Dos incendios en la periferia de Chillán consumieron 167

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

La rápida velocidad del viento y las altas temperaturas facilitaron ayer el avance de tres incendios forestales y de pastizales que ocurrieron en forma casi simultánea en Chillán y Chillán Viejo, a partir de las 14.00 horas. 

El primero sucedió en camino a San Bernardo, en los predios que están ubicados detrás del campus Fernando May de la Universidad del Bío-Bío, donde el fuego avanzó hasta llegar a unos 200 metros de la villa Barcelona, donde logró ser controlado por bomberos de Chillán y personal de Conaf, sin registrarse daños en viviendas. 

Una ardua labor encabezaron los equipos de emergencia en ese lugar por alrededor de cuatro horas, donde los cambios de dirección del viento, además de la altura de los pastizales y matorral, complicaron la extinción de las llamas, que materializaron 50 voluntarios de seis compañías de Bomberos y seis brigadas de Conaf, que contabilizaron un total de 17 hectáreas consumidas. 

“Fue a una hora de mucho calor, donde la velocidad del viento y la presencia de mucho pastizal seco hizo que la velocidad fuera muy rápida”, comentó a LaDiscusión.cl, el jefe provincial de Conaf, Francisco Castillo. 

Chillán Viejo
Mientras trabajaban en ese lugar, a las 15.30 horas un incendio forestal se produjo en el sector de Pan de Azúcar y Valle Escondido, en la comuna de Chillán Viejo, a la altura del kilómetro 6 camino a Yungay, donde al cierre de esta edición se contabilizaron alrededor de 150 hectáreas de plantaciones de eucaliptus y pastizales quemados.
A las 20.30 horas el siniestro estaba contenido y durante la mañana de hoy se trabajará en faenas de liquidación del fuego. 

60 bomberos, con 13 carros de Chillán, San Ignacio, Bulnes y Coihueco participaron en conjunto con seis brigadas y una helitransportada de Conaf, además de otras seis brigadas de empresas particulares que utilizaron un avión y un skidder para contener el avance de las llamas, que se aproximaron al sur del área urbana de Chillán. 

“Era muy complejo el sector, denominado Pan de Azúcar, en el cual hay muchos microlotes (parcelas) con muchas casas en medio de plantaciones forestales. Afortunadamente no se quemó ninguna, donde cabe destacar que durante la primavera realizamos trabajo de prevención con la comunidad para evitar daños por siniestros”, explicó Castillo. 

Producto del intenso trabajo realizado por los equipos, un voluntario identificado como Sebastián Vilches, de la Quinta Compañía de Bomberos de Chillán, quedó con lesiones leves. “Sufrió quemaduras leves en sus pies producto de la radiación del fuego que traspasó sus botas”, comentó el comandante Gustavo de la Fuente a LaDiscusion.cl

Quillón
En tanto, otro incendio se produjo en camino a Huape, en el kilómetro 14, hasta donde se trasladó una unidad de la Séptima Compañía de Bomberos con siete voluntarios para controlar un foco de menor magnitud de pastizales.