Contraloría sugiere pedir destitución de alcalde de Cobquecura

Un durísimo informe final emitió la Contraloría Regional contra la Municipalidad de Cobquecura el pasado 25 de noviembre, luego de que su presencia fuera requerida por personeros locales, los que expusieron una serie de situaciones aparentemente anómalas o irregulares que ocurrían en el gobierno comunal.

Los hechos que reporta la entidad fiscalizadora son el epílogo de denuncias que habían sido divulgadas  por diferentes medios a través de los últimos dos años.

Además el documento contiene tal cantidad de situaciones complejas, que incluso la propia Contraloría sugiere a los concejales realizar acciones para solicitar la destitución del jefe comunal por notable abandono de deberes, lo cual es una alternativa que se debería ejecutar  antes de que termine este período alcaldicio, el próximo 6 de diciembre.

El documento fechado el 25 de noviembre pasado habría llegado solo esta semana a la comuna, pero según comentó el alcalde electo Manuel Fuentes Alarcón, no pudo ser conocido por fuentes oficiales de la municipalidad. De manera alternativa accedieron a una copia del instrumento oficial, presente en la página web de Contraloría.

Lo que llama la atención de Fuentes es que la propia entidad contralora llama a los concejales a ejercer su  función de fiscalización y exponer los antecedentes ante el Tribunal Calificador de Elecciones, solicitando la remoción del edil, y con ello la aplicación de una sanción que lo inhabilite para postular a nuevas elecciones.

Contraloría, en las conclusiones de su informe y tras enumerar las acciones que seguirá, entre ellas el desarrollo de sumarios, plantea que el Concejo podrá actuar “en virtud del artículo 60, de la Ley Nº 18.695, en relación con lo dispuesto en el inciso penúltimo del citado artículo 60, conforme a la modificación introducida por la ley Nº 20.742”, que permite la acusación de autoridades a pesar de que hayan cesado en sus cargos.

Lo que es claro, precisó Fuentes,  es que la nueva administración no se puede quedar de brazos cruzados, sino que deberá actuar de manera proactiva una vez que asuma desde el próximo 6 de diciembre con la finalidad de normalizar las actividades municipales.

Reproches
La entidad contralora reprocha al municipio entre otras cosas que salud “pagó un monto de $2.523.117, por concepto de intereses, recargos, gastos de cobranza y reajustes, correspondientes a las cotizaciones previsionales del período 2015, situación que ha vulnerado la reiterada jurisprudencia administrativa emanada de esta entidad fiscalizadora, contenida entre otros en los dictámenes Nº 1.792, de 2011, y 81.868, de 2013, por lo que esta Contraloría Regional dará inicio al correspondiente reparo”.

Agrega la entidad que el DAEM pagó indebidamente indemnizaciones por finiquitos de personal del Código del Trabajo, por un monto de $1.669.500, a dos funcionarias, “hechos que vulneran reiterados pronunciamientos jurídicos de este organismo fiscalizador” y pide el reintegro de dichos montos.

Además se expone que la municipalidad no ha llamado a concurso público para los cargos de director del DAEM y de tres directores de unidades educativas, vulnerando el estatuto docente y principios de responsabilidad y eficiencia. 

En su inspección corroboró que “cuatro vehículos pertenecientes al DAEM, durante el año 2015, se encontraban con su revisión técnica vencida y de estos, tres, tenían además su permiso de circulación vencido. 

Adicionalmente, se constató que el saldo de la cuenta corriente habilitada para la administración de los recursos SEP, no alcanzan a cubrir lo saldos de dicha subvención, que ascienden a $75.933.598 en el año 2013 y $62.221.524 en el año 2014.

Además el DAEM y Salud no han pagado por concepto de viáticos a su personal. Los montos adeudados ascienden a las sumas de $4.083.785 y $1.279.982, debiendo remitir a la Contraloría los antecedentes que acrediten dichos pagos.

Igualmente “se verificó que dicha entidad mantiene una deuda exigible de $35.017.462, de los cuales el 87% proviene del año 2014, debiendo el municipio acreditar el pago de la referida deuda”. Tal deuda debe ser cancelada antes del 16 de febrero de 2017.

“En relación a los resultados señalados precedentemente, esta Contraloría Regional dará inicio a un sumario administrativo, a objeto de determinar las eventuales responsabilidades administrativas de los empleados que hayan tenido participación en los hechos descritos”.

LA DISCUSIÓN intento comunicarse con el alcalde de Cobquecura Osvaldo Caro, pero no contestó nuestros llamados.