Ediles aseguran que Contraloría autoriza sus capacitaciones

A fines del año 2016 concejales de Chillán y Chillán Viejo participaron en un seminario en Pucón, que revivió los cuestionamientos que existen respecto del uso de tales asesorías.

Fueron cuatro días durante los cuales las autoridades locales fueron capacitados en gestión municipal por la empresa Boston Capacitación Limitada, viajes financiados por ambos municipios.

Desde Chillán fueron los concejales Nadia Kaik, Joseph Careaga y Juan López Cruz, mientras que desde la ciudad histórica fue Patricio San Martín.

Para zanjar definitivamente el tema, la concejala Nadia Kaik planteó que los ediles de la ciudad jamás han incurrido en ilegalidades al concurrir a jornadas de formación en otras ciudades del país.

La edil informó que el dictamen 085355N16 del 25 de noviembre del 2016 y que lleva la firma del propio contralor nacional, Jorge Bermúdez Soto, establece las condiciones de las capacitaciones de los concejales del país, confirmando la necesidad que tales servidores públicos reciban instrucción para mejorar su capacidad técnica.

El informe, agrega Kaik,  establece que según “el artículo 92 bis de la ley Nº 18.695, incorporado a esta por la ley Nº 20.742, dispone, en su inciso final, que cada año las municipalidades, en concordancia con su disponibilidad financiera, podrán incorporar en el presupuesto municipal recursos destinados a financiar la capacitación de los concejales en materias relacionadas con gestión municipal”.

Sobre el tema Víctor Sepúlveda Barra plantea igualmente que el órgano contralor aclara que las capacitaciones a las que pueden acceder corresponde a “actividades que tienen por objeto contribuir a la actualización y mejoramiento de los conocimientos y destrezas que los concejales requieren para el eficiente, desempeño de sus labores, por lo que las materias sobre las que verse deben estar relacionadas específicamente con la gestión municipal”.

Así los cursos en los que pueden participar les deben entregar las competencias necesarias para su perfeccionamiento; o bien, para adquirir o desarrollar habilidades de interés para la respectiva institución, de acuerdo a las necesidades y la planificación definidas por la propia entidad.

Contraloría advierte que no forman parte de las capacitaciones cursos orientados a obtener algún grado académico, pero sí determinados diplomados o pasantías.