Concejo puede elevar la altura de edificios y acabar con las fábricas

Sin pasar por estudios adicionales y que requerirían validaciones de entes regionales, los ediles tienen facultades en temas de desarrollo urbano Los estudios debieran desarrollarse en el interior de las comisiones internas que comenzarán a funcionar durante esta semana

Durante el actual período alcaldicio corresponderá al Concejo Municipal realizar cambios importantes en Chillán, que están relacionadas con el nuevo Plan Regulador que comenzó a regir durante este año luego de que en enero el concejo lo validara y finalmente obtuviera el visto bueno de la Seremi de Vivienda en junio.

Durante el proceso de aprobación fue ampliamente debatido el tema de la altura de las futuras edificaciones de la ciudad, las que quedaron restringidas en el centro, pues la municipalidad no acogió las sugerencias de representantes de la Cámara de la Construcción, quienes pretendían ampliar la zona de grandes edificios hasta las cuatro avenidas y no circunscribirlos solo al cuadrante de las cuatro plazas centrales.

De esta manera se configuró una carta de navegación que establece hacia la periferia edificaciones de no más de cinco pisos, lo que no permitiría densificar la ciudad como era lo que pretendía el mismo municipio y por supuesto la entidad gremial.

La alternativa de tener libertad para crecer en altura tendría la virtud de lograr concentrar personas y evitar que la urbe se siga expandiendo hacia la periferia, con todos los costos que ello tiene en cuanto a calidad de vida.

Pero esto puede cambiar en el corto plazo, o al menos es posible flexibilizar algo la estricta normativa local, si el Concejo Municipal comienza un debate sobre el particular, comentó ayer el asesor urbanista municipal, Nelson Anabalón, invitado por el alcalde para exponer las claves del instrumento de planificación al nuevo cuerpo de ediles de la ciudad.

Según Anabalón, este concejo tendrá la tarea de definir si aumenta la altura de las edificaciones en hasta un 20% más, según lo que está expresado en el documento maestro aprobado este año, y que define usos de suelos, altura de edificios, subterráneos, entre otros temas de desarrollo local.

Elevar la cota es una necesidad sentida del gremio de los constructores, comentó la concejala Nadia Kaik, quien propuso que “en el corto plazo podamos comenzar a analizar seriamente esta alternativa que nos expone nuestro asesor urbanista”.

Anabalón aclaró que el Concejo solamente podrá aprobar un incremento en la altura en el porcentaje establecido y por una vez. Pero si quieren realizar modificaciones mayores y dar  cierta “libertad” a los constructores, necesariamente se debe evaluar un cambio del instrumento de planificación, lo que requiere estudios adicionales. 

Para el concejal Camilo Benavente, el tema es sensible, pues considera cambios relevantes en la actual planificación y permitiría modelar de manera diferente la ciudad. La decisión final será adoptada en reuniones posteriores de Comisión Obras.

“Esperamos que cuando lleguen propuestas de edificaciones podamos tener los antecedentes necesarios para debatir internamente si es que la ciudad quiere tener edificaciones más elevadas y procederemos según lo que nos planteen los vecinos”,  enfatizó Benavente.

Fábricas en el centro
El concejo además tendrá la facultad de analizar el destino de las fábricas que aún existen en el centro de la ciudad y que con el correr del tiempo debieran ser erradicadas, según la zonificación planteada en el instrumento de planificación territorial.

Nadia Kaik precisó: “creemos que por ejemplo las fábricas de cecinas que existen en el radio céntrico podrían desaparecer en el mediano o quizás largo plazo, pues en las ciudades modernas no se permiten ese tipo de instalaciones en zonas residenciales”.

Juan López Cruz, en tanto, planteó que “el asesor urbanista nos entregó una serie de temas sobre los cuales nosotros tendremos que resolver y esperamos comenzar a analizar cada una de las propuestas en el corto plazo, para no dilatar mucho las soluciones a temas relevantes de la ciudad”.

Agregó que la información entregada ayer es de suma relevancia y por lo mismo pedirá que la Comisión Obras analice cada uno de los temas expuestos por Nelson Anabalón, los que deben ser vistos por el concejo para que este tome decisiones informadas y con antecedentes técnicos que las avalen.

Por ello es que se requerirá de la presencia de personeros municipales y de profesionales del mundo de la construcción, para que los asesoren en los temas planteados.