Close
Radio

Así será el nuevo hospital regional de Ñuble: antisísmico y ecoamigable

Como un hospital que cumplirá con los más elevados estándares internacionales, calificó el italiano Filippo Bartucci, la construcción del recinto asistencial base de la región de Ñuble, cuya entrega de terreno por parte del Servicio de Salud fue efectuada el pasado lunes 12 de agosto en terrenos del San Juan de Dios, en O’Higgins con Rosauro Acuña.

En ese lugar será edificado un centro de salud del más alto nivel, que tendrá unos 128.000 metros cuadrados construidos, donde serán habilitadas dependencias que asegurarán la entrega de servicios de mayor complejidad y comodidad que las que se entregan en la actualidad.

El edificio, por lo demás, tendrá una serie de cualidades que lo harán destacarse en el concierto nacional, reflexiona el profesional italiano que participó junto a autoridades locales en la recepción por parte de la empresa itálica Inso Chile, del predio donde se edificará el centro.

Para el representante en Chile de la firma europea, “el Hospital Regional de Ñuble tiene una importancia estratégica fundamental para la empresa. Es la primera obra en Chile, y por cierto abre las puertas a un mercado nuevo con muchas posibilidades de desarrollo futuro”.

Bartucci pone de relieve la amplia experiencia que tiene la firma en proyectos de esta naturaleza en Europa y relata la manera en que llegaron al país, al que califica como “estable” para posicionarse como una empresa líder en el rubro.

– ¿Qué experiencia tienen en el rubro de construcción de hospitales?

– INSO es una empresa especializada en construcción de Alta Complejidad Tecnológica y con más de 40 años de experiencia en el rubro de la construcción de hospitales en todo el mundo. INSO, a través de grupos de trabajos interdisciplinarios, se ocupa de realizar hospitales llaves en mano, es decir, incluyendo diseño, construcción, suministro de equipamiento médico, operación y mantención.

– ¿Cómo se gestó su postulación a este proyecto, y cómo supieron de este proyecto de Salud?

– INSO llegó a Chile en el otoño del 2016, participando en las licitaciones de los hospitales de Marga Marga y Barros Luco. A partir de esta experiencia, decidimos postular a todas las ofertas del 2017 que pertenecían al Plan Nacional de Inversiones del Ministerio de Salud. Nuestro equipo comercial está constantemente monitoreando oportunidades de negocio en todo el mundo y decidimos invertir en Chile que es un país muy estable y con una economía en constante desarrollo.

– ¿Qué significa para ustedes esta obra que es la más grande de la región de Ñuble?

– El desafío es sin duda muy grande y la presión también, pero no es la primera vez que nos enfrentamos a esta situación, contamos con los recursos humanos y la experiencia necesaria para gestionarlo. Sin embargo, estamos conscientes de la importancia que esta obra tiene por toda la comunidad y esta es la motivación más grande para hacer un buen trabajo y cumplir con los plazos.

– ¿Temieron en algún momento que el hallazgo de elementos arqueológicos pudiera frenar el proyecto?

– El tema arqueológico es algo que no era de ninguna forma posible de prever a la hora de postular. Sin embargo, una vez que nos enfrentamos a los hallazgos del antiguo hospital, pusimos todos los recursos necesarios para responder a los requerimientos de nuestro mandante y así hemos podido avanzar sin mayores inconvenientes.

– ¿Existe en el proyecto algún factor técnico que sea relevante y que pueda hacer de este nuevo hospital una obra única en su tipo o este es un hospital similar al que han construido en el pasado?

– Este hospital es a todos los efectos un establecimiento diseñado según los más altos estándares internacionales de construcción. Si quisiéramos destacar algunos factores técnicos relevantes, sin duda podríamos mencionar que es un edificio sismo resistente. A través de un sistema de aislación, permite la continuidad operativa en caso de sismo, como también una disminución en los desplazamientos y aceleraciones del orden del 80% comparando con un mismo edificio no aislado. Además, el diseño arquitectónico, integra al edificio con las áreas verdes adyacentes al hospital y también con la Capilla San Juan de Dios, que será restaurada y que también será parte integrante del proyecto de paisajismo del área. Igualmente, el diseño de climatización y eficiencia energética, reducirá los costos de operación del Hospital, respetando el medio ambiente.

– ¿Cuáles son las fases que manejan en el cronograma para ejecutar este gran proyecto y cuántos años tardarán en entregar la obra?

– Las fases principales son las obras preliminares, la estructura de hormigón armado del edificio; las instalaciones eléctricas y mecánicas, los acabados y las obras exteriores. El cronograma actual prevé 1.460 días de ejecución, contados desde la entrega formal del terreno.

– ¿Está definido el plan de mitigación vial en una zona que tiene una alta congestión como son las avenidas Rosauro Acuña y O’Higgins, y de qué manera se enfrentará el aumento de flujo vehicular?

– De acuerdo a la normativa vigente, se realizó el Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano (EISTU), donde está definido el plan de mitigación vial y todos los detalles relativos al impacto de la obra sobre el flujo vehicular. Sin embargo, se tomarán todas las precauciones y medidas posibles para limitar al máximo este impacto, que es inevitable para una obra de esta envergadura.

Servicio de salud 

Respecto de la construcción del nuevo Hospital Regional de Ñuble, el director (s) del organismo, Ricardo Sánchez Opazo, destacó que “este recinto asistencial corresponde a la primera y más grande inversión para la nueva región de Ñuble. Un hospital de alta complejidad, de 128 mil metros cuadrados de moderna infraestructura y dotado de equipamiento de última generación para brindar atención a los 480 mil habitantes del territorio”.

Según la autoridad del ramo, “la fase de diseño del proyecto contó con cinco subetapas, que se iniciaron con la revisión de los antecedentes generales de la licitación y que culminó con la entrega formal de todos los documentos técnicos y legales que permiten dar inicio a la construcción”.

A juicio del directivo, “este es un hecho muy importante para la red pública de salud, que da cuenta de que seguimos avanzando a paso firme en la concreción de un anhelado sueño por parte de la comunidad ñublensina, construir el hospital que nuestra Región se merece”.

Sobre el inicio de las obras, Sánchez destacó que “la construcción del nuevo Hospital Regional de Ñuble entró en tierra derecha, con esta nueva fase que durará 1.460 días. Esto permitirá al Consorcio INSO desarrollar las obras que partirán con la demolición de todas las estructuras que están en el terreno. Paralelamente, los equipos continuarán el trabajo del rescate arqueológico, de acuerdo a lo indicado por el Consejo de Monumentos Nacionales”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top