Close
Radio Radio Radio Radio

Advierten que riesgos del glifosato se generan en su mala utilización

En junio pasado, el gigante alemán Bayer aceptó un acuerdo para pagar US$10.900 millones y terminar con miles de demandas en Estados Unidos por casos de cáncer provocados supuestamente por uno de sus pesticidas, el Roundup, que contiene glifosato, un compuesto desarrollado y patentado por la compañía Monsanto en los años setenta, hoy propiedad de Bayer.

El glifosato es el principio activo de los pesticidas Roundup y Ranger Pro, de Bayer. Y dado que la patente se liberó hace bastante tiempo, hoy hay una gran variedad de marcas de herbicidas que contienen glifosato y que se comercializan en Chile, lo que le ha facilitado su acceso a menores precios, razón por la cual, según el académico de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, Alberto Pedreros, es el más vendido en Ñuble, en Chile y en el mundo.

El dirigente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Carlos González, explicó que los herbicidas con glifosato son los más utilizados debido a que su acción es de amplio espectro y contribuyen a facilitar las labores de preparación de la tierra antes de la siembra.

“Es muy eficiente y es utilizado ampliamente, por ejemplo, es muy usado por los agricultores que utilizan cero labranza: queman los rastrojos, esperan las primeras aguas, emerge la capa vegetal, aplican el glifosato que mata todo lo que encuentra arriba (vegetal) e inmediatamente detrás va la máquina cero labranza sembrando. Eso permite hacer una siembra mucho más rápida, porque no hay que arar ni rastrear”, detalló González.

El dirigente comentó que se usa en todo tipo de cultivos y planteó que no existe una alternativa en el mercado.

Riesgos

El agricultor sentenció que todos los químicos representan riesgos, por lo que su aplicación exige el uso de elementos de protección: “Con cualquier herbicida que se aplique, el operario debe tener los implementos para no contaminarse, como un traje completo, gafas, mascarillas con filtros, guantes”. Comentó que en la mayoría de los campos se aplica con un tractor con fumigador de barra.

En ese sentido, subrayó que es clave el manejo correcto de los líquidos y aseveró que una gran mayoría de los agricultores cumple con ese estándar y entrega los implementos, e incluso, algunos cuentan con tractores con cabina cerrada.

En esa misma línea, el académico Alberto Pedreros, sostuvo que no existen pruebas definitivas de que el glifosato provoque cáncer y de hecho, planteó que los insecticidas, el champú, la sal de mesa y el cloro que se usan en el hogar son más tóxicos.

“El glifosato es lejos el plaguicida más vendido de todos, pero se ha sobreutilizado. Si hablamos de toxicidad, hay que partir de la base que todos los productos químicos son tóxicos, lo que importa es la dosis. El glifosato es mucho menos tóxico que un montón de productos que se usan hasta dentro de las casas. El problema surge cuando la gente lo usa mal, y es lo que cuesta hacer entender”, expuso el investigador.

Pedreros sentenció que “se ha sobreutilizado porque es un producto bueno y barato. Es el plaguicida más vendido en Chile, pero mucha gente que lo aplica no se protege. Nosotros no somos muy buenos para respetar protocolos. Hay un control estricto para aquellos que exportan, pero para quienes venden en el mercado interno no hya una fiscalización tan fuerte. Yo lo digo porque he visto a algunos con pantalón corto aplicando estos productos”.

Manifestó que hay países en los que se está debatiendo su prohibición, como en Francia, “donde los agricultores han protestado frente a esta posibilidad. Ello, porque si no hay algo parecido a ese precio, obviamente que encarece los costos de producción”.

Los reguladores de Estados Unidos y Europa consideran que el producto es seguro tal como está etiquetado. Sin embargo, en 2015 el organismo de la OMS de investigación sobre el cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) advirtió que era “probablemente cancerígeno”. Los jurados que han condenado a Monsanto lo han hecho sobre el convencimiento de que la empresa ocultó el peligro del producto.

Bayer

Desde Bayer Chile, en tanto, expresaron que “no se verá ningún cambio en la disponibilidad de Roundup a consecuencia de los acuerdos anunciados por la compañía” y destacaron que estos acuerdos “no contienen admisión de responsabilidad”.

La compañía respaldó sus herbicidas a base de glifosato, “que se encuentran entre los productos más rigurosamente estudiados de su clase” y argumentó que “existen más de 800 estudios científicos que respaldan la seguridad del glifosato, en los cuales no se ha podido establecer relación con el desarrollo de cáncer”. De hecho, en enero la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) “volvió a aprobar el uso del herbicida y señaló que ‘no identificó ningún riesgo para la salud humana derivada de la exposición a glifosato”. 

Bayer añadió que “su seguridad cuenta con el respaldo constante de reguladores de todo el mundo, como de Alemania, Australia, Corea, Canadá, Nueva Zelanda y Japón”. Es más, el SAG, en Chile, la etiquetó como “verde”, lo que la ubica en el nivel de riesgo más bajo para la salud entre los productos fitosanitarios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/