Close
Radio Radio Radio Radio

Amplían los plazos para nuevo relleno en Chillán Viejo

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Biobío decidió extender el plazo para que la empresa Inser S.A., entregue antecedentes adicionales para su proyecto de construcción de un nuevo relleno sanitario en la comuna de Chillán Viejo, en el sector de Llollinco, cerca de los dos que actualmente maneja Ecobío.

Según la entidad estatal, “considerando que se han solicitado nuevos antecedentes al titular del proyecto ‘Centro de Manejo Ambiental Ñuble Sustentable’, por lo que se requiere de un plazo mayor para la evaluación ambiental del proyecto”, se resolvió ampliar el plazo de 120 días para la evaluación ambiental por 60 días adicionales.

El proyecto, según la empresa, consiste en la construcción, operación y posterior cierre de un centro de manejo habilitado para la disposición final de aproximadamente 7.565 toneladas mensuales de residuos sólidos domiciliarios (RSD) y asimilables que se generen en diversas comunas.

La inversión, calculada en US$5.000.000, permitiría generar una Planta de reciclaje de residuos, área de disposición final de residuos, Planta de tratamiento de lixiviados, entre otras instalaciones.

La propuesta en evaluación se emplazará en una superficie total de 93,3 hectáreas, de las cuales 7,308 hectáreas constituirán el proyecto en sí, siendo esta el área destinada para la disposición final de residuos sólidos domiciliarios y asimilables.

El objetivo del “Centro de Manejo Ambiental Ñuble Sustentable” consiste en generar un lugar para la disposición final de residuos domésticos y asimilables generados en la zona, que permita a los municipios y empresas locales contar con una alternativa válida técnica y económicamente para la disposición de sus residuos sólidos.

Detractores

En la comuna histórica han surgido voces detractoras respecto de esta iniciativa, por los eventuales problemas ambientales que originará y que se sumarían a los de las plantas de Ecobío y otras instalaciones sanitarias existentes en la zona.

Ulises Lari, presidente del Comité Ambiental de Chillán Viejo, indicó que este Centro de Manejo, ingresado al SEIA el 12 de octubre del 2017, ha tenido una serie de modificaciones, pero ninguna alternativa“responde al clamor de la comunidad chillanvejana que no desea nuevos rellenos en la comuna histórica”.

Lari indicó, tras analizar la propuesta de la empresa, que hasta el momento no existe una alternativa viable para eliminar riles. A eso se sumaría que hay familias que no han sido consideradas en el área de influencia del proyecto y que se verían afectadas en cuanto a la calidad de aguas subterráneas.

Lari agregó que en la documentación presentada, la firma,  “para compensar las emisiones de material particulado (9.17 toneladas de material particulado grueso, en el cuarto año de operaciones), ofrece plantar 3,7 has de quillay (1.100 por hectárea) y no explica en dónde se realizará esa plantación o solo entregará plantas para una superficie equivalente”.

Junto con ello, sostiene Lari, para mitigaciones y compensaciones, que tienen que ver con la pérdida de arraigo de las familias del entorno, dispondrá $2.000.000 (dos millones de pesos) anuales para financiar actividades de la comunidad y una beca de estudios.

El dirigente vecinal agregó que las compensaciones serán entregadas “a cambio de 28 años de operaciones y cierre (ocho años de operaciones y 20 años de proceso de cierre), mano de obra para 25 personas como máximo y una acumulación de 90.780 ton/año de basura domiciliaria, incertidumbres, temores y pérdida de calidad de vida de la gente y deterioro de la imagen de la comuna, Cuna de la Patria”.

Además, subrayó, “la basura estará dispuesta en celdas de hasta 15 metros de altura desde el nivel del suelo y estarán a la vista desde el camino Chillán-Yungay, debido a que también se eliminó del proyecto la cortina vegetal en torno al relleno, propuesta inicialmente para contener los malos olores”.

Lari agregó que les preocupa sobremanera lo que pueda ocurrir con los malos olores sobre todo porque el titular “indica que como el olor no tiene un carácter conservativo ni un efecto acumulativo, es posible descartar efectos sinérgicos respecto a las fuentes ya existentes (rellenos de Ecobío y plantas secadoras de algas). Esto significa que los olores generados por el nuevo relleno, quedarían bajo el “paraguas” de malos olores existente. Y esto impedirá en el futuro identificar con exactitud la procedencia de malos olores”.

Vertedero antiguo

El presidente del Comité agregó que un elemento “positivo” en la presentación de Inser “es que después de tantos años reconoce la existencia de pasivos ambientales en su predio: el relleno Quilmo de Enasa, que operó en elaño 2002, y que fue clausurado, sin un proceso de cierre”. 

En este caso existiría el compromiso de sanear el territorio de aquel vertedero en la medida que la RCA sea favorable.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/