“Mucha gente va a vivir por tener este centro oncológico en Chillán"

Con el 47% de los votos de los lectores de LA DISCUSIÓN, el personaje más destacado en la categoría “Ciudad” fue el presidente de la agrupación “Un oncólogo para Ñuble”, Eduardo Gutiérrez.

La agrupación brilló casi desde la fecha de su conformación, recordada por la imagen de Yasna Godoy Vergara, una de las tres jóvenes afectadas por el cáncer que fueron el rostro reconocible de esta campaña, que reunió 27 mil firmas en la comuna para presentárselas al Ministerio de Salud y a la propia Presidenta Michelle Bachelet.

Y pese a los obstáculos, siempre enraizados en el argumento de que no hay recursos para sostener un proyecto semejante, lograron conseguir la aprobación del Gobierno, lo que se traduce en $110 millones para infraestructura y otros $350 millones para su posterior funcionamiento.

Hoy, a más de tres semanas de la inauguración de este centro, el nombre escogido fue el de Yasna Godoy Vergara, conmemorando así la lucha dada por los padres de esta joven de 18 años, quien murió el pasado 8 de octubre a causa de un cáncer renal.

“Este reconocimiento que me hacen los lectores del diario entiendo que no es para mí, sino que para la actividad que realizamos y desde luego que es un aliciente enorme para darnos fuerza para seguir adelante”, dice Eduardo.

Fue la travesía que iniciaron los padres de Yasna, Abel y Yasna, lo que inspiró a Eduardo a sumarse a esta campaña. “Lo que pasa es que tras cada uno de nosotros siempre hay una historia, y en mi caso es nuestra única hija, Ruth, a quien se le detectó una leucemia, que es una enfermedad tremendamente compleja y carísima, entonces entendíamos perfectamente por lo que la familia de Yasna y tantas otras acá en Ñuble, estaban pasando. Afortunadamente la gente empatizó siempre con esta causa y cuando nosotros no pensábamos en reunir unas cinco mil firmas, terminamos reuniendo 27 mil en un par de meses, eso fue fundamental para nosotros”, explica.

Lo de Ruth fue un bofetón inesperado. Cuando ella tenía 16 años (hoy tiene 20) logró clasificar a un regional de tenis de mesa, torneo que exige a sus participantes realizarse un chequeo médico antes de competir.

Así se le detectó esta leucemia que la sometió a intensas y costosas terapias que debía realizarse en la ciudad de Santiago, las que a causa de las quimio y radioterapias, le afectaron las caderas al punto de que hoy utiliza unas prótesis, luego de estar internada incluso en la UTI.

La agrupación maneja estadísticas que apuntan a que casi una de cada cuatro personas que mueren en Chile, es por causa del cáncer y que en Ñuble, en especial, la prevalencia es la más alta de la región.

Luchar para salvar vidas
Cada familia que cuenta con algún integrante con cáncer sabe que debe estar en constantes viajes y realizar numerosos gastos, al punto que “no hay bingo que costee el tratamiento”, dice.

Pero si de salvar vidas se trata, para la agrupación es imprescindible contar con este centro porque de esa manera “se puede detectar el cáncer precozmente y así las posibilidades de salvar a las personas es mucho mayor, porque cuando se ramifica ya no hay nada que hacer, entonces en esto cada minuto cuenta. El tener el centro acá va a yudar montones, es duro decirlo, pero mucha gente va a vivir por tener este centro aquí, a cuadras de nuestras casas, y no tener que ir en avión a Santiago para que los atiendan”.

Se ha dicho que este centro irá “paso a paso”, y así lo han entendido en la agrupación.

En un comienzo la capacidad para atender pacientes será muy limitada y a mediano plazo se prevé la posibilidad de atender a unas 200 personas.

“Nosotros siempre dijimos, cuando presentamos nuestra carta a la Presidenta y al Servicio de Salud Ñuble, que nos ha ayudado muchísimo y muy comprometidamente, planteamos que lo que queríamos era un centro integral, que contemple los elementos necesarios incluyendo un acelerador lineal para hacer radioterapias, porque de lo contrario la capacidad de atención será muy limitada, por ejemplo, la leucemia no podría ser atendida”, especificó.

La meta de la agrupación, ahora, es velar porque la construcción del futuro hospital de Chillán incluya el centro oncológico con la implementación de la radioterapia.

Tras contar que Ruth está bien, saliendo adelante y con la intención de estudiar Diseño Gráfico, Eduardo Gutiérrez se despide aseverando que “este reconocimiento del diario La Discusión, se lo dedico a todo el equipo, a las autoridades que nos han ayudado y por sobre todo a Yasna Godoy, porque su fuerza, su incansable gestión nos dio la energía suficiente para seguir con esta tarea adelante. Sinceramente, creo que el centro no pudo haber tenido un mejor nombre que el suyo”.

Los otros personajes que contempló la encuesta fue el del presidente de la Cámara de Comercio, Alejandro Lama por su defensa al comercio local establecido; la fiscal Paulina Valdebenito, quien ha dirigido con resultados evidentes el plan Foco que ha desbaratado a diversas bandas delictuales; la profesora Isabel Arroyo cuya gestión permitó transformar en Liceo a la ex Escuela República de Italia; y finalmente, al seremi Richard Vargas por su compromiso con el cuidado medioambiental en la provincia.