Obispado de Chillán: funcionarios se capacitan en prevención de abusos

Como parte del ciclo de formación en materia de Prevención de Abusos de Menores, que la Diócesis de Chillán inició en enero pasado, los funcionarios del Obispado y sus distintos departamentos, recibieron la certificación tras participar de las charlas promovidas desde la Comisión de Formadores para la Prevención de Abusos de Menores, establecida por la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), e impartidas por un equipo local a nivel diocesano.

Este se trató del tercer grupo que recibe esta certificación, puesto que enero lo hicieron los Diáconos y sus esposas; y a comienzos de marzo, las religiosas agrupadas en Conferre.

“Partimos ahora a inicios de mes con las religiosas y quedamos muy contentos, ya que la respuesta de las hermanas fue muy activa y se mostraron muy interesadas en el tema, como también ha ocurrido con el personal del Obispado. Así que el balance es más que positivo en lo que llevamos”, señaló Guillermo Stevens, Encargado Diocesano de la Comisión en Prevención de Abusos.

Entre los temas tratados durante el desarrollo de la actividad se encuentran: “Abuso sexual en la Iglesia Universal y Chilena”; “Elementos fundamentales para la comprensión del abuso”; “Abordaje del abuso sexual desde la justicia civil y canónica”; y “Prevención del abuso sexual”.

Cabe recordar que este proceso se remonta al 2003 cuando la Iglesia nacional elaboró el primer Protocolo para enfrentar estas situaciones, el que fue actualizado y complementado el año 2011, y luego –a petición de la Santa Sede- se elaboró el documento “Cuidado y Esperanza. Líneas Guía de la Conferencia Episcopal de Chile para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad”, presentado en 2015, y que fue redactado por los obispos de Chile, en donde se establecen procedimientos claros y coordinados en el manejo de los casos de abuso, tanto para asistir a las víctimas como para formar a la comunidad eclesial en la protección de los menores de edad.