Close
Radio Radio Radio Radio

Alta adhesión de adultos mayores y escasa participación de jóvenes se vivió en las comunas

Mauricio Ulloa

Si en algunos surgió la idea, a raíz de la alta convocatoria del plebiscito del 2020, que la ciudadanía, en especial la juventud, iba a asistir en masa a votar ayer, aquello no ocurrió.

Y pese a que falta el día de hoy para sacar conclusiones certeras, “parece que se volvió a lo de siempre. Han venido a votar casi solo los adultos, hemos visto gente en silla de ruedas, gente con muletas, personas con discapacidad que llegaron asistidas por un acompañante. Pero de jóvenes entre 18 y 25 años casi nada”, planteó Jorge Aqueveque, delegado del Liceo Polivalente de San Nicolás.

Observación que se repetiría casi de manera unánime si se le hubiese contestado a cada delegado de la región. Al menos en Ránquil, su alcalde, Benito Bravo, respaldó la concepción y añadió: “es que los cabros son puro cuento. Para qué estamos con cosas si es la realidad, ellos fueron en masa al plebiscito porque las opciones eran dos, Apruebo o Rechazo y nada más. Ahora, que hay nombres, varias candidaturas para cosas tan importantes como elegir a los constituyentes, cargo que se creó gracias a ese mismo plebiscito, los jóvenes no vienen a votar, porque les da flojera investigar quién es quién. Al final, para ellos es hacer lo que dice la moda, nada más”.

Y en San Fabián, la historia se repitióe. Su alcalde, Claudio Almuna, va más allá de un intento sociológico para explicar el fenómeno y planteó que “Chile y el Servel deben entender que ya es hora de modernizar los procesos, se debe pasar al voto digital y, por sobre todo, es necesario volver al voto obligatorio, porque es más que importante que todas las personas participen de la toma de decisión sobre quiénes tienen que gobernar y administrar el país en el que todos vivimos”.

Almuna también aseguró que el voto joven fue, tal vez no el único, pero sí el gran ausente en la jornada sabatina.

En la Municipalidad de Coihueco aún hay esperanza en este domingo. “Es cierto que hubo una baja de votos jóvenes, lo que puede parecer un contrasentido si se entiende que el proceso de elección de constituyentes es el resultado de un fenómeno que armaron ellos. Sin embargo, creo que es muy pronto para sacar conclusiones, ya que nos resta toda una jornada y bien sabemos que los chilenos tenemos una enorme tendencia para dejar nuestras obligaciones para última hora”, dice el alcalde (s) de Coihueco, Russel Cabrera.

De todas formas, no escondió un hecho fehaciente. “Hay un local, que es el colegio Parroquial, que concentra casi la totalidad del padrón electoral joven de nuestra comuna y lo cierto es que el delegado, los vocales de mesa y los apoderados durante todo el día nos dijeron que la cosa estuvo muy, muy lenta. Pero insisto, queda todo un día y desde luego, nuestro llamado es a sumarse a este proceso democrático”.

Unos de fiesta. Otros no

Dónde sí hubo diferencias -incluso opuestas- es en el ambiente que las elecciones generaron en cada una de las comunas.

Mientras en algunas, como Coihueco o Portezuelo o El Carmen, casi no hubo necesidad de designar vocales de última hora, en otras comunas como San Nicolás, sí se debió buscar reemplazantes y la respuesta no siempre fue un sí.

Disímil también fue el nivel de participación y la efervescencia ciudadana.

En comunas como Portezuelo se vivía una verdadera fiesta familiar afuera del local de votación, Nuestra Señora de El Carmen, con música pop y rock a través de un potente sistema de audio, lo que incluía un locutor que con animada voz llamaba a las personas a sumarse a las elecciones, recordándoles que se elegía alcalde, concejales, gobernador regional y constituyentes.

También fue una de las pocas comunas que, aprovechando la venia del Servicio de Salud, se instaló una mesa con funcionarias del Cesfam de la comuna para suministrar al vecino que se los solicitara, las vacunas contra la Influenza y el coronavirus.

Ya promediando las 16.30 horas de ayer, las funcionarias de la salud totalizaban cerca de 55 inoculaciones por influenza y otras 25 por coronavirus.

Si hubo un factor que jugó en favor de este buen ambiente electoral en Portezuelo, es que se ahorraron las disputas y las controversias propagandísticas, ya que el alcalde René Schuffeneger corre solo en la lista.

Sin candidato alguno que le disputara los votos, ya es un hecho que irá, de manera indefectible, por su tercer periodo alcaldicio.

También hay otro factor preponderante, como la tradición, ya de décadas, de que las elecciones siempre sean así.

Karola Ortega, delegada del local de Nuestra Señora de El Carmen, explicó que “este mismo ambiente se repite cada año, con los parlantes, con la música, el animador y todo”.

Conforme a la delgada, quien además es secretaria de la Corporación de Asistencia Judicial de esa comuna, el padrón electoral es cercano a los 5.840 votantes, y para las 16.30 horas se estimaba que ya habían emitido sus preferencias sobre mil vecinos.

Y si bien la última mesa instalada se registró a las 09.45 horas, no hubo mayores problemas para completarlas porque “los voluntarios estuvieron acá desde tempranito, así que se designaron rápidamente a los vocales y eso nos permitió funcionar desde temprano, por lo que no hemos tenido mayor problema”, comentó la delegada.

Normalidad

En otras comunas, si bien no hubo fiestas ni música en las calles, o voluntarios aguardando ser designados desde el alba, tampoco se registraron mayores inconvenientes y el proceso se llevó a cabo con total normalidad.

En Pinto, conforme a la delegada de local Ivette Mora, antes del mediodía de ayer ya se había registrado el sufragio de cerca del 30% del padrón inscrito en su establecimiento.

“Estamos sorprendidos porque no pensamos que hoy iban a llegar tantas personas a votar y, aunque el flujo ha sido rápido, las mesas las abrimos tarde porque los vocales no llegaban. Incluso ayer (el viernes) en la reunión se constituyeron nueve mesas, porque no había mucho interés de los vocales. Tuve que nominar cuatro vocales, pero afortunadamente no opusieron ninguna objeción”, relató.

El contrapunto a esta “fiesta cívica” se vio en otras comunas como Ránquil y San Nicolás.

En ambas comunas se acusó que los apoderados de mesa mantenían, en su mayoría, una actitud de mucha aspereza y confrontacional.

Benito Bravo, alcalde de Ránquil, dijo a La Discusión, que no había visto, “desde el plebiscito de 1988 un ambiente tan tenso, tan agresivo, entre una parte de los apoderados de mesa, como la que se vivió ayer en las salas. Realmente, parecía que estuviéramos en guerra. Afortunadamente, no pasó a mayores, pero si usted hubiese estado aquí, le hubiese dado la impresión que las cosas pudieron haber terminado muy mal”.

Y en San Nicolás no estuvo mejor, según describió el delegado del Liceo Polivalente, Sergio Aqueveque.

“Las personas que han venido a votar, no han generado ningún problema. Las mesas ya estaban instaladas en su totalidad a las 8.45 horas, pero los únicos incidentes que hemos tenido han sido con personas que han integrado la votación, puntualmente con algunos apoderados”, precisó.

Para intentar “bajar las revoluciones” se tuvo que conversar con ellos y pedirles que adoptaran una actitud más colaborativa con el proceso.

“Es que llegaron como con un ánimo de pelea. Yo estoy cumpliendo esta función desde hace seis años y es primera vez que, por ejemplo, casi nadie de los apoderados aceptó ser vocal en las mesas que no llegaron a totalizar el quorum. Eso no lo había visto nunca, y lo que nos decían era que ellos habían venido a pelear votos, como si esto fuera un ring”, añadió.

Mientras desde San Nicolás hicieron un llamado público a los apoderados a “entender que esto no es una batalla y quien sea quien gane lo hará mediante un proceso democrático que todos deben respetar”, en San Fabián se ahorraron el problema “teniendo un apoderado por mesa, y el trabajo que desarrollaron permitió garantizar una cierta tranquilidad respecto a que e trabajo democrático se diera adecuadamente”, dijo Claudio Almuna.

Aunque el alcalde admitió  que hubo ciertos momentos en que se pudo haber generado alguna controversia, “estas son propias de estos procesos, pero en nuestro caso no generaron ni descalificaciones, ni mal ambiente, ni peleas”.

Por último en Coihueco, el panorama fue un feliz opuesto.

“Acá no se vio nada de eso. La verdad es que en términos generales los días previos a las elecciones han sido muy tranquilos en la comuna. No se han generado problemas entre candidatos, quejas ni nada por el estilo, todo lo contrario, hemos visto candidatos levantando las pancartas caídas de sus competidores y otros gestos como ése”, apuntó Russel Cabrera.

Como resultado de esa previa es que “hoy vimos apoderados de lados opuestos conversando tranquilamente entre ellos, incluso candidatos compartiendo con los apoderados de sus contendores tranquilamente”.

La esperanza es hoy

Si es por el coronavirus, no hay mucho de qué preocuparse, más allá que en Chillán se haya detectado una emergencia por presunto contagio que al final no era tal.

A diferencia de los procesos anteriores, en cada local se estableció el protocolo de tomarse la temperatura y recibir dosis de alcohol gel, tanto en el acceso del local, como en el de cada sala.

Se dispuso de una sala de aislamiento en cada establecimiento por si se llegaba a detectar algún caso sospechoso y se cuenta en cada local con cuadrillas sanitarias que están pendientes que los protocolos sanitarios se cumplan.

Por tal razón, en cada comuna esperan que la concurrencia de hoy sea mayor a la de ayer. Si se logra, tal vez sí se pueda hablar con propiedad de esa anhelada “madurez cívica”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/