reactivar la demanda de trabajo. Hoy día, en cambio, el comercio enfrenta un escenario mucho más restringido en su capacidad de atención física de público, lo que se traduce en una menor demanda de empleo estacional”.

Segura sostuvo, sin embargo, que el dinamismo agrícola podría contribuir a estimular el consumo en diciembre. “Afortunadamente, la industria agrícola, por ser un sector estratégico, no ha visto mermada su capacidad de generación de empleos. En este sentido, contribuirá a generar mejores condiciones para recuperar el consumo. Empero, no debemos olvidar que los hábitos de consumo han cambiado radicalmente durante la pandemia. La actividad del comercio electrónico ha tenido un aumento significativo en desmedro del comercio establecido tradicional”.

En resumen, el académico estimó que “en el corto plazo y mientras dure el período de adaptación, la situación del comercio de Ñuble será extremadamente compleja. La logística, las herramientas de atención de público, el modelo de negocios y el perfil de los trabajadores requeridos, han cambiado. Los comerciantes que puedan adaptarse al cambio tendrán mejores chances de sobrevivir”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/