"Espero que la gente tome conciencia sobre la donación de órganos"

El chillanejo Juan Carlos Aqueveque, de 58 años, sufre problemas al corazón hace más de una década, por lo que ha debido someterse a dos operaciones para instalarle 3 baipás y hoy su corazón funciona gracias a un desfibrilador que lleva instalado en su pecho.

Ha aprendido a vivir con su enfermedad. Durante 5 años esperó que trataran su afección en el Hospital Herminda Martín de Chillán, pero no le dieron solución. Finalmente decidió ir hasta el Hospital Regional Dr. Guillermo Grant Benavente de Concepción, donde le diagnosticaron insuficiencia cardíaca.

Han sido años de espera y hoy se abre una "luz de esperanza" para el chillanejo, al ser considerado uno de los dos candidatos para recibir el primer transplante de corazón que se realice en la Región del Bío Bío.

Asegura que la noticia lo tomó por sorpresa, ya que no pensaba que los exámenes a los que se sometió saldrían positivos.

"Gracias a Dios me han salido todos los exámenes buenos. Ésto para mi fue una sorpresa porque, por todos los problemas que tengo, no pensé que pudiese calificar. Yo he sido muy fumador y no estaba seguro que los exámenes a los pulmones salieran bien. Creo que esto es un milagro", aseguró Aqueveque.

El chillanejo cuenta que hace unos años le informaron que su única opción era un transplante, por eso el calificar para poder obtener un corazón le parece un sueño.

"Cuando el doctor me dijo que me harían exámenes estaba ansioso. Me hicieron los análisis y cuando por fin me dijeron que estaba apto para recibir el órgano sentí una emoción tan grande que llegué a llorar. De verdad pensé que iban a salir malos los resultados".

Según lo indicado por Juan Carlos, solo le queda realizarse una última ronda de exámenes básicos para poder ingresar definitivamente a la lista de espera nacional del Instituto de Salud Pública para un transplante de órganos.

"No estoy nervioso, estoy ansioso. Por mí que me llamaran altiro para la operación. Tengo una fé única en Dios. Lo único que espero es que la gente tome conciencia sobre la donación de órganos, porque hay ocasiones en que pudiendo ayudar no lo hacen, eso es de un egoísmo inmenso. Si a mi me dijeran que hay solo un corazón y que hay algún niño también esperando yo definitivamente le daría la opción ”, concluyó.

Centro de transplante de corazón

Solo un último paso administrativo le falta al Hospital Regional Dr. Guillermo Grant Benavente de Concepción para ser certificado como el tercer centro de transplante de corazón del país, lo que permitirá que los pacientes que se atiendan en el recinto ingresen a la lista de espera del Instituto de Salud Pública, accediendo a las prestaciones ofrecidas por Fonasa. 

Cabe señalar que los otros dos centros son el Hospital del Tórax de Santiago y al Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar.