Close
Radio Radio Radio Radio

Adelantan para este sábado el inicio del reparto de cajas de alimentos

Desde mañana comienza en la Región de Ñuble la entrega de 30.000 cajas de mercadería del Gobierno, que tiene como objetivo básico aliviar en parte los problemas por los que atraviesan miles de habitantes del territorio afectados por los efectos económicos de la pandemia.

No se trata de una solución definitiva a las complicaciones por las que atraviesa la población, reconoce el propio intendente Martín Arrau, consciente de que las necesidades son muchísimo mayores, de tal manera que la gente más desposeída por la crisis requerirá atenciones permanentes de parte del Gobierno.

De hecho, ya se están proyectando nuevas fases, al menos dos más por ahora, que sumarán varios miles de ayudas adicionales a quienes se han visto más afectados por la pandemia y la crisis social inherente a ella.

La distribución de la mercadería se iniciará este sábado 6 de junio en la capital regional, de tal manera que Intendencia se adelanta dos días respecto del plazo inicial para comenzar el plan, fijado inicialmente para el lunes.

Respecto del criterio utilizado para apoyar a las familias, Arrau mencionó que quieren “llegar a los hogares más vulnerables; por lo tanto se hizo una distribución por comuna en proporción de los hogares bajo el 40 por del nivel de vulnerabilidad”.

Esa, agregó la autoridad, es la fórmula que será utilizada para atender las demandas de las familias, al menos en esta primera entrega de 30 mil cajas.

En este marco, equipos de Intendencia y del Ejército comenzarán el trabajo de distribución basado en un sistema de polígonos donde, según los antecedentes y bases de datos de la entidad estatal, habitan las personas susceptibles de ser beneficiadas.

Según este esquema, los equipos encargados de la entrega de víveres pasarán por el sector de Brisas del Bicentenario, donde debieran ser atendidas 300 casas. Posteriormente serán visitados residentes de las poblaciones Arturo Prat y Los Volcanes, entre otras.

La entrega no se limitará solamente a Chillán, sino que  el despliegue logístico llevará las ayudas humanitarias a las provincias y comunas de Ñuble, de acuerdo al plan definido por el Gobierno Regional.

La cantidad de cajas que serán distribuidas en toda la región será en función al número de población que se encuentre dentro del 40% más vulnerable. De acuerdo a esta fórmula, la Provincia de Punilla recibirá 6.820 cajas; Itata, 4.260 yDiguillín, excluyendo a Chillán, 8.120.

La capital regional, en tanto, que tiene una mayor cantidad de personas en ese grupo socioeconómico, tendrá a disposición 10.800 cajas.

La idea de la Intendencia y del Ejército, como lo detalló el jefe de Defensa en Ñuble, Cristian Vial, es entregar alrededor de 1.000 de estos beneficios sociales por día.

“Este primer plan de 30.000 cajas, es una caja por casa. Va a llegar un equipo, va a tocar su puerta y el único requisito es que haya un mayor de 18 años en la casa y que tenga su carnet de identidad. La entrega debe ser registrada, por lo que se registra el domicilio, que ya está identificado por el departamento de estudios del Gobierno Regional”, enfatizó Arrau.

Tres etapas

Al anunciar este programa especial de apoyo a la comunidad, el intendente Martín Arrau precisó que este es el inicio de un programa mucho mayor que efectivamente considera otras dos etapas.

Arrau indicó que posteriormente vendrá “una segunda muy similar a esta, en la que estamos afinando los últimos detalles y cuando esté disponible lo vamos a dar a conocer”.

En tanto, el tercer envío de ayuda, que está actualmente en análisis interno en el Gobierno Regional, incluirá una cantidad mucho mayor de kits de productos de primera necesidad.

La tercera etapa, que está en discusión, subrayó, “es varias veces esta primera etapa y yo diría que esta primera etapa es casi un piloto de lo que se viene en la siguiente”.

La autoridad remarcó que “nos interesa mucho ver qué mejoras podemos hacer. Pero son 30.000 ya adquiridas que comenzaran a llegar”, a las que se sumarán otras cajas de mayor cuantía.

Las ayudas sociales de la Intendencia tienen una serie de productos de primera necesidad, entre los que se cuentan pastas, arroz, legumbres, aceite, azúcar, entre otros, que tienen en total un costo unitario del orden de los $36.000.

Proveedores de Concepción y Chillán

El pack original de la caja, que fue cotizado desde el GORE, tenía un costo que ronda los $20.000, pero en el caso de Ñuble, integraron otros alimentos de consumo local como papas, lo que encareció cada lote hasta los $36.000.

Uno de los temas analizados hoy durante la presentación del programa es el costo unitario de cada beneficio y además el origen de los proveedores que, se esperaba fueran todos o la mayor parte de ellos de Ñuble.

Sin embargo, según la Intendencia, aparentemente no todos los comerciantes locales estaban capacitados y tenían existencias para generar las cajas requeridas, por carecer de uno o varios de los productos requeridos.

El intendente admitió que efectivamente hubo un pedido a una empresa de Concepción, que no especificó, que según información a la que tuvo acceso La Discusión concentra el 70 por ciento de las cajas requeridas (20.000). Además  se trabajó con firmas locales como La Escoba, que hoy estaba armando los pedidos;  Sociedad Cordillera y el empresario Sergio Contreras del Terminal Hortofrutícola de Chillán.

Martín Arrau precisó que en este plan de compras, son capaces de exhibir hasta 10 cotizaciones de empresas locales y foráneas, lo cual es una garantía de que el sistema de adquisiciones es transparente y se ajusta a los requerimientos estatales para este tipo de procesos.

Agregó que efectivamente en esta primera etapa “hay un proveedor de Biobío que nos esta asistiendo con un número de cajas, y como le digo, para esa compra hay más de 10 cotizaciones que respaldan que estamos haciendo el mejor uso de los recursos públicos posible”.

La autoridad enfatizó este punto indicando que el modelo de compras fue validado por la Contraloría, quien realizó un seguimiento de las bases del programa.

“También hemos hecho partícipe de este proceso a la Contraloría General de la República, la que nos ha estado acompañando con recomendaciones y siempre disponible para consultas”, enfatizó.

Para llevar la ayuda social a las familias se generó un protocolo que deja de lado a actores políticos locales que pudieran tratar de sacar provecho personal en tiempos de campaña.

Según comentó Arrau, “no queremos que esta ayuda humanitaria o social sea desvirtuada con uso político ni se vulnere la privacidad de las personas o la dignidad de ellas. Esta no es la solución a los problemas; es una pequeña ayuda, pero que en momentos difíciles puede ser muy significativa”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/