Cuatro fiscalizaciones al uso de plaguicidas se han realizado en Ñuble

Una fiscalización al protocolo de exposición a plaguicidas por parte de trabajadores realizó la autoridad sanitaria en la Sociedad Agrícola Millahue, ubicada camino a Yungay, comuna de Chillán Viejo.

La instancia fue presidida por el seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga, en compañía del delegado provincial Ñuble de la institución, Luis Rivera, e integrantes del nivel regional y provincial del sub departamento de Salud Ocupacional.

La inspección se realiza en base al cumplimiento del D.S. 158/2015, que aprueba el reglamento sobre condiciones de seguridad sanitaria de las personas en la aplicación terrestre de plaguicidas agrícolas, además del cumplimiento del Decreto N°97 sobre radiación UV de origen solar.

“El enfoque de la política de salud y seguridad del trabajo involucra principios que rigen nuestros procesos de fiscalización, como el derecho al respeto a la vida e integridad física y psíquica de los trabajadores, enfoque preventivo, el actuar coordinadamente para la regulación y control, e incentivar la responsabilidad del empleador en la gestión de los riesgos”, declaró el seremi.

El proceso de control consideró un recorrido por las bodegas de almacenamiento y verificación de equipamientos de seguridad, el que finalizó sin observaciones relevantes por parte de la autoridad de salud; y contempló, además, una charla educativa con trabajadores y trabajadoras agrícolas y temporeros (as).

“A nivel regional, durante el año 2015 se realizaron en esta materia 63 fiscalizaciones, cifra que ascendió a 67 el año recién pasado, con focalización preferente en las provincias de Ñuble y Biobío, por tener mayor cantidad de hortofrutícolas principalmente”, agregó la autoridad regional.

 De igual forma, en la región el año 2016 se  notificaron 30 intoxicaciones, siendo el género femenino el prevalente, agrupando el 60% de los casos.   Del total de casos de intoxicaciones, el 90% fue causado por insecticida.

“En la provincia de Ñuble, se concretaron el año 2015, 27 fiscalizaciones; mientras que dicha cifra se incrementó a 37 el año 2016. Los procesos de control dieron origen en Ñuble a un sumario sanitario el año 2015, y a dos sumarios el año recién pasado”, declaró el Delegado Provincial Ñuble, Luis Rivera.

Los sumarios tuvieron como base la infracción al Art. 21 D.S. 40/69, que indica que los empleadores tienen la obligación de informar a sus trabajadores acerca de los riesgos de sus labores, medidas preventivas y métodos correctos de trabajo; y a los artículos 37 y 53 del D.S. 594/99, que indican que deberán suprimirse de los lugares de trabajo cualquier factor de peligro que pueda afectar la salud o integridad de los trabajadores, y la proporción por parte del empleador a trabajadores de elementos de protección personal libre de costos.

Otras de las causales de sumarios dicen relación con la infracción  los artículos 6, 13, 17 y 19 del D.S 168/15, que implica que los plaguicidas puedan ser usados solamente por personas con entrenamiento; que el propietario o responsable de cultivos o plantaciones deberá asegurarse de que la aplicación de plaguicidas se realice en ausencia de personas o animales, además de dar cumplimiento al período de reingreso de los trabajadores a su lugar de trabajo tras la aplicación; que toda persona utilice elementos de protección personal  y que toda persona que manipule, esté en contacto o trabaje con plaguicidas,  debe estar en programa de vigilancia epidemiológica.

Cabe señalar que a la fecha la Seremi de Salud ha efectuado 4 fiscalizaciones en la materia a nivel provincial.