Intendente entregó balance sobre los incendios forestales en la región

Dos de los treinta incendios forestales que se mantienen activos en la Región del Biobío concentran los recursos del Sistema de Protección Civil, principalmente de la Corporación Nacional Forestal, Conaf, Ejército, Armada y Carabineros, además de Bomberos y de las empresas forestales. Tras un sobrevuelo efectuado este mediodía por personal técnico de Conaf y la Armada, se determinó que los incendios que afectan a los sectores Alhuelemu, en Mulchén, y San Antonio, en Florida, son los más complejos de abordar en estos momentos, debido a la topografía, continuidad de combustible vegetal y viviendas relativamente cercanas a la proyección del fuego.

El Intendente del Biobío, Rodrigo Díaz, quien desde la temprano en la mañana ha sostenido reuniones de evaluación en dependencias de la Oficina Nacional de Emergencias, Onemi, informó que hasta el momento se mantienen activos 30 incendios, de los cuales 20 ya están controlados y sin peligro de avance, pero siguen apareciendo nuevos focos en distintos sectores de la región. Es por ello que, “hemos tomado la decisión de realizar un nuevo sobrevuelo, de tal manera de ir reevaluando y reenfocando nuestro trabajo con el objetivo de, primero proteger a las personas y sus propiedades, y en segundo lugar a nuestro patrimonio natural”.

Respecto a la situación de la comuna de Bulnes, donde el incendio está un poco más contenido, la máxima autoridad regional indicó que el daño en superficie es estima en 500 hectáreas, “con 20 estructuras afectadas, que es la cifra que se mantiene hasta ahora, de ellas 13 viviendas totalmente siniestradas, 3 con daños parciales, 3 estructuras tipo bodegas con daño y además una planta procesadora de arándanos”.

Rodrigo Díaz precisó que la comuna se mantiene como zona de catástrofe, “lo cual significa que, desde el punto de vista del orden público, se toman medidas prioritarias para poder asegurar ese orden, y además desde el punto de vista operativo lo que está funcionando es el Estado de Chile con su Sistema de Protección Civil de forma normal”.

Por su parte, el director regional (I) de Conaf, Alberto Bordeu, detalló la situación de los incendios con más complejidad de abordar en la región: “Hablamos de Alhuelemu, en la comuna de Mulchén, que afecta al orden de mil hectáreas, incluso abarca a parte de la Región de Araucanía, pero que dentro de su complejidad y tamaño ayuda, para efectos del trabajo de las brigadas, la existencia de caminos interiores y relativamente pocas en viviendas. Por lo tanto, con los recursos que tenemos dispuestos allí creemos que, si no se nos presentan situaciones extremas meteorológicas, podríamos avanzar hacia su control. Pero el  más complejo es el incendio en el sector San Antonio, en Florida, es una zona con una topografía muy difícil, con quebradas que en el fondo existe abundante vegetación como aromos, que hacen difícil el trabajo allí”.

Respecto al reforzamiento del trabajo de control que están realizando las brigadas de Conaf y Bomberos, a través de Onemi se coordinó el apoyo de 3 Brigadas Forestales del Ejército, BRIFE, de los regimientos Chacabuco y Los Ángeles, y finalizada la tarde de este domingo arribarán a Concepción 4 Brifes más provenientes de la Región de Aysén.

La Región del Biobío se mantiene con Alerta Roja.