Ediles admiten que es necesario debatir el cierre y fusión de escuelas

Con incredulidad y desconcierto reaccionaron concejales de Chillán al conocer los resultados preliminares del Estudio de la Red Educacional chillaneja, que aconseja el cierre y fusión de establecimientos educacionales afectados por una grave pérdida de matrícula, debido a que el 70% de los establecimientos tiene déficit de alumnos.


La información fue presentada en la edición de hoy de manera exclusiva por LA DISCUSIÓN, a partir de antecedentes entregados por el municipio, que accedió a responder consultas específicas realizadas para conocer el fondo del tema. Pese a que se ha solicitado la entrega del estudio realizado durante 2016, el municipio lo mantiene en reserva.


En el extracto entregado la entidad edilicia plantea que en la ciudad se desarrolló un estudio del conjunto de escuelas y liceos, con la finalidad de conocer su realidad y además proyectar su futuro, lo que tiene importancia en el diseño de planes de mejoramiento de la infraestructura y la ejecución de mejoras permanentes.

A través de la información proporcionada se pudo constatar que el 70% de los establecimientos administrados por el DAEM en la actualidad tienen una matrícula inferior a la capacidad real, lo que genera millonarias pérdidas económicas al sistema.


Y frente al hermetismo municipal, el concejal Víctor Sepúlveda (PC),  manifestó que el hecho de que parte del informe hubiera sido divulgado en primera instancia a través de la prensa constituía un ”hecho grave”.


El edil sostuvo que “alguien nos debe una respuesta, pues este estudio, que pagó la municipalidad, estuvo disponible en el DAEM antes de que fuera analizado el Padem 2017 y necesariamente tendría que haber sido socializado con nosotros”.


Agregó que “hasta ahora, nadie de los integrantes del Concejo Municipal conoce detalles del estudio que fuera contratado a comienzos del año 2016 y que fuera entregado a mediados del año pasado”.


En estas circunstancias, lo que procede es que en el corto plazo la municipalidad acceda a participar en una reunión de Comisión Educación donde sean entregadas todas las carpetas que forman parte del documento que realiza un diagnóstico profundo de la red de establecimientos.


Lo que destacó la concejala Nadia Kaik (RN), quien ayer presidió el concejo, es que es la primera vez que la municipalidad materializa una investigación para saber a ciencia cierta cómo funcionan las escuelas y liceos, y sobre todo, cual es su proyección futura.


Comentó que esto es de suma importancia, pues en la medida que se conozcan las proyecciones de matrícula para los próximos 10 años o más será posible determinar cuántos establecimientos deberán formar parte del modelo educativo que manejará el municipio, o quien se haga cargo de ellos en el futuro, con la ley de desmunicipalización.


Exigen informe completo
Por su parte el concejal Patricio Huepe (DC) sostuvo que espera un informe completo sobre el contenido del documento, que visualiza el precario estado de la red de escuelas públicas hacia el futuro.


“La prensa juega en este caso un rol fundamental en el control social”, dijo, agregando que temas como este deben ser conocidos por los concejales.


Camilo Benavente (PPD),  en tanto, indicó que solicitó formalmente que el equipo municipal haga llegar a cada uno de los concejales, a más tardar el próximo lunes, todos los antecedentes referidos al estudio que fue contratado y por el cual pagó a la empresa Optimiza $20 millones.


Benavente expresó que la entidad edilicia debería haber entregado este informe al cuerpo de concejales antes del análisis del Padem 2017, pues constituye un elemento fundamental para la toma de decisiones, lo que no ocurrió.


Por ello es que cree que es de la mayor importancia que durante este año se produzca un intenso debate,  donde en primer lugar sea puesto sobre la mesa el referido estudio y posteriormente se tomen decisiones fundamentales.


Recordó que el instrumento da cuenta de la necesidad de optimizar la red educacional, carente de alumnos, a través de eventuales cierres de escuelas y fusiones.


Esto, agregan ediles, es un tema que no ha comenzado a debatirse, pero que debe ser encarado de manera participativa, de tal manera que participen del diálogo todos los actores interesados, entre los que se deben incluir autoridades, dirigentes y comunidades educacionales eventualmente afectadas.