Close
Radio

Cetma busca ser actor relevante en el desarrollo de Ñuble

En su tercer año de trabajo con unos 400 emprendedores de diversas comunas de las regiones de Ñuble y Biobío, el Centro de Extensionismo Tecnológico en Manufactura (Cetma UdeC) se ha posicionado como referente a nivel local en potenciar distintas iniciativas que ayudan el desarrollo económico y generan fuentes de empleo.

Esta instancia, creada bajo el alero de la Universidad de Concepción y con el vital respaldo de Corfo, ha tenido muy buena respuesta de un importante número de personas, las que, con motivaciones variadas, se han hecho parte y hoy sus esfuerzos comienzan a dar resultado. En Ñuble cerca de 120 empresarios han encontrado en el Cetma el apoyo necesario para llevar adelante sus iniciativas.

Para el director del Cetma, José Antonio Carrasco, Ñuble es un muy buen ejemplo de lo que se debe realizar, y las proyecciones son auspiciosas.

“En Ñuble ocurren dos cosas, hay gran efervescencia y entusiasmo de las autoridades y algunos empresarios que, por el hecho de tener una región, ahora propia, permita desarrollar un ecosistema propio, que es lo que todos esperamos, pero por otro lado, tiene una materia prima que presenta condiciones de base que hacen bien desafiante el tema para poder concretar las que tienen los actores. O sea, Ñuble tiene una población con altísimos porcentajes de ruralidad, con problemas de conectividad, de internet, una población de adultos mayores muy importante en donde la formación de capital humano también tiene una fuga. La gente que se educa en Chillán se va a trabajar a otras partes del país, entonces eso configura una oportunidad, pero depende de una muy buena coordinación de los actores, no solo buena voluntad, sino que las casas de estudio, las autoridades públicas, las empresas importantes de la región, deben poder generar un modelo que dé oportunidad para quienes deseen hacerlo”.

En este ámbito de temas, el fracaso ante una nueva iniciativa siempre aparece como posible en el horizonte de los emprendedores y con ello condicionar la proyección en el tiempo.

Carrasco indica que un fallo inicial es muy probable: “lo más probable es que cuando uno se inicia en esto no necesariamente le va bien la primera vez y en vez de emprender decide tomar una alternativa más tradicional como empleado. O sea, para que eso no ocurra hay que promover muy fuertemente el emprendimiento”.

El profesional explicó que “específicamente en Ñuble, yo creo que se está haciendo un muy buen trabajo de crear un espíritu de que se pueden hacer las cosas y yo creo que se va a necesitar apoyo de regiones que ya van más avanzadas en esto como Biobío o Maule. En particular, en Talca tienen un ecosistema pequeño, pero da algunos buenos resultados a la fecha, por lo que creo que debiesen tomar buenas prácticas de otras partes para tampoco inventar lo suyo, porque nosotros en Chile somos muy buenos para que cada vez que se crea algo digamos ‘yo lo hago a mi manera’, pero también tomar las prácticas exitosas de otras partes”.

Agroindustria y forestal

A la hora de ver sectores de importancia en esta materia en la región de Ñuble, el agroindustrial y forestal destacan por razones obvias.

“En el agroindustrial, que es tradicional e históricamente más potente de Ñuble, creo que hay una gran necesidad por tecnificar y tecnologizar los negocios, en particular, por los temas de inminente falta de agua, que van avanzando por temas del cambio climático, ya que hay cada vez una mayor conciencia sobre el correcto uso del agua. Creo que hay una importante necesidad de tecnificarlo, apuntar a nichos de mayor valor agregado, pensando en productos como la cereza y los berries”, comentó Carrasco.

“En el sector forestal de Ñuble -añadió- también tiene oportunidades, porque no han tenido las dificultades que se tuvieron en Maule con los incendios forestales. El volumen de biomasa forestal que se perdió fue menor proporcionalmente que lo que se perdió en Maule, por tanto, están en mejor pie los empresarios del aserrío y forestal de Ñuble, pero diversificando esos sectores de mayor valor agregado. Si se continúa con la venta de las mismas piezas que se han vendido tradicionalmente en madera, creo que es un negocio que no tiene perspectivas más allá de cinco años. La tarea es diversificarse y agregar mayor valor en la producción que están haciendo, a través de la producción de mobiliario, por ejemplo, de casas o de otros usos de la madera que no sean simplemente los productos del aserrío, que son commodities muy genéricos y que no permiten diferenciación”.

Proyecciones

Consultado por el futuro del Cetma y sus expectativas, su director fue enfático: “nosotros creemos que el Cetma se puede transformar en un actor muy relevante del desarrollo económico de las regiones donde está presente, por las capacidades de articulación que tiene y por la visión multidisciplinaria que le entregamos a los proyectos en los que trabajamos. Creo que también en términos académicos podemos generar una muy buena vinculación entre los alumnos y la realidad productiva local, para evitar que se genere este problema que los alumnos se van a Santiago a la gran empresa. La Pyme tiene que ser una buena oportunidad de trabajo para los estudiantes universitarios”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top