Close
Radio Radio Radio Radio

Cancelan Fiesta de Año Nuevo para reparar destrozos urbanos

Como sensata, previsible e incluso en línea con lo que habían planteado concejales en los días anteriores, fue calificada la batería de medidas planteadas por el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar,  para enfrentar los efectos que generaron  las manifestaciones ciudadanas que apuntan a cambios de fondo en la distribución de ingresos a nivel nacional y mayor equidad social.

Los disturbios generaron pérdidas millonarias para bienes municipales y públicos. De aquellos, la entidad edilicia deberá enfocarse en reponer el mobiliario urbano del centro, a la vez que recuperar señalética destruida y semáforos vandalizados, entre otros efectos del estallido social.

Como ejecutar las reparaciones tiene un gasto considerable para las arcas municipales, el jefe comunal optó por suspender las dos grandes fiestas que estaban planificadas para lo que resta del año como son la de la Primavera y la recepción del Año Nuevo 2020.

Se supone que en ambos festejos la entidad edilicia ahorrará alrededor de 70 millones de pesos que estarán justamente orientadas a financiar las restauraciones sobre todo en el centro de la ciudad.

Zarzar anunció que por este año se decidió no realizar las fiestas de la Primavera y del Año Nuevo que eran parte de las actividades organizadas para la comunidad.

“La fiesta que se realizaba en este mes de noviembre y en la que participaban muchos niños, jóvenes y familias no se hará este 2019. El viernes pasado determiné que la fiesta pirotécnica de recibimiento del inicio de cada año, además del show musical, tampoco se realizará”, dijo la autoridad comunal por la medida que se suma a la contribución que hará para las cotizaciones de los trabajadores municipales a honorarios de menores ingresos.

Al respecto, el alcalde señaló que, pese a que se trataba de actividades de alta convocatoria -alrededor de 30 mil personas en la fiesta de bienvenida del nuevo año, por ejemplo-, la realidad obliga a reorientar las prioridades municipales.

“Hay que entender que tenemos que recuperar la ciudad. Los semáforos están destrozados, las señaléticas arrancadas o destrozadas, en la plaza prácticamente casi no hay bancos porque muchos los quemaron o los destrozaron. Hay muchas cosas que hacer y lo vamos a hacer con esos recursos, no tengo ninguna duda que la gente va a entender”, dijo.

En el caso de la celebración del año nuevo en la ciudad, las estimaciones municipales plantean que atrae a un público que oscila entre las 25 mil y 30 mil personas cada primero  de enero.

La medida adoptada por la primera autoridad local fue respaldada por el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Chillán, Alejandro Lama, para quien en esta ocasión es una prioridad recomponer la ciudad al estado previo a las manifestaciones masivas.

“Uno hace fiestas para divertirse y en este caso el dinero que estaba disponible para esos efectos debe ser orientado a ordenar la casa”, planteó el dirigente.

Agregó que “no me cabe duda que si no se hubieran provocado estos daños es obvio que las fiestas deberían haberse ejecutado, pero las prioridades han cambiado”.

Desde el concejo municipal, la concejala, Nadia Kaik, resaltó que “me parece una estupenda idea la del alcalde, pues no se pueden realizar este tipo de celebraciones en la ciudad, cuando existen tantos destrozos que deben ser cubiertos por el municipio”.

“El presupuesto municipal, es acotado y cada ítem debe estar muy bien fundamentado y en este caso era necesario liberar recursos para que la ciudad volviera a ser lo que era antes de las protestas, cuyas propuestas reconocemos, pero hay formas de manifestarse que causaron daños severos a nuestra ciudad, tanto a bienes municipales como a los privados, muchos de los cuales en especial los pequeños empresarios aún no pueden rehabilitarse”, destacó Kaik.

Asistencia social

El concejal Camilo Benavente, por su parte, indicó que “más allá de las razones que haya esgrimido el alcalde, desde hace mucho tiempo que le veníamos pidiendo que limitara los gastos en fiestas locales para reorientar los millonarios recursos en ellos para asistencia social”.

“Este fue un tema que conversamos en privado con el alcalde la semana pasada, donde los concejales expusimos nuestras visiones de ciudad y en mi caso le comenté que debía limitarse la cantidad de festejos o al menos reducir la cantidad de dineros que se gasta en ellos. Si no se produce un cambio en el Presupuesto 2020 y no se modifican las partidas al menos a la mitad, yo no votaré este proyecto de presupuesto al 15 de diciembre”, remarcó Benavente.

Zarzar, respondió rápidamente que para el próximo año la calendarización de las fiestas y conmemoraciones planificadas por la municipalidad y sus departamentos no tendría cambios e incluso defendió cada una de ellas, alegando además desconocimiento de parte de los ediles respecto de la forma en que se financian.

Desde esta perspectiva, indicó que es necesario tener presente que si bien cada una de las grandes celebraciones tienen una inversión, esos recursos son recuperados en gran medida a través de los permisos, que son otorgados a los emprendedores para el funcionamiento de los stands.

“Cuando hacemos una fiesta, la Plaza de Armas se llena de manera impresionante, como la última Semana de la Chilenidad, que en nueve días, tuvo una presencia de más de 145 mil personas”, comentó el alcalde. Con el arriendo de espacios a locatarios el gasto municipal para atender a 145.000 vecinos llegó a menos de 30.000.000 de pesos.

Trabajadores a honorarios

Junto con aquellos anuncios, el alcalde Sergio Zarzar, señaló que el municipio destinará 250 millones para ayudar a sus trabajadores a honorarios de menores ingresos para que paguen sus cotizaciones.

La autoridad, remarcó que “el municipio decidió contribuir al pago de las cotizaciones de los trabajadores municipales a honorarios con ingresos inferiores a contar del año 2020, Para tales fines, el municipio chillanejo destinará 250 millones derivados del presupuesto del próximo año.

“Son funcionarios que están en esta condición que desarrollan labores de mucho esfuerzo en favor de la comunidad, principalmente de los equipos de emergencia y de las diferentes cuadrillas municipales”, indicó la autoridad.

El alcalde recordó que esta era una idea que venía madurando hace días y por ello la analizó con las directoras de Administración y Finanzas, y Secpla, además del administrador municipal.

Por esa razón, en conjunto se determinó ayudar a los trabajadores a honorarios de menores ingresos que prestan servicios al municipio, para lo cual se definirá la cobertura y porcentaje de ayuda. “Ellos realizan trabajos de sacrificio por lo que también merecen que les reconozcamos y los ayudemos de una manera concreta”, afirmó la autoridad comunal.

El concejal Benavente, agregó que esta medida había sido requerida por los concejales dentro de las “medidas de corte social”, planteadas de manera reiterada.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/