Aclaran aspectos técnicos de la licitación del hospital de Chillán

Con el objetivo de garantizar el éxito en el próximo proceso de licitación para la construcción del nuevo hospital de Chillán, el director del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), Iván Paul, se reunió hoy con representantes de la Contraloría General de la República, que se encarga de fiscalizar y de aprobar u objetar todos los proyectos públicos en los que se comprometan dineros del Estado.


Tras el concurso anterior fallido, en el que el órgano de control rechazó entregarle el visto bueno a la empresa adjudicataria Astaldi al levantarle siete observaciones a los antecedentes presentados por el SSÑ, la repartición provincial de salud busca evitar cometer nuevos errores que atrasen aún más la concreción del emblemático edificio.


Ante esto  Iván Paul, junto a la jefa del Departamento Jurídico Paula Canahuate, el abogado asesor Alejandro Sepúlveda y la arquitecta Alejandra Foradori, viajaron a Santiago a sostener un encuentro con el jefe de la División de Infraestructura y Regulación de la Contraloría General de la República, Osvaldo Vargas.


“Se clarificó líneas y criterios de interpretación de algunas disposiciones de las bases administrativas tipo y de documentos técnicos y/o jurídicos que deben presentar los futuros oferentes o interesados de participar, que permitan, en el periodo de aclaraciones y respuestas del proceso público así como en el periodo de evaluación, lograr ofertas válidas que cumplan todos y cada uno de lo exigido en la licitación pública”, comentó Iván Paul.


El funcionario explicó que también están haciendo coordinaciones de carácter técnico con los equipos de otros proyectos hospitalarios respecto de los cuales el órgano contralor también se abstuvo de tomar razón (Santiago, Linares y Talcahuano), con la misma finalidad de clarificar criterios de interpretación de conformidad a las líneas jurisprudenciales de Contraloría.

Nuevo concurso
El próximo lunes 12 de diciembre el SSÑ publicará las bases del nuevo concurso público, con el que esperan entregar la adjudicación de las obras de edificación del moderno nosocomio chillanejo, según adelantó el jefe de la repartición.


Iván Paul reiteró que las empresas que deseen participar del proceso tendrán 60 días para presentar sus propuestas y en 30 días hábiles (un mes y medio calendario) la comisión evaluadora deberá elegir a la firma adjudicada.


Cumpliéndose estos plazos y considerándose que no se presentarán contratiempos, recién a inicios de abril la Contraloría estaría recibiendo los antecedentes de la empresa ganadora enviados desde el SSÑ.


De tomarse el órgano de fiscalización el mismo tiempo que empleó para analizar el proceso anterior (tres meses) a fines de junio o principios de julio del año 2017 estaría aprobándose la adjudicación y la celebración del contrato.


Solo después de este último paso la empresa podrá iniciar el diseño del edificio, para lo  cual, según aclaró Iván Paul, habrá un plazo límite de 10 meses; no obstante, precisó que durante este tiempo ya es posible realizar algunas obras, como cierre perimetral, demolición de algunas estructuras, emparejamiento del terreno, etc.


“Lo que se ha propuesto y en algún momento se comprometió es que este hospital quede en estado de construcción al término del gobierno de la Presidenta Bachelet, que es lo que estamos esperando; qué porcentaje es difícil decirlo con todos estos avatares que han ocurrido, pero la idea es que quede en construcción”, recalcó Iván Paul.