Close
Radio Radio Radio Radio

Arquitectos planifican el Chillán post Covid-19

La pandemia por coronavirus, que se ha transformado en una gran amenaza para la vida de las personas y la comunidad mundial, trastocando usos y costumbres de una manera agresiva, puede convertirse en una oportunidad para generar nuevas prácticas y modelos de diseño y construcción de las ciudades.

Expertos nacionales en urbanismo y arquitectura participaron durante la semana en dos actividades con un objetivo común: proyectar las ciudades a partir de las enseñanzas que deja la epidemia global, y en el caso de Chillán, realizaron sugerencias importantes que apuntan a generar una ciudad amable, a escala humana, donde se prioricen los espacios de encuentro y las altas torres aisladas sean reemplazadas por edificaciones de menor envergadura y de diseños que encajen menor en el entorno.

Una de las actividades fue realizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) filial Chillán, que invitó al reconocido arquitecto de la UDD y asesor del CNDU, Pablo Allard Serrano.  En tanto, la Corporación Ñuble Transversal convocó a Sebastián Gray, presidente el Colegio de Arquitectos de Chile y académico de la PUC.

Densificación

Pablo Allard conoce la realidad de Chillán y en especial el plan de densificación de la zona céntrica, donde existen alrededor de 15 proyectos de grandes torres en ejecución.

El profesional indicó a La Discusión que “el centro de Chillán, particularmente entre las cuatro avenidas, cuenta con un casco urbano con alto potencial para densificación armónica, ya que cuenta con todas las características para ser una “ciudad 15 minutos”, esto es, que todos los servicios, comercio, estudio y trabajo estén a 15 minutos caminando o en ciclo de tu hogar. Es clave definir densidades y condiciones que permitan una imagen urbana compacta y coherente con el carácter y potencial futuro de la ciudad. Más que torres aisladas en altura, sería deseable llegar a densidades de entre 800 a 1.000 habitantes por hectárea con edificios más compactos, de entre seis a nueve pisos, fachadas continuas, y lo más importante, que incorporen usos mixtos particularmente en los primeros pisos”.

Para Allard, “más importante que la altura, lo que hay que velar es el cómo llegan los edificios a la calle y la calidad del espacio urbano que definen”.

Durante su exposición el profesional puso de relieve la importancia que adquirirán los espacios urbanos, donde las personas puedan interactuar con la naturaleza, divertirse y relacionarse. En Chillán, esta es una carencia evidente, de tal manera que las áreas verdes “mantenidas” están bajo la norma vigente.

El especialista plantea que “según el Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (Siedu) desarrollado por el INE y el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, Chillán cuenta con 5,8 m2 de áreas verdes públicas por habitante, Chillán Viejo 5 m2 y San Carlos 7,7 m2, lo si bien está por sobre el estándar nacional, todavía es bajo respecto a la meta establecida por el CNDU de 10m2 por habitante”.

En todo caso, planteó, el entorno urbano y periferia rural de Chillán cuentan con un patrimonio arbóreo y vegetación que no necesariamente son considerados áreas verdes públicas, y que son de gran valor para la calidad de vida y sustentabilidad de la ciudad. Subrayó: “creo que más que potenciar la construcción de áreas verdes y parques grandes, deberían diseñarse plazas y espacios urbanos para el encuentro social, como plataformas para eventos, festividades, deporte y esparcimiento. Es por ello que celebro el reciente anuncio del Minvu de avanzar con el parque Ultraestación, así como otros futuros parques urbanos. En la ciudad post Covid, los parques y plazas cobran mayor valor, ya que dadas las restricciones sanitarias en los hogares, es muy probable que los eventos sociales y celebraciones familiares como cumpleaños, matrimonios y otros tengamos que hacerlos en espacios abiertos”.

Para el experto, “los parques y plazas del futuro no serán solo áreas verdes contemplativas, serán espacios activos y plataformas desde donde reconstruiremos nuestras cohesión social”.

Transportes

En el Chillán post pandemia, reflexiona el arquitecto, se debería promover el transporte público mayor con mejores microbuses. En todas las ciudades del mundo se está dando mayor importancia al transporte colectivo y no motorizado por sobre el vehículo particular, y para ello es clave que el transporte público tenga un estándar de servicio y calidad que compita con el auto. Toda iniciativa que apunte a mejorar las frecuencias y calidad de los buses es clave.

“Ya hemos visto como Santiago se ha convertido en la primera ciudad del mundo fuera de China con más buses eléctricos, es de esperar que este tipo de tecnologías no contaminantes se pudieran también implementar en ciudades como Chillán, donde las distancias son menores y la contaminación ambiental se está haciendo crítica”, apunta.

En las ciudades del futuro, “más que imponerse un modo de transporte por sobre otros, creo que el futuro del transporte es “intermodal”, esto es que cada viaje se haga en distintas combinaciones de modos según el tramo y la naturaleza del viaje. Por ejemplo, una persona que vive en la zona rural podría usar la bicicleta para llegar a la estación del tren o el terminal de buses, continuar el viaje al centro de la ciudad en bus o tren, para luego recorrer el último tramo a pie o en bicicleta pública. Las combinaciones son infinitas si agregamos sistemas de autos compartidos, ‘scooters’ públicos y otros modos. En cuanto a la bicicleta, sin duda es lejos el mejor modo para distancias de hasta 10 kilómetros, ya que es competitiva con el automóvil en zonas congestionadas, no contamina y por ser un modo activo, genera grandes beneficios de salud pública. La bicicleta será el principal modo de transporte del siglo XXI”.

Además de los elementos arquitectónicos, urbanísticos, cambios en la manera de desplazamientos y otros, el desarrollo de lo que se llama “Smart City” y la tecnología 5G, tendrán grandes efectos en las ciudades.

El concepto de “Smart City” o ciudad inteligente, remarca, viene de la mano de la “cuarta revolución industrial”, que trae cuatro elementos que cambiarán para siempre los paradigmas de la producción, servicios y estilos de vida en nuestras ciudades.

Estos son, especifica, “’el internet de las cosas’, con la masificación de dispositivos y sensores intercomunicados que generan una cantidad sin precedentes de datos.  ‘La Nube’, que en base a la proliferación de servidores y mega data centers permiten almacenar esa infinidad de datos en tiempo real. La ‘inteligencia  artificial’, que aumenta la capacidad de procesamiento para convertir esos datos en información de gran valor. Y la generación de ‘nuevos materiales y automatización’,  de procesos constructivos que optimizarán los tiempos y eficiencia de la construcción al tiempo que promoverán obras y estilos de vida más sustentables”.

Estos cuatro fenómenos ya están presentes en Chile, y permiten que los automovilistas utilicen rutas óptimas orientados por aplicaciones como Waze. Son los que, pese a la torpeza de los reguladores, alientan a que servicios como Uber o Cabify sigan creciendo inevitablemente en base a la interacción entre personas y dispositivos; y estos mismos fenómenos están siendo adoptados por las industrias de servicios, distribución, retail y transporte, aplicando inteligencia territorial para orientar la toma de decisiones.

Pese a los desafíos y problemas pendientes, Chile está a la vanguardia en Latinoamérica en estas materias. La penetración de las tecnologías móviles hoy permite que haya más smartphones que ciudadanos en el país, y la llegada del 5G y ampliará la velocidad y cobertura en todas las zonas urbanas. Si estas tecnologías ya están cambiando la forma en que nos movemos y accedemos a servicios en nuestras ciudades, ello también tendrá efecto en nuestros estilos de vida y por ende en el diseño de nuestros edificios y hogares.

Chillán para peatones

El urbanista agrega que “el casco urbano de Chillán tiene la escala e infraestructura adecuada para que se proponga como una urbe predominantemente caminable. Una ciudad más humana, donde las aceras sean amigables y accesibles para todos, y el espacio de las calles privilegie a la movilidad activa como ciclos y el transporte público. Esto no excluye que los vehículos particulares puedan acceder, pero este acceso debería estar restringido para los residentes y aquellos que necesariamente tienen que ingresar en auto. No es deseable que todos los automovilistas ingresen en dos toneladas de fierros humeantes a una zona congestionada y saturada de la ciudad, ya que los costos sociales de la congestión, contaminación y ocupación de espacio público es enorme. Si lo desean, que paguen una tarifa de ingreso como el Londres o Estocolmo, o que paguen estacionamientos caros. De esta manera tendremos una ciudad más amable y centrada en las personas”.

Plan Regulador

Claudio Martínez Cerda, arquitecto y director de Ñuble Transversal, detalló por su parte que durante un encuentro telemático realizado durante la semana, profesionales locales y nacionales debatieron respecto de los problemas urbanos de Chillán.

Durante la reunión Sebastián Grey, académico de la Pontificia Universidad Católica y presidente nacional el Colegio de Arquitectos, comentó que “Chillán se puede densificar en los bordes y bajar la densidad en el centro”.

Durante la charla Gray expuso en relación al instrumento de planificación comunal actual que “es un error gravísimo y por lo tanto si hay conciencia que hay un error en el Plan Regulador. Las medidas que hay que tomar para modificar el Plan Regulador deben incluir algunas que sean capaces de contener inmediatamente las presiones inmobiliarias, que sin duda ya existen”.

Gray agregó: “no me cabe duda que las inmobiliarias ya han pinchado las manzanas del centro de la ciudad poniendo un edificio en cada una y jodiendo la ciudad para siempre. Eso hay que evitarlo a toda costa”.

Para Ñuble Transversal es clave que la ciudad mantenga sus características, sobre todo en el centro urbano, que tiene una historia y un potencial que debe ser preservado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/