Close
Radio Radio

“Blancos” suman apoyo de La Moneda para proyecto

Dirigentes de los “blancos” de Bulnes y San Ignacio se reunieron con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, a quien le pidieron apoyo en la búsqueda de financiamiento para la construcción de la etapa pendiente del proyecto Laja-Diguillín, que permitirá regar casi 10 mil hectáreas de áreas blancas o de secano de 1.882 pequeños agricultores.

A la cita, realizada en el Palacio de la Moneda, asistieron, además, el diputado Frank Sauerbaum; el alcalde de Bulnes, Jorge Hidalgo; concejales; el seremi de Obras Públicas, Ignacio Vera; y el director regional de Obras Hidráulicas, Alfredo Ávila.

Según explicó César Valenzuela, presidente de los “blancos” de Bulnes, el objetivo de la reunión era lograr el apoyo del Gobierno para agilizar la concreción de este proyecto, cuyo estudio de ingeniería concluyó en diciembre pasado y que arrojó una inversión total estimada de $44.500 millones, lo que incluye obras de adecuación de canales, habilitación de antiguos canales y la construcción del tramo final del canal principal entre Coltón y Larqui.

Valenzuela comentó que tras distintas reuniones a nivel regional aún no existe certeza sobre el marco jurídico, sobre los plazos ni sobre el financiamiento del proyecto. “Recién hace muy poco logramos que el proyecto fuera incluido en el Plan Ñuble”, afirmó.

Los “blancos” piden financiar el proyecto a través del DFL 1123 de grandes obras de riego, tal como se hizo con el Laja-Diguillín. “Estas obras estaban en el diseño original del sistema Laja-Diguillín a través del 1123, las que estamos esperando hace casi dos décadas (…) Lo que queremos es que esto por fin se termine”, enfatizó Valenzuela, quien se mostró optimista tras la reunión, “ya que el ministro entendió la complejidad de la situación, se comprometió a recabar antecedentes y a articular a los ministerios de Hacienda, Obras Públicas y Agricultura”.

El dirigente explicó que tanto el MOP como el Gobierno Regional barajan además la opción de financiar las obras a través de los concursos de la Ley 18.450 de la Comisión Nacional de Riego (CNR), “lo que representa varios inconvenientes, por ejemplo, que la CNR no tiene tantos recursos, por lo que nos demoraríamos unos 50 años más en terminar las obras; además, esos fondos son concursables, por lo tanto, no tendríamos certeza de su ejecución, ya que estarían compitiendo con proyectos de todo el país; y finalmente, que los concursos de la CNR exigen un aporte de los agricultores, pero nosotros somos pobres, de secano, nuestra agricultura es de subsistencia, en cambio, cuando se construye vía DFL 1123, el Estado pone los recursos primero y después los regantes beneficiados le devuelven la plata”.

Voluntad política

Al respecto, el diputado Sauerbaum, quien gestionó el encuentro, precisó que la limitante que presenta el DFL 1123 es que se aplica a obras nuevas, por lo que la adecuación y habilitación de canales no cumple con ese requisito.

“Por esa razón es que en esta etapa se requiere de una decisión política, porque se trata de una excepción que permita financiar el proyecto a través del DFL 1123, ya que la alternativa de la ley 18.450 no ayuda a financiar definitivamente el proyecto como esperan los agricultores. Y es una decisión que se debe tomar pronto, de manera de gestionar los recursos para el Presupuesto del próximo año, que ya se está comenzando a definir en cada cartera”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top