“Es una posición que no conocía, pero le tomé la mano”

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Fernando Villa

El goleador de Ñublense confiesa que con el pasar de los entrenamientos se ha adaptado a jugar más en el corazón del área Cree que el cuadro valdiviano será un duro rival en el sur, aplaude el arribo de Gaspar Páez y confiesa que quiere terminar entre los goleadores de la B

Lucas Triviño, goleador de Ñublense, confiesa que le dolió el empate en casa con el colista, Unión La Calera.

Pero no hay tiempo para llorar. Este domingo los “diablos rojos” visitan a otro rival directo en el fondo de la tabla, Deportes Valdivia, y la misión es rescatar puntos.

“Valdivia es un equipo que necesita puntos y viene de perder con Arica. En su partido como local van a querer ganar y terminar de la mejor manera, nosotros confiamos con tranquilidad y esperamos traernos los tres puntos”, reflexionó el punta, quien reveló que poco a poco se va adaptando a su nueva faceta como centrodelantero.

“La verdad es que desconocía esa posición, pero me adapté rápidamente, con el apoyo de Zobarzo y el Seba Páez en la contención y el que tengo por fuera con Nacho Ibáñez y Felipe Albornoz. Me sentí muy cómodo con los desbordes de ellos, tuve un poco de facilidad a la hora de que me llegue algún centro o algún pase hacia atrás, lo que me acomoda, me gustó la posición, la voy manejando bastante, le tomé la mano y a través de los entrenamientos me voy adaptando mucho más, así que contento con el cambio de posición”, analizó Triviño, quien aplaudió el arribo de Sebastián Páez.

“Bienvenido, sabemos que por ahí pueden llegar otros jugadores más y el que llega quiere aportar. Nosotros estamos contentos con la llegada de él, se va a ir adaptando al plantel, no he hablado mucho con él, pero nos vamos a ir adaptando”, reveló el ariete derivado a centrodelantero.

Consultado sobre si su condición de goleador le da una ventaja para ser titular, precisó que “el haber marcado goles en lo personal me deja contento y me da confianza para enfrentar los partidos restantes y los próximos, estar arriba y ser uno de los goleadores la verdad es que agrada mucho, pero lo tomo con tranquilidad porque en la semana me esfuerzo mucho para ganarme la posición como cualquier compañero y mi deseo ojalá es terminar arriba en la tabla de goleadores”.

Triviño valoró que para el partido de este domingo el técnico Pablo Abraham mantenga el ataque. “Yo lo veo en la confianza de cada uno, se vio bien ante Morning y Calera, ojalá ellos (Albornoz e Ibáñez) lo tomen y no lo dejen escapar”. 

Lucas se dio tiempo para proyectar incluso el último partido con Curicó Unido, clásico rival. “En juveniles me tocó jugar con Curicó y lo tomo con un duelo duro y ojalá hacer un buen papel y terminar de la mejor manera”, sentenció.

Novedad en defensa
Si bien Pablo Abraham reconoció que lo más probable es que repetirá la formación titular que presentó ante Unión La Calera, en el último ensayo apostó por alinear como lateral derecho a Elvis Acuña.

El zaguero terminó jugando la semana pasada tras la lesión de Piero Campos, quien complicó a Matías Améstica, de pálido cometido y quien saldría de la oncena titular.

Si así lo decidiera, Ñublense jugaría con cuatro centrales en el bloque posterior como lo hizo en la parte final ante los caleranos. Es decir con Elvis Acuña, Emiliano Pedreira, José Antonio Rojas y Paulo Olivares. Ñublense formaría con Sebastián Contreras en el arco; Elvis Acuña, Emiliano Pedreira, José Rojas y Paulo Olivares; Michael Sobarzo, Sebastián Páez, Eduardo Vilches; Ignacio Ibáñez, Lucas Triviño y Felipe Albornoz.

Pablo Abraham anticipó un duro duelo este domingo ante el “Torreón”. “Es un partido duro, han ganado de local a Coquimbo y ante Arica y se vieron bien, será el cierre del torneo para ellos y van a querer cerrar de la mejor forma en su casa, trataremos de desequilibrar en los momentos justos, pero tienen jugadores de cuidado como Guajardo, Lanaro, Pino. Son jugadores de recorrido y tienen una defensa que jugó en la Segunda Profesional”, precisó.

Sobre el sello de los refuerzos que arribarán, recalcó que “tienen que tener hambre para usar a Ñublense como un trampolín y despegar”.

Caso Ibáñez
Finalmente, descartó que los vómitos que sufrió Ignacio Ibáñez en el entretiempo del partido con La Calera se debieran a un problema estomacal. 

“Se le hicieron estudios y no tenía nada, si es presión o ansiedad, hay que manejarlo, porque está creciendo”, sentenció.