Close
Radio Radio Radio Radio

Archivos UdeC: preservando la memoria y el patrimonio universitario

El patrimonio archivístico representa un testimonio invaluable acerca del desarrollo económico, político, social y cultural de la humanidad. El 9 de junio se celebra el Día Internacional de los Archivos, para conmemorar que, en esa fecha, en 1948, bajo el auspicio de Unesco fue creado el Consejo Internacional de Archivos, ICA por su nombre en inglés.

Bajo el tema “Empoderar a las sociedades del conocimiento”, entre este lunes y viernes ICA celebra la Semana Internacional de los Archivos, relevando la importancia de estos documentos que son conservados debido a su valor jurídico o porque tienen un significado histórico en el largo plazo, y que representan un patrimonio cultural y una fuente de información de primera mano.

En sus más de cien años de existencia, la Universidad de Concepción cuenta con diversos archivos que dan cuenta de esa historia y valor patrimonial, en una diversidad de fuentes y formatos.

El jefe de la Unidad de Patrimonio, de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, Javier Ramírez, señala que los archivos son poseedores de la memoria de una institución, en todos sus ámbitos, no sólo administrativos, sino también vinculados a una política universitaria.

“Para una institución centenaria como la nuestra, sus bienes culturales significados como patrimonio cultural universitario, no sólo se alojan en sus edificios, campus, colecciones; también lo hace en sus archivos que son contenedores de una serie de documentos. No obstante, la UdeC también ha contado con otro tipo de documentos, como los sonoros vinculados a la Radio, o visuales, como el Archivo Fotográfico”, destaca.

Uno de los más conocidos e identificados como tal es el Archivo Luis David Cruz Ocampo, ubicado en la Biblioteca Central. El Archivo, que depende administrativamente de la Dirección de Bibliotecas UdeC, lleva el nombre de quien fuera el primer Director de la Biblioteca Universitaria entre los años 1926 a 1939, destacado abogado e intelectual chileno, uno de los fundadores de la Universidad de Concepción en 1919.

La directora de Bibliotecas, Karen Jara, explica que “el Archivo Luis David Cruz Ocampo, es una iniciativa que surge en la conmemoración del Centenario de la Universidad de Concepción, como una forma de dar a conocer los tesoros patrimoniales que se resguardan en Bibliotecas UdeC, principalmente en Sala Chile”.

La directora releva que este archivo busca contribuir a la investigación, docencia e historia regional y nacional, develando una variada tipología de información contenida en diversos grupos documentales. Su objetivo, dice, “es custodiar, gestionar y visibilizar el patrimonio documental, a través de una plataforma en línea, facilitando la accesibilidad a los usuarios”.

Entre sus numerosos desafíos, Jara menciona la necesidad de una política clara, a nivel nacional, en materia de protección del patrimonio. “La seguridad de los archivos patrimoniales es otra arista a considerar. El hurto va más allá de la sustracción, debido a que se corren serios riesgos en la manipulación. A esto debemos sumar los desafíos en relación a las condiciones de almacenamiento, siendo el principal problema el hacinamiento. Nos enfrentamos a la difícil tarea de la conservación de los documentos y el control que debemos tener sobre estos”, señala.

Visual, sonoro y musical

Por otra parte, el Archivo Fotográfico Universidad de Concepción, Afudec, es otra institución archivística reconocida no sólo al interior de la Universidad.

Implementado el año 2001, con recursos de la Dirección de Investigación y Creación Artística de la Universidad de Concepción, el Archivo Fotográfico universitario orienta su labor a la gestión integral de fondos documentales fotográficos cuyo objetivo es la prevención de su deterioro documental y la renovación de su utilidad informativa.

Su coordinadora, Claudia Arrizaga, señala que “los contenidos del fondo Afudec (cerca de 30 mil fotografías) refieren principalmente al desarrollo académico, social y urbanístico de la Universidad de Concepción, entre los años 1919 y fines de 1990. Se trata, además, de un importante referente tecnológico que describe parte de lo que ha sido la evolución de los procesos fotográficos en Chile desde 1840 en adelante”.

A su juicio, la relevancia de este archivo histórico-visual es la de ser garante de una memoria institucional, en clave visual, que aporta tanto al desarrollo de la docencia, la investigación y la cultura en sus diversos ámbitos. “Afudec gestiona documentación original y valiosa que es testimonio de una historia institucional con impacto regional y nacional. Garantizar su conservación y custodia asegura el acceso a un acervo cultural cuyos contenidos informativos nos ayudan a comprender e interpretar de manera más integral las circunstancias de nuestro presente”.

Luego de 19 años de funcionamiento ininterrumpido y gracias al financiamiento institucional y la adjudicación de fondos externos, Afudec ha logrado consolidar sus estándares como entidad dedicada a la gestión archivística, además de mejorar sus servicios de consulta y acceso a la información que gestiona, destaca Arrizaga.

Su característica de esta abierto a la comunidad y proyectar su trabajo dentro y desde el ámbito regional, lo hace enfrentar varios desafíos, dice. “El más importante de todos es lograr su adscripción orgánica, de modo que su gestión pueda sumarse formalmente al esfuerzo encomiable de las demás entidades internas que trabajan en favor de la preservación del patrimonio documental universitario”, concluye.

En sus 60 años de existencia, Radio Universidad de Concepción cuenta con un importante archivo sonoro que reúne desde entrevistas históricas, a radioteatros y o conferencias realizadas en la Universidad.

La directora de la Radio, Karen Candia, destaca que entre el material más importante se encuentran las colecciones de compositores chilenos como Gustavo Becerra, Domingo Santa Cruz y Enrique Soro, entre otros; así como vinilos de conciertos de Beethoven, Claudio Arrau y la Orquesta Sinfónica de Chile. “También forman parte del archivo las grabaciones del Coro y Orquesta Sinfónica UdeC, que conforman la memoria cultural de la región, con hitos como presentaciones dirigidas por el maestro Wilfried Junge, primer director titular de la Sinfónica UdeC; (1959) y por Heles Contreras, fundador del Coro UdeC (1963)”, dice.

Este archivo también se compone del registro de eventos como las escuelas de verano, visitas ilustres, discursos de rectores y conciertos oficiales, junto con los programas que distintos colaboradores han realizado a lo largo de los años. De tal forma, señala, “nos permite mantener una memoria sonora de diversos hitos ocurridos en nuestra Universidad”.

A su juicio, entre los desafíos está poder contar, a futuro, “con un espacio físico especialmente adaptado para el resguardo de todo este material en un solo lugar. La idea también es contar con un catálogo de consulta en línea para que quienes lo requieran puedan acceder y escuchar estos archivos”.

Por otra parte, el Archivo y Biblioteca Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción, es un pequeño espacio ubicado actualmente en el Teatro UdeC. Está principalmente compuesto por más de 1.700 partituras (generales e individuales) de muchas composiciones. Algunas ediciones muy antiguas, otras incluso manuscritas que dan cuenta de los primeros años de funcionamiento de la Orquesta, junto con ediciones tradicionales de las diversas composiciones orquestales y también de cámara.

Mario Cabrera, gerente de la Corporación Cultural Universidad de Concepción, señala que “es un poco el reflejo de la historia de la Orquesta. Es también indicador del diverso repertorio que se ha interpretado. En cada partitura, además, se puede encontrar anotaciones, firmas de antiguos músicos, o directores invitados y titulares. Por otra parte, es un claro incentivo de lo que falta por hacer y mejorar en cuanto a renovación y ampliación de la música a interpretar”.

A su juicio, entre los principales desafíos de este archivo se encuentra la digitalización de los documentos. “Es un desafío fundamental para preservar los materiales históricos que se encuentran ahí. También lo es tener un espacio que permita darle un uso más amplio, ya que hoy prácticamente está exclusivamente abocado al uso del bibliotecario de turno para cada ensayo y presentación de la orquesta. Sería hermoso poder darle un uso más público para los mismos músicos de la orquesta y, por qué no, para el público en general; por ejemplo, tener una sección de audios y videos como tienen en otros lugares del mundo”, dice Cabrera y concluye señalando la posibilidad de poder integrarse a las redes tanto nacionales como internacionales de bibliotecas orquestales del mundo como una meta clara, así como transformarse en la principal biblioteca musical de, a lo menos, Concepción.

Chillán: Biblioteca y La Discusión

El Campus Chillán de la UdeC cuenta también con importantes archivos, dos de ellos al interior del Campus y un tercero en el Diario La Discusión.

La Biblioteca UdeC Campus Chillán, creada en 1955, cuenta con una de las compilaciones de textos agrícolas más completas del país y es considerada valiosa por su colección especializada en las áreas de las Ciencias Agronómicas, Medicina Veterinaria e Ingeniería Agrícola.

La jefa de la Biblioteca, Angie Figueroa, señala que ésta se proyecta como una sección que contribuye efectivamente a la formación de los estudiantes del Campus Chillán y a contribuir en los requerimientos de información de las actividades de docencia e investigación, así como al desarrollo y fomento de la investigación.

Por otro lado, el Repositorio Plan Chillán contiene documentos digitales del plan de desarrollo Agrícola e Higiene Rural de Maule, Ñuble y Concepción, que se conoció con el nombre de “Plan Chillán”, y tiene como objetivo la conservación del material físico y la difusión de los artículos que corresponden a los primeros boletines y circulares que se imprimieron para esta iniciativa.

Ambas colecciones, señala Figueroa, “enfatizan en la difusión e importancia que tiene la información para el desarrollo de nuevo conocimiento, desde las investigaciones en las áreas que trabaja nuestro campus, hasta el trabajo diario con alumnos de primer año. Además, a través del Repositorio Plan Chillán, nuestra institución tiene la labor de preservar archivos e información valiosa para el desarrollo de la Región de Ñuble”.

A su juicio, los mayores desafíos que se vislumbran hoy “han cambiado debido a la crisis sanitaria, ya que se vuelve aún más relevante el desarrollo tecnológico que facilite, a nuestros usuarios, el acceso a las diversas colecciones. También cobra relevancia la difusión que se realice del contenido y de las herramientas que la biblioteca puede entregar a sus usuarios”.

Por otra parte, el Archivo del Diario La Discusión de Chillán comprende un patrimonio compuesto por dos archivos ubicados en el edificio del medio de comunicación universitario, que este 2020 cumple 150 años.

El primero es una hemeroteca que reúne las colecciones de ejemplares publicados desde 1870 a la fecha. Están empastados (370 tomos) y guardados en dos espacios debidamente habilitados, con las condiciones de conservación y seguridad adecuadas. En 2019 fueron reinventariados por profesionales del Archivo Fotográfico de la UdeC, con colaboración de alumnos de la carrera de Historia y por primera vez se digitalizaron ejemplares.

La otra colección corresponde al Archivo Fotográfico de La Discusión, compuesto por 5 mil fotografías, correspondientes a publicaciones entre 1970 y 2005. Se encuentran clasificadas según criterios de uso periodístico y guardadas en gavetas metálicas, en buen estado de conservación, explica el director del Diario, Francisco Martinic.

Se trata del segundo archivo de diarios más antiguo y completo del país, después de El Mercurio, dice. “Contiene lo más relevante del quehacer social, político y económico de la antigua provincia y actual Región de Ñuble. Es altamente valorado por la comunidad académica, pese a que su uso es restringido. Hoy constituye el principal archivo histórico de la nueva región, a decir de sus autoridades, y es el principal proyecto no periodístico de La Discusión. Cabe destacar que el edificio –que fue construido por Hernán Larraín, el mismo arquitecto de la Catedral de Chillán- tiene reconocimiento patrimonial en el PRC”, destaca Martinic.

Como desafío, el Director del diario señala que “en materia de seguridad se requieren algunas mejoras sugeridas por expertos, las que estamos implementando. Pero, lo más importante, no solo para conservar sino también para poner al servicio de la comunidad, es desarrollar un proyecto a largo plazo para digitalizar todas sus ediciones, construir una plataforma digital para compartir este patrimonio y, adicionalmente, recuperar una parte del edificio para habilitar un museo de la prensa regional”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/