Close
Radio Radio Radio Radio

Chillanejos diseñan prototipo para crear respirador mecánico

Hemos escuchado la frase “las mejores ideas, salen en tiempos de crisis”, y prueba de ello, es el proyecto que está desarrollando la empresa Emivicon Ingeniería, que ha puesto toda su experiencia y dedicación para crear un prototipo de respirador mecánico, ante el déficit de equipos para atender a pacientes con Covid-19 que estén en estado grave.

La crisis que viven países del mundo a causa de la pandemia, dejando a miles de fallecidos, en su mayoría adultos mayores, fue lo que motivó a los cuatros socios de la empresa, tres chillanejos y uno oriundo de Los Ángeles, ha elaborar el aparato.

“¿Qué va a pasar con los adultos mayores cuando ingresen a los niños, y empiecen a priorizar el uso de los ventiladores mecánicos?, porque lo que vemos en otros países, es que siempre van a priorizar a los niños, entonces a los adultos mayores los van a dejar de lado, y ahí se va a colocar triste la situación. Sólo se necesita un ventilador mecánico que cumpla su función“, explica Julio Delaunoy, ingeniero agroindustrial y gerente de la sociedad.

Delaunoy, de 40 años y egresado de la UdeC, trabaja en el taller ubicado en la calle Las Canoas, en Chillán Viejo, junto su hermano Santiago Delaunoy (técnico electromecánico), Fernando Bolaños (ingeniero agroindustrial) y Pablo Velázquez (ingeniero ambiental). Dos se dedican a la parte mecánica y otros dos al software de control del respirador artificial.

“Llevamos dos semanas trabajando en el proyecto, primero evaluando qué materiales íbamos a ocupar para desarrollar el prototipo, después evaluando componentes como el motor, la válvula de abertura, después empezamos a armar. Por la experiencia que tenemos, más o menos 15 años en desarrollo industrial, no se nos complica el armado de este tipo de equipos, y en tan poco tiempo logramos tener un prototipo al que todavía le faltan detalles”, dice.

Funcionamiento

“Básicamente, es un pistón que empuja el aire que es absorbido del ambiente, donde va haber un filtro, pasa por una válvula que al momento de respirar se abre, y al momento de hacer la presión para enviarlo al paciente se cierra esa válvula, y se abre otra válvula que deja pasar el aire hacia el paciente. En modelo final, va haber una entrada de oxígeno puro que estará controlado por una electroválvula y va a permitir que el oxígeno entre con partículas de aire en un porcentaje que van determinar los profesionales de salud, quienes son los que tienen que evaluar el equipo”, comenta el chillanejo.

Son dos los modelos de ventiladores mecánicos que diseñan los profesionales: uno puede ser manipulado por personal de salud, y el otro, puede ser usado por los pacientes estando en sus propios hogares.

Uno viene con los controles prediseñados y parámetros ya incrustados en el software. Es un equipo que puede ser usado en una casa, hogar de ancianos, o consultorio más pequeño, y el otro, viene para manipular los parámetros como el flujo de aire que va entrando a la máscara, la cantidad de oxígeno que entra, que quede a criterio de un profesional”, detalla Delaunoy.

Asegura que un equipo básico, de los que adquieren los centros de salud, puede costar sobre el $1 millón 200 mil, mientras que armar el respirador diseñado significa una inversión de $350 mil pesos.

“El problema es que a lo mejor Chile va a tener los recursos para comprar respiradores mecánicos, pero ante la emergencia, todos los países están solicitándolo, por lo tanto, a todos les van a llegar atrasados los equipos (…) Creo que podríamos sacar unos cinco respiradores por día, incluso podrían ser más porque tenemos una red de contactos que trabajan en industrias, y en asociación con esas personas, podríamos sacar cerca de 10 respiradores”, agrega.

Llamado a las autoridades

Desde hace una semana el trabajo no logra avanzar, pues a los prototipos no les han podido efectuar los detalles finales. Desde que se implementó el cordón sanitario y la cuarentena total, no pueden salir a comprar los componentes eléctricos faltantes. Solicitaron la colaboración de autoridades para conseguir permisos para movilizarse fuera de Chillán pero fue en vano.

“Empezamos con el Servicio de Salud y la Seremi de Salud, enviamos el video del respirador y les contamos que pensamos de que iba a pasar y va a quedar la embarrada en Chillán en unos dos o tres semanas más. Se les pidió permiso para trabajar, no se le pidieron recursos, solo una autorización a la cual nadie se negó, pero nadie hizo nada”, admite.

El gerente de Emivicon Ingeniería exhortó a las autoridades de Ñuble a respaldar este proyecto que puede ser la diferencia para salvar la vida de los pacientes con con coronavirus.

“Nos gustaría que la autoridad se comprometiera con esta iniciativa, el fin es el que mueve. Les pido que por favor nos apoyen, estamos hablando de personas que van a morir y eso no es algo inventado, es lo que está pasando en otros países. Los alcaldes, que son los más cercanos a los vecinos, que puedan visualizar lo que significa esta idea de construir un prototipo de respirador artificial para beneficiar seguramente a sus ciudadanos”, subraya.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/