Close
Radio

Así viven la cuarentena técnico y diablos en Ñublense

Con la declaración de Estado de Excepción Constitucional por 90 días en todo el país, que anunció el Presidente de la República Sebastián Piñera, los jugadores de Ñublense, su cuerpo técnico y funcionarios, reforzaron las medidas de prevención, como el aislamiento social y las pautas de higiene para frenar la rápida propagación del coronavirus y no exponerse al contagio.

¿Cómo viven esta emergencia sanitaria el técnico de Ñublense y sus jugadores?

“Ahora que somos un país en estado de emergencia, no podemos entrenar, será complejo monitorear a los jugadores en las casas, pero los llamamos a ser responsables y cuidadosos, sobre todo con los que se irán a sus casas a otras ciudades. Diseñamos un plan trabajo para ellos. Yo estoy solo en mi casa, nadie sabe si tiene el virus, yo no podré ir a ver a mi madre a Cartagena, por miedo a llevarle un virus, además es adulta mayor con mis tías de allá, donde no hay ningún caso, prefiero quedarme encerrado acá. Trataré de abastecerme, estamos preocupados que los jugadores no se contagien ni contagien a sus hijos o familias. Yo no podré viajar, sería irresponsable de mi parte ir a Cartagena”, confiesa García, quien cuenta que viendo televisión, escuchando música y monitoreando a sus jugadores, pasará sus próximos días aislado en un condominio de la ciudad.

“Diablos” en cuarentena

El lateral derecho, Guillermo Avello, asumió la cuarentena con precaución.

“Estamos todos en nuestras casas, tratando de evitar el contagio. El profesor nos mandó planes de trabajo para no desenfocarnos de la meta y no perder el training para que cuando vuelva el torneo, sigamos el camino que traíamos. La idea es no salir de casa, no ir a otras ciudades y evito contacto con otra gente. Sabemos que debemos ser responsables, yo me quedo en casa”, cuenta Avello.

El portero Miguel Jiménez vive con su esposa e hijos, y apuesta por mantenerse en resguardo.

“Estoy preocupado, las instituciones se han sumado, con sus jugadores y el personal. Estamos sin trabajar, pero con las pautas necesarias de todo el cuerpo técnico para mantenerse en forma y atento. Yo estoy en el whatsapp de los capitanes del fútbol chileno, la mayoría una semana o dos sin entrenar, ojalá se vaya controlando. Yo he tomado los resguardos con mis familia, mis hijos, los adultos y mayores”, recalca.

Jovany Campusano, lateral izquierdo, cuenta que al cierre de esta edición recibía a su familia en Chillán, pero para literalmente “encerrarse en la casa”.

“Es la única manera de evitar el contagio y que este virus siga creciendo acá donde ya van 27 casos. Al menos estaré acompañado, porque otros compañeros no están con sus familias y no tendrán la opción de ir a esas ciudades”, sentencia el “Chucky”, como apodan cariñosamente a Campusano.

Otros, como el juvenil Benjamín Triviño, lo pasa con su familia, pero haciendo uso hasta de una trotadora que tiene en su hogar, siguiendo las redes sociales y compartiendo con sus padres.

El sicólogo deportivo del club, Alexi Ponce, por otro lado, les entregó algunos tips a los jugadores que apuntan a mantener las medidas preventivas, a focalizarse, a mantener la calma y el optimismo y a ejecutar las pautas de trabajo manteniendo el contacto con el cuerpo técnico.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top