Chillán no está preparada para actual número de ciclistas

El parque vehicular y los problemas que conlleva el tener cada vez más autos en calles, ha generado que hoy en día los choferes de micro tengan una pésima impresión de los conductores particulares o que a su vez estos últimos reclamen contra los taxis. Lo mismo con los colectiveros, los motoristas y todo aquello que circule en ruedas por las calles en donde nadie pareciera tener una buena opinión del resto.

Pero si la solución alguna vez se presentó en forma de bicicleta y hasta el mismo Gobierno impulsa su utilización para evitar las congestiones y fomentar la vida saludable, hoy los reparos llegan desde el propio Juzgado de Policía Local, quienes amparados por las 20 infracciones al mes que en promedio reciben por faltas que incluyen a ciclistas, piden que “las autoridades sean consecuentes, si van a salir pidiéndole a la gente que salga a trabajar en bicleta, que entonces generen los espacios adecuados para que ellos puedan circular sin correr el riesgo de accidentarse o de lesionar al resto, que es justamente lo que estamos viendo hoy en día en nuestras calles”.Las palabras son del juez Ignacio Marín quien advierte que “acá lo que hace falta es una coordinación por parte de las autoridades gubernamentales, del Gobierno Regional, del municipio, la dirección de Tránsito y Carabineros porque se trata de un problema que va creciendo, las pocas ciclovías que hay tienen bolsas de basura, escombros o hay autos estacionados; entonces ellos se ven en la obligación de andar por la vereda, toda vez que reclaman que cuando bajan a la calzada sienten un gran riesgo de ser impactados por un vehículo”.

Los accidentes frecuentes
Colisiones con vehículos, caídas por mal estado del camino y atropellos a peatones en las veredas son las causas más comunes que se presentan en Carabineros.
“Hay muchos de estos accidentes que se generan porque los ciclistas cruzan con luz roja, se cambian de una pista a otra sin señalizar con los brazos, circulan a alta velocidad por las veredas, andan en contra del tránsito o bien llegan y se meten a la calzada por cualquier parte como es muy visible frente al regimiento, en donde hay mucho ciclista debido a la gran cantidad de construcciones que hay por ese sector de la ciudad”, apunta Marín.

En tanto, para el capitan Carlos Cortés, jefe de la SIAT Ñuble, “muchos de los accidentes graves que sufren los ciclistas ocurren porque no andan con elementos reflectantes ni luces durante la noche”.
El capitán recuerda que el uso del casco es obligatorio en la ciudad (no en sectores rurales) y que los reflectantes deben ser utilizados media hora antes de la puesta de sol y hasta media hora después de que salga en la mañana.
“Pero todo esto es letra muerta si no se fiscaliza”, critica Marín.

Proyecto en carpeta
Con el respaldo de un estudio hecho por la Universidad Católica en 2014, que aseguraba que Chillán presenta una de las mayores tasas de ciclistas por habitantes, en todo el país, el municipio logró destrabar un proyecto que dormía hace dos años en el Gobierno Regional.
En junio de este año, solicitó fondos extra para construir las arterias de uso exclusivo para ciclistas, luego de que fueran reformulados los proyectos, dada la existencia de nuevas normas que los encarecieron. El Concejo aprobó entregar $428.820 para iluminar y realizar la limpieza de la futura ciclovía de la Avenida Argentina. Además fueron aprobados para similares objetivos recursos para ciclovías de Gamero-Arauco y otras calles por $958.240. Se sumaron $619.295 para la ciclovía de O’Higgins y Libertad y $915.986 para el circuito de Av. Brasil,