Desde hoy voluntarios resguardarán La Lobería de Cobquecura

Controversia causó este fin de semana la“invasión” de turistas al Santuario de la Naturaleza La Lobería en Cobquecura. 

El hecho se registró este domingo, cuando decenas de personas subieron hasta las rocas, que albergan a cerca de 2 mil lobos, aprovechando un puente de arena que se creó por la marea baja.

La temeraria acción fue rápidamente viralizada en redes sociales, donde cientos usuarios repudiaron el actuar, exigiendo multas para los visitantes.

Del mismo modo, autoridades y organizaciones no quedaron ajenas a lo ocurrido y anunciaron que desde este lunes 16 de enero voluntarios comenzarán a resguardar el sector, sobre todo en esta temporada que es cuando nacen las crías.

Así lo manifestó el secretario general del Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna (Codeff), Luciano Pérez, quien comentó que actualmente se coordinan acciones mediante el Comité de Gestión del Santuario, integrado por el municipio, el Consejo Nacional de Monumentos, la Armada, Sernapesca, la seremi de Medio Ambiente y Codeff.

“Desde hoy comienzan algunas coordinaciones que generamos con la Universidad de Concepción. Ellos serán los encargados de hacer un llamado para que los turistas no se acerquen a la roca. Ya tenemos organizados algunos voluntarios que son quienes habitualmente van y que se encargarán de resguardar y de solicitar a las personas que se mantengan a una distancia prudente del santuario, que es de a lo menos 50 metros”, detalló.

Sobre a qué se arriesgan aquellas personas no cumplan con esta prohibición Pérez indicó que “quienes ingresen al santuario podrían ser multados. No tiene ningún sentido lo que pretenden hacer e insistir en eso para pasarlo bien encontramos que es algo tan ridículo que no tiene ningún sentido. No es necesario que esté la autoridad para que la gente entienda que estas conductas no corresponden. No podemos tener vigilancia las 24 horas”, dijo.

A lo anterior Pérez agregó que “claramente ésto queda a conciencia de los visitantes, porque es necesario que comprendan que no es apropiado. Podemos ponerles letreros y destinar a personas para que vigilen durante el día, pero en la noche igual pueden acercarse y hacer las mismas barbaridades, entonces no va por las sanciones, sino por la información para que todos comprendan el por qué no deben hacerlo”.

Por su parte, el alcalde de la comuna, Julio Fuentes, señaló que “es necesario hacer un llamado a los turistas para que no utilicen la roca como trofeo o para sacarse fotos, porque esto ahuyenta a los lobos, que dejan abandonadas a sus crías y esas crías obviamente son botadas por la ola a la playa, lo que generalmente termina en la muerte de estas criaturas”.

“Tenemos que aprender a convivir con nuestro entorno. La prohibición de ingresar ni siquiera debiese estar impulsada por sanciones legales, sino que por sentido común solamente. No podemos llegar y entrar a un santuario de la naturaleza sin pensar en el riesgo que esto puede conllevar. Hay que pensar que como seres humanos, racionales, no podemos entorpecer el entorno natural de estos lobos”, sentenció.

Daños provocados por terceros

Los daños que generan algunos visitantes es una constante preocupación para las autoridades de la zona. Uno de los últimos casos de se registró en septiembre pasado, cuando desconocidos provocaron un incendio que destruyó completamente uno de los observatorios de Lobos Marinos ubicado dentro del santuario.

En esa oportunidad, la hipótesis que entregó el Superintendente de Bomberos de Cobquecura, Herman Picer, señalaba que el fuego se había generado intencionalmente, más aún considerando que el santuario se encuentra ubica a tan solo 500 metros del lugar en donde se concentraban los puestos de las ramadas.

“Repudiamos toda acción en contra del Santuario, toda acción que de alguna forma dañe la conservación de las especies que ahí están, y por supuesto de los lobos que son la especie más emblemática y que ha sido la cara visible en las campañas que hemos realizado en casi 25 años", señalaron desde Codeff debido a ese incidente.