Close
Radio Radio Radio Radio

Autoridades abordan proyectos para dar riego a “blancos” del Laja-Diguillín

El intendente Martín Arrau se reunió con el seremi de Obras Públicas, Cristóbal Jardua; el director regional de Obras Hidraulicas, Alfredo Ávila; y el coordinador zonal Biobío-Ñuble de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Javier Ávila, para solicitarles un programa de trabajo conducente a acelerar obras que permitan llegar con agua de riego a las llamadas “áreas blancas”, aquellas que aún están sin riego en la zona de influencia del canal Laja-Diguillín debido a que no se ha ejecutado la adecuación y habilitación de antiguos canales, que era parte del proyecto original.

“Si bien nuestros esfuerzos están concentrados en derrotar la emergencia sanitaria provocada por el Coronavirus, no nos podemos olvidar que el éxito de nuestra región radica en los esfuerzos que podamos realizar para desarrollar una agricultura fuerte, moderna y sustentable, y para conseguir este objetivo el agua es fundamental.

En este contexto, queremos retomar el trabajo que venimos realizando con la DOH, CNR e Indap para que el recurso hídrico llegue pronto a pequeños agricultores de Bulnes y San Ignacio”, señaló el intendente Martín Arrau.

Por su parte, el coordinador zonal Biobío-Ñuble de la CNR, Javier Ávila, señaló que, “estamos en pleno proceso de revisión de los proyectos de riego que están participando del primer concurso del convenio CNR Gore Ñuble dirigido a los blancos, el cual dispone de $700 millones para construir obras que permitan llevar agua de riego a agricultores que nunca han regado”.

Javier Ávila agregó que, “tras esta reunión con el intendente, como CNR nos abocaremos a buscar la manera de incrementar nuestro accionar en el territorio, con la finalidad de seguir apoyando a los blancos. Actualmente, además del concurso antes mencionado, contamos con una oficina en San Ignacio con un equipo multidisciplinario, el cual está desarrollando un programa que busca capacitar y apoyar a los nuevos regantes del canal Laja-Diguillín”

Por su parte, el seremi de Obras Públicas señaló que “junto a nuestra DOH, durante la reunión citada por el intendente Martín Arrau y el senador Víctor Pérez, nos comprometimos a desarrollar en el corto plazo, un programa que nos permita tener claridad de las obras iniciales que podríamos comenzar a trabajar para ir en apoyo del riego de las áreas blancas asociadas al Canal Laja Diguillín. Nuestro objetivo es aportar en esta importante iniciativa que va a beneficiar a cientos de regantes que hoy sufren los estragos de la crisis hídrica”.

Según el estudio de ingeniería, que concluyó en diciembre de 2018, se requiere una inversión total estimada de $44.500 millones, sin embargo, hasta ahora la respuesta del Gobierno ha sido postular las obras de manera fraccionada a la Ley de Fomento al Riego 18.450, que según los dirigentes, es un camino lento y técnicamente impracticable. Y es que la mayoría de los 1.882 agricultores que se verían beneficiados al pasar de secano a riego en Bulnes y San Ignacio son pequeños y con bajos ingresos, lo que les impediría postular a los concursos de riego, que exigen un aporte no menor.

Presión política

La cita se concretó pocos días después de una reunión que sostuvo el senador Víctor Pérez, junto al diputado Gustavo Sanhueza y los alcaldes de Bulnes y San Ignacio, con el subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia; y con el director de Obras Hidráulicas, Claudio Darrigrandi.

Según relató Pérez en aquella ocasión, “la reunión tuvo como tema principal y único, el generar el compromiso para a futuro realizar las obras que permitan llevar las aguas del Canal Laja-Diguillín a los sectores de los pequeños y medianos agricultores de Bulnes y San Ignacio”.

En ese sentido, el parlamentario expresó que “es un proyecto anhelado por más de 20 años, por lo que estamos muy contentos, ya que el subsecretario fijó una ruta, un camino, un compromiso que de aquí a 2 o 3 años, las zonas agrícolas de Bulnes y San Ignacio tendrán el riego necesario para sus predios, lo que sin duda permitirá un desarrollo y progreso no sólo para estas comunas, sino que para Ñuble también”.

El dirigente de los blancos, César Baeza, subrayó la importancia económica y social de estas obras en el actual contexto de crisis hídrica. “Se trata de casi 2 mil agricultores que suman más de 9 mil hectáreas que se verían beneficiados, que con riego podrían diversificar sus cultivos, pero estamos entrampados en el financiamiento de las obras pendientes”.

Baeza argumentó que dada la gravedad de la megasequía, este proyecto representa, además, una opción rápida, en comparación con la construcción de un embalse, de regar casi diez mil nuevas hectáreas, similar a la superficie que incorporará el embalse Zapallar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/