Realizarán sumario a vertedero de Ch. Viejo tras detectar falencias

Con inicio a un sumario sanitario finalizó el proceso inspectivo realizado por la autoridad sanitaria  al Relleno Sanitario Ecobio en Chillán Viejo, el que se extendió por al menos dos horas y que fue presidido por el propio Seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga.

La primera autoridad de Salud de la región llegó hasta el recinto acompañado del Delegado Provincial Ñuble de la institución, Luis Rivera; además de profesionales del equipo regional y Provincial de la Unidad de Gestión Ambiental  (UGAM) de la Seremi.

Tras una reunión técnica, se procedió a revisar el Centro Industrial de Tratamiento Ambiental  (CITA),  donde se revisó el funcionamiento de las piscinas de lixiviados, además de la bodega de almacenamiento transitoria; para dirigirse posteriormente hasta la cuota de coronación del área de Residuos Sólidos Domiciliarios Urbanos (RSU).

"En la fiscalización se evidenciaron 4 falencias relevantes, correspondientes a 2 piscinas sobre los límites de capacidad de almacenamiento del 75% fijada por la Resolución de Calificación Ambiental; almacenamiento de residuos peligrosos sobre el tiempo máximo de 6  meses dispuesto en el D.S. 148 del 2003; manejo de residuos sin sistema de contención y/o protección; además de la falta de material de cobertura en el área de RSU", declaró el Seremi de Salud, Mauricio Careaga en un comunicado de prensa.

"Realizamos recomendaciones destinadas a mejorar operacionalmente el flujo de descarga de camiones debido a la estrechez de espacio o frente de trabajo; y también expresamos la necesidad de mejorar la humectacion del camino de ingreso para reducir la suspensión de polvo, ante lo que la empresa nos informó que tras evaluación previa, se determinó la inclusión de matapolvos debido a su efectividad", señaló el Delgado Provincial de la institución, Luis Rivera.

"Adicionalmente se comprobaron algunos cumplimientos a las exigencias realizadas en fiscalización del 27 de octubre, como son la entrega mensual del reporte de operación, y la cobertura en zonas cercanas al frente de trabajo para controlar la población de vectores", agregó el Delegado.

En estado pendiente se encuentra el estudio de estabilidad de taludes.

En el contexto de la visita el Seremi anunció que el año 2017 se incrementarán las fiscalizaciones a los 5 rellenos existentes a nivel regional, a través de un programa especial integrado al Departamento de Acción Sanitaria.