Refuerzan educación sanitaria y ambiental por Carbunco en Pemuco

Hasta Pemuco llegó este lunes 05 de diciembre el Seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga, acompañado del Delegado Provincial Ñuble de la entidad, Luis Rivera, además de funcionarios de Epidemiología y Zoonosis del nivel regional y provincial, con el objetivo de continuar el trabajo realizado por el equipo de respuesta rápida, en el contexto del brote de carbunco que afecta a la comuna, tras el consumo por parte de la población de carne de equino que resultó positiva para Bacillus anthracis.

“El objetivo principal de la vigilancia es adoptar las medidas que permitan a la brevedad controlar el brote de carbunco presentado en Pemuco, lo que es posible lograr incrementando la información en el ámbito comunitario, fomentando la adopción de medidas de prevención por parte de la comunidad, además de generando una comunicación expedita entre redes asistenciales y nuestra área de epidemiología, así como entre nuestra área de zoonosis y el mundo rural, mediante Prodesal”, declaró el Seremi de Salud, Mauricio Careaga.

En estrecha coordinación con la municipalidad local, el trabajo se inició a las 9 horas con una reunión entre las autoridades de salud y la Alcaldía. En la reunió se revisó el estado de situación de la zoonosis bacteriana en la zona, que alcanza a 4 casos sospechosos, que evolucionan sin complicaciones y con tratamiento endovenoso con antibióticos; y otros cerca de 40 casos expuestos por consumo y/o manipulación de la carne infectada.

A las 10 horas, la autoridad sanitaria y los equipos técnicos se reunieron con algunos dirigentes de juntas vecinales urbanas y rurales de la comuna, ademas de los equipos de Prodesal y de Atención Primaria de Salud, que permitió revisar el alcance de la enfermedad, cuya descripción clínica más frecuente es el carbunco cutáneo (95% de los casos totales); detallando que de acuerdo al Decreto Supremo Nº 158/2004 del Minsal, se trata de una enfermedad de notificación obligatoria, que determina una investigación epidemiológica y ambiental; que los casos sospechosos y expuestos están bajo tratamiento y vigilancia; y fundamentalmente en las medidas de prevención.

Las medidas de prevención fundamentales dicen relación con no consumir carne de dudosa procedencia o de animales muertos sin causa aparente; lavar, desinfectar o esterilizar el pelo, lana, harina de hueso y otros productos de origen animal, antes de su procesamiento; controlar el polvo y ventilación de las industrias donde existe riesgo de infección, así como asegurar el uso de ropa protectora adecuada e instalaciones para lavarse y cambiarse de ropa después del trabajo; además de vacunar y re inmunizar cada año a animales en riesgo de contraer carbunco, estrategia que ha permitido reducir la incidencia de la enfermedad, y que ha permitido que en la región no se presentaran casos desde el año 2009 (Santa Bárbara)

En la reunión se abordó también la detección precoz de la enfermedad y la administración de tratamiento oportuno, considerando que el período de incubación es de 1 a 7 días, pero que puede llegar a 60; así como también el hecho de que a la fecha no evidencie que exista transmisión de persona a persona. A dicha reunión, también fueron convocados los DAS y referentes de hospitales de Yungay y El Carmen.

De igual manera, con los profesionales de Prodesal,el enfadisestuvo en la necesidad de controlar el riesgo ocupacional de trabajadores que procesan pieles o pelo de caprinos y sus productos, así como en el caso de veterinarios, trabajadores agrícolas o silvícolas que manipulan animales infectados.

En las actividades participaron también la Alcaldesa (s), Eliana Guiñez; el Direcor del Desamu, Francisco Ramírez; y los representantes del Servicio Agrícola y Ganadero, Eduardo Fuhrer y Carlos Benavente.

Se debe recordar que pese a que la muestra de carne equina resultó positiva, la muestra remitida al ISP, perteneciente a uno de los casos sospechosos, señala que no se observan colonias sospechosas de Bacillus anthracis, lo que es esperable, debido a la administración de tratamiento antibiótico inmediato recomendado en el proceso de vigilancia.