Close
Radio Radio Radio Radio

Alcaldes electos fijan derrotero a trabajar entre Chillán y Chillán Viejo

Cristian Cáceres

Una maciza agenda en común prometen despegar una vez que asuman en sus respectivos cargos, los alcaldes de Chillán (PPD), Camilo Benavente Jiménez;  y de Chillán Viejo, Jorge del Pozo Pastene (Independiente), quienes asumen motivados de un profundo sentido de unidad.

Las autoridades electas se reunieron en el límite entre ambas ciudades, en el llamado Paso de Piedra de Av. O’Higgins, que corresponde a un punto desde el cual se abren caminos en los cuatro puntos cardinales, asegurando de manera simbólica el futuro plan de trabajo conjunto.

Durante el encuentro, que apuntan, “fue más que un mero saludo y apretón de manos”, comenzarán a proyectar las ideas que tienen para la intercomuna, que para ambos es una gran urbe con demasiados puntos coincidentes, a lo que suman una historia común y por lo mismo con un destino que deben proyectar de manera unida.

Ambos dialogaron respecto de la necesidad de crear un concejo bicomunal, que colabore como órgano asesor en una serie de materias que ambas municipalidades deben tratar de manera unificada.

En el pasado, ambas ciudades habían tratado de generar un trabajo estrecho, pero las diferencias políticas insalvables entre las autoridades y sus respectivos equipos hicieron que se malograran las buenas intenciones planteadas durante los efímeros encuentros en el Paso de Piedra, que se hicieron con motivo del aniversario de fundación de Chillán.

En la actualidad, con alcaldes electos que responden a un denominador común como es ser representantes de fuerzas progresistas e independientes, aparentemente la unidad que esperan pudiera darse de manera más orgánica y natural.

“La historia y la cultura nos unen con Chillan Viejo.Hay profundas raíces en común entre ambas comunidades y su destino debe estar marcado por el sello de la colaboración permanente”, destaca Benavente.

Ideas fuerza

A la hora de plantear ideas, el edil electo de la capital  regional destaca que “es necesario articular programas de desarrollo vial, fomento productivo, generación de empleos, aprovechar las ventajas estratégicas de la intercomuna en el plano regional y nacional, promover con mayor fuerza el desarrollo ferroviario, consolidar la idea de un Metrotrén, avanzar en planes de descontaminación” y muchos otros que deben trabajar con ministerios y el apoyo de entes privados”.

Camilo Benavente agrega que deberán “levantar en conjunto un potente programa cultural con intervenciones itinerantes en las villas y poblaciones. Ademas de unir las programaciones de nuestros teatros como parte de un conjunto de actividades que podemos promover. Todo esto es posible de realizar y sería una contribución a todo lo que nos une”.

Sostiene que “la unidad del territorio se expresa, en los proyectos viales en marcha, como por ejemplo la modernización de las Avenidas Huambalí o Alonso de Ercilla, que pasan por ambas urbes. Se suma a ello que el MOP propuso un baipás que comenzando en Chillán Viejo, pasa por el oriente de la Chillán. Igualmente todos los planes de mejoramiento de la circulación de taxibuses y colectivos consideran a ambos territorios”.

En tanto, Jorge del Pozo reconoce que “nadie puede desconocer que no ha existido mucha cordialidad en la relación entre Chillán y Chillán Viejo. La política se ha impuesto por años sobre los intereses comunitarios y eso no puede seguir pasando. El nuevo ciclo que se inicia debe estar marcado por un sello colaborativo, que tenga como único objetivo el mejorar las condiciones de vida de los y las habitantes de la intercomuna. La ciudadanía demanda autoridades que se esmeren en eso y no que pierdan el tiempo en peleas bizantinas”.

Del Pozo sostiene que debe comenzar un nuevo ciclo: “Hemos tenido conversaciones con el electo alcalde de Chillán, Camilo Benavente, y ambos pensamos de manera similar. Este nuevo período alcaldicio debe marcar un punto de inflexión, un nuevo inicio y los beneficiarios tienen que ser los vecinos. Nunca más personalismos, de ahora en más, gestión conjunta para el beneficio común”.

Expone que Chillán y Chillán Viejo comparten un pasado común, “pero debemos ser capaces de proyectar el futuro. En ese sentido, no podemos desconocer que el desarrollo urbano ha traído como consecuencia la generación de una intercomuna que comparte beneficios, pero también problemas de desplazamiento, armonía y condiciones de vida. Debemos tener en el horizonte soluciones concretas que disminuyan los tiempos de desplazamiento, mejoren el transporte público, la ornamentación urbana, junto con las preocupaciones constantes de las que siempre deben hacerse cargo los municipios”.

Ambiente y calidad de vida

Ambas comunas esperan trabajar para mejorar las condiciones ambientales, reduciendo la contaminación por partículas asociadas a la quema de leña, pero igualmente el trabajo apunta a dar pasos consistentes para habilitar más áreas verdes o parques.

El edil chillanvejano precisa  que “la puesta en marcha del programa de recambio de calefactores ha sido beneficios y se debe agradecer a los gobiernos que lo han implementado. Desde que somos región, miles de chillanvejanos han accedido a estufas a pellet, dejando atrás la leña y la contaminación que esta produce, sobre todo cuando está verde. No obstante, el problema no radica solo ahí y tenemos fuentes contaminantes muy potentes que no permiten tener las condiciones atmosféricas ideales. En tal aspecto vamos a trabajar desde Chillán Viejo y con el propósito de transformarnos en un referente nacional, en un plan de arbolado y ornamentación de distintos espacios públicos y en la medida de lo posible privados también, para transformar a la comuna en el jardín del sur. Además, solicitaremos la instalación de un monitor que nos permita conocer tempranamente las alertas para ingeniar soluciones. Hay que innovar por que si seguimos haciendo lo mismo, tendremos problemas similares”.

Otro de los temas que analizarán de manera conjunta es el del desarrollo vial, el cual no se ha proyectado de manera armónica, de tal forma que existe una infinidad de problemas para automovilistas, ciclistas, peatones, que deben convivir en espacios reducidos, “donde cada vez hay más automóviles”, analiza Benavente.

Del Pozo agrega que “la vorágine del crecimiento ha influido en el desorden que hoy tenemos en términos estructurales y viales. Se debe diseñar un plan integral que potencie los espacios comunes de gestión comunal y permita abordar este problema que es uno de los más importantes siempre en intercomunas como la nuestra. La gran ventaja de vivir en regiones la da la calidad de vida y los bajos tiempos de desplazamientos. No podemos perder ese norte, nos haría perder identidad y desmejorar las expectativas de calidad de vida de las personas”.

Planificación

Los ediles electos se harán cargo de comunas que hace poco tienen un nuevo Plan Regulador Intercomunal (Prich), que reemplaza al que estaba vigente desde el año 2007, pone de relieve Camilo Benavente. Apunta que “este es un nuevo punto de coincidencia a partir del cual tenemos que trabajar. Además, Chillán deberá proyectar una actualización de su propio Plan Regulador,  pues el que tenemos ha dado muestras de que requiere una reformulación de la mano de la comunidad y que recoja las ideas de ella para construir una ciudad moderna y sobre todo con calidad de vida”.

En tanto, Del Pozo adelanta que “he solicitado una reunión con el seremi de Vivienda, a fin de revisar este y otros temas. Como lo he dicho previamente, no hay tiempo que perder y resulta importante conocer el estado de los más variados proyectos. La actualización de planes que generan planificación comunal es importante, y deben estar lo más actualizados posibles. No podemos tomar decisiones de futuro, anclados en informaciones del pasado. Eso sería un error garrafal”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/