Close
Radio

Así monitorean a distancia el trabajo de los “diablos”

La tecnología y el teletrabajo pasaron a ser también herramientas esenciales para los jugadores de Ñublense, quienes en medio de la suspensión del fútbol chileno y la cuarentena preventiva por el coronavirus, se han organizado para cumplir en sus hogares, con los planes de trabajo que les encomendaron.

Así lo confirmó en entrevista con el programa Dimensión Deportiva, de Radio La Discusión, el preparador físico Claudio Muñoz, quien explicó que para implementar la nueva modalidad de entrenamiento en casa y a distancia, el cuerpo técnico dividió al plantel en cinco grupos de whatsapp, integrados por seis futbolistas cada uno.

“La idea es que mantengan la forma física que tenían con ejercicios para potenciar el tren superior, inferior y cardio. Se hizo una planificación pensando en un receso de 14 días, pero si esto se alarga, como creemos que ocurrirá, se agregarán otros ejercicios que buscarán potenciar la parte muscular, la fuerza y la potencia con transferencia”, acota Muñoz.

Los “diablos rojos” cumplen sagradamente con el plan dispuesto en sus hogares, para luego enviar cada mañana un video a los grupos de WhatsApp. Todos son chequeados por el cuerpo técnico, que si es necesario, realiza alcances.

Adaptación

Los integrantes del plantel han tenido que adaptarse a esta nueva realidad, echando mano a cualquier aparato doméstico, que les sirva para improvisar una pesa o hacer un ejercicio, cuando no están todos los elementos con los que cuentan en un gimnasio tradicional.

“Nosotros lo que buscamos es que cada día trabajen como si estuviesen en Paso Alejo, manteniendo los horarios, aunque en esta nueva realidad también hay flexibilidad, pero siempre el video deben enviarlo en la mañana. Hemos visto que cada jugador se las ingenia para hacer su plan. Si no hay una caja de madera, ocupan una de cartón para saltar, si no hay una pesa, dos bolsas de arroz, piedra o arena sirven. Los que tienen bicicleta estática o trotadora, también la ocupan, también ocupan sillas, aunque no todos cuentan con el mismo espacio para hacer ejercicios de velocidad, pero todos se han adaptado, para llegar de la mejor forma cuando vuelva el torneo porque mantener el peso para el profesor Jaime García es fundamental”, detalla el preparador físico de los “diablos rojos”.

Claudio Muñoz integra un grupo de WhatsApp con todos los preparadores físicos de la Primera B, en el que intercambian información y ven con buenos ojos que si el torneo recién volverá en mayo, la ANFP determine dos o tres semanas previas como espacio para una intertemporada.

“Lo ideal sería eso, para trabajar de manera más profunda la parte física y así evitar lesiones si se vuelve de golpe, aunque en este período suben los niveles de ansiedad y pueden estar expuestos a lesiones musculares, por eso hacemos el monitoreo”, recalca Muñoz, quien es categórico al afirmar que no cree que esta paralización le pase la cuenta al plantel el plano físico.

“No nos va afectar, el grupo es muy bueno, y la posición en la que quedó el equipo en la tabla es la mejor inyección anímica para los jugadores que están entrenando bien y lo único que quieren es volver a jugar”, sentencia.

Foto: Mauricio Ulloa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top