Close
Radio Radio Radio Radio

Aún en tiempos de Covid-19 la cultura busca espacio en Chillán

En una ciudad acostumbrada por definición a enfrentar desastres desde su fundación, no es raro que la cultura continúe buscando espacios para llegar a sus públicos, aún en la adversidad. Precisamente hoy, que Chillán está de aniversario, el municipio desarrolló una acción que va en esa línea. Se trata de “Chillán, identidad histórica y cultural de Chile”, un texto que sintetiza casi cuatro siglos y medio de historia en 170 páginas. 

El alcalde Sergio Zarzar precisó que el texto cuenta con los orígenes de la ciudad, sus personajes, los paisajes más característicos y también la historia de esta zona. “Somos parte de una tierra de héroes y próceres; artistas de proyecciones internacionales, pero también de personas comprometidas con el progreso y desarrollo ciudadano en todos los ámbitos”, comentó la autoridad comunal en el prólogo del libro, que contó con el apoyo de los integrantes del Concejo Municipal.

El trabajo es producto del Departamento de Comunicaciones, del diseñador Máximo Beltrán (Chillán Antiguo) y de la directora del Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, María Inés Sandoval, quien aportó con la versión en lengua inglesa de los textos.

“Al cumplirse un nuevo aniversario, este libro se convierte en una mirada promisoria, que en medio de esta pandemia de coronavirus que se vive en el mundo entero, nos invita a redescubrir nuestros orígenes, a los parajes, a barrios en distintas épocas, a calles y pasajes, a vecinos destacados, y a lo más íntimo de cada uno de nosotros: la familia”, dijo el alcalde.

Teatro Municipal y su proyección

Apenas declarada la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19, los espacios culturales cerraron de inmediato. Uno de ellos fue precisamente el Teatro Municipal, que en julio cumplirá cuatro años de funcionamiento desde su inauguración en 2016.

Por un lado, el principal espacio chillanejo debió suspender su cartelera de espectáculos más inmediata, pero encontró en redes sociales una forma de mantenerse vigente y en contacto con el público. Desde marzo, no solo ha estado desarrollando diferentes concursos o actividades que aseguren la participación de todos los habitantes de la ciudad, sino también, se ha preocupado de entregar contenido cultural en asociación a otros teatros y centros culturales que están difundiendo contenido de calidad en tiempos de pandemia.

La directora de programación del espacio, Estrella Monroy, comentó que “en nuestra corta vida de cuatro años hemos mantenido siempre una programación diaria, cosa no muy común en otros teatros. Eso nos ha dejado muy bien posicionados frente a otros centros culturales del país, con los que hemos creado lazos y convenios de colaboración formales y de buena voluntad. Este año esperábamos celebrar con un gran encuentro cultural abierto a nuestra nueva región, la pandemia quiso otra cosa y estaremos presentes a través de nuestras redes sociales”, indicó enviando un saludo a toda la ciudad en este día especial.

“Estos meses desde declarada la pandemia, nos han obligado a tomar el teletrabajo como actividad central. Hemos aprendido del comportamiento de las audiencias en modalidad virtual, hemos constatado que nuestro público, que se mantuvo siempre fiel asistiendo al teatro, nos reclama contenidos y en eso hemos estado empeñados. Hemos aprendido también que el consumo de contenidos culturales durante la pandemia parece ser un bien preciado. Pantallas, teléfonos móviles, libros y manualidades son los escapes más repetidos ante el confinamiento obligado”, explica.

En el futuro inmediato, el Teatro seguirá agendando actividades virtuales planeando un retorno progresivo una vez pasada la emergencia sanitaria. “Hemos pensado en mini conciertos, con butacas alternadas. Va a depender también que los artistas se atrevan y ajusten sus presupuestos para audiencias pequeñas. También queremos concretar nuestra idea de Fiesta del Reencuentro”, puntualiza.

Otro caso es el de la Biblioteca Volodia Teitelboim de Chillán, espacio que también se ha mantenido vivo por medio de distintas actividades, tal como lo explica el director, Humberto Torres. “La actual situación de pandemia y aislamiento social ha llevado a la sociedad, en general, a convivir de otras formas, a modificar sus relaciones sociales, en muchos casos a reconstruirse en su quehacer, y en esto, las bibliotecas públicas no han quedado al margen de este desafío que nos toca enfrentar: de alejarnos de nuestras familias, amigos y círculos sociales que frecuentamos”, explica.

“En estos momentos, no podemos replicar la experiencia única de visitar las bibliotecas, de tomar contacto con las texturas y olores producidos por los libros, de hojearlos; de recorrer las estanterías solo por ver que libros están en la colección; de conocer sus tesoros y de llegar a espacios de lectura, en donde, se trata de mantener el silencio. Tuvimos que hacer un punto de inflexión, ver nuestras realidades (muy diversas por lo demás) y, desde nuestros confinamientos, ver cómo, las bibliotecas públicas, encontramos oportunidades de dar un salto cualitativo que permita mejorar el acceso a la información y contribuir al desarrollo de nuestras localidades, y de mantener nuestros relaciones sociales”, sentenció el director del espacio.

Torres admite que durante este tiempo, han debido mejorar el sitio web, entregar contenidos en las redes sociales y explorar en encuentros virtuales. “Estamos conectando a los diversos grupos e integrantes que funcionan  al alero de esta Biblioteca Municipal,proporcionando los espacios para que continúen sus actividades, y sobre todo, mantengan sus relaciones sociales y culturales. Es así como están en funcionamiento virtual, con sus reuniones periódicas, el grupo literario ‘Conversando con versos y cuentos’, a nuestro club de lectura ‘Aventura del saber’; a nuestro grupo de amigos  ‘Navegando por las letras’, al taller de ajedrez en conjunto con el Club ‘Alfiles de Ñuble’ y el grupo de adultos mayores ‘Edad de oro’. Desde esta nueva forma de relacionarnos seguimos ofreciendo y prestando nuestros ‘salones’ para la creación y la cultura. En fin, para saber que no estamos solos, que pertenecemos a una comunidad”, puntualiza.

Extensión y el contacto con la ciudad

El Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío ha logrado levantar una cartelera rica en actividades que abarcan desde talleres de teatro, conciertos y hasta charlas de temas contingentes y en relación al tiempo que vivimos. Leonardo Seguel, director de Extensión, dijo que “la actividad cultural en línea que estamos realizando, tiene como fin mantener nuestra cercanía con la comunidad, para acompañarla en estos difíciles momentos de incertidumbre, en que la cotidianidad se ha visto abruptamente perturbada a causa de esta pandemia. Asimismo, estamos compartiendo nuestros contenidos semanales con la cartelera de actividades culturales virtuales que está ofreciendo la Red de Artes, Culturas y Patrimonio del Consorcio de Universidades del Estado de Chile, Cuech”.

Adicionalmente, Extensión UBB está preparando para julio talleres artísticos enfocados a reforzar el sentido comunitario que se pierde a partir precisamente de este distanciamiento social. Mayor información a través de las redes sociales de Extensión UBB.

Por su parte, en el Cecal UdeC también ha estado realizando actividades. Su directora, Amara Ávila, cuenta que entre estas destacan “#DanzaDoméstica: Creación Colectiva en Tiempos de Pandemia”, una convocatoria que Cecal desarrolló con la agrupación cultural Danza La Independiente. La finalidad fue entregar espacios a los bailarines y bailarinas de la región para mostrar su danza desde sus casas en el marco de la celebración del mes de la especialidad. Pero no solo eso, Cecal se sumó al Día del Patrimonio y está a punto de lanzar Portafolio Arte UdeC “un espacio digital independiente de nuestra galería tradicional, la cual dará la posibilidad de exhibir y promover el trabajo de artistas egresados de la Universidad de Concepción. En esta nueva galería virtual, las nuevas audiencias podrán conocer el trabajo creativo de artistas de la zona centro-sur, generando de esta manera un acercamiento a la mediación artística de la mano del propio artista, sin salir de casa”, precisa.

Y si de colecciones virtuales se trata, la Galería Arte Mercado también tuvo que incursionar en este nuevo lenguaje audiovisual, montando exposiciones en línea a través de redes sociales para seguir cumpliendo con el objetivo que fundó este espacio, el de dar vitrina a los artistas de la región, tanto consagrados como emergentes. Así lo explica su director, Víctor Sepúlveda. “Nosotros comenzamos a trabajar en estas exposiciones virtuales porque queremos seguir con el compromiso de difundir el arte local y qué mejor que aprovechando la tecnología que hoy permite compartir obras a través de las redes sociales. En esta etapa nos hemos enfocado en entregar un mensaje claro a las personas para que puedan permanecer en casa y así evitar la propagación del Covid-19. La segunda línea apuesta por seguir difundiendo el arte de los artistas consagrados y para esto ya inauguramos la muestra virtual de Bárbara González. La tercera apuesta que nos hicimos fue difundir el trabajo de los nuevos talentos”, explica el director. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/