Obama dice tener responsabilidad en Siria, pero defiende medidas

El Presidente estadounidense, Barack Obama, admitió este viernes que se sentía responsable por la trágica situación en Siria, pero defendió que su estrategia era la “adecuada”.

“No puedo afirmar que hemos sido exitosos (en Siria) y eso es algo (...) con lo que tengo que irme a la cama todas las noches, pero sigo creyendo que era la estrategia adecuada”, dijo Obama en una conferencia de prensa.

“El mundo está unido en el horror ante el salvaje asalto del régimen sirio y sus aliados rusos e iraníes a la ciudad de Alepo”, dijo Obama en rueda de prensa, señalando que el Presidente Bashar al Asad no puede obtener legitimidad “a golpe de masacres”.

La suspensión de la evacuación de miles de civiles y de rebeldes que quedan aún en la ciudad hace temer una reanudación de los combates.

El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon y el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan denunciaron la suspensión de las operaciones y pidieron que se reanudara la evacuación. “Alepo en este momento es sinónimo de infierno”, afirmó Ban en Nueva York.

El Consejo de Seguridad de la ONU podría votar este fin de semana una resolución francesa que solicita el despliegue de observadores internacionales.

El emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, estimó que aún quedan unos 40.000 civiles y entre 1.500 y 5.000 combatientes en el último reducto rebelde en Alepo mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) calculaba por su parte que ya fueron evacuadas unas 8.500 personas, entre ellas 3.000 combatientes.