Chillán se queda sin Pladeco por error de empresa

Chillán se quedó sin avanzar en el nuevo Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), luego que el municipio local y la empresa que se había adjudicado la elaboración de ese documento de planificación acordaran no suscribir finalmente el contrato que ligaba a ambas partes.

C.G.A. Ingeniería y Consultores Limitada había sido la empresa que tras una licitación convocada en julio pasado presentó la oferta técnica y económica que parecía más conveniente para los intereses municipales: $51.400.000.

La propuesta no fue la más económica, sino que la más elevada,  dejando atrás a Pragma Consulting, que ofertó $47.250.000 y OP Ingeniería Limitada, con $50.000.000, pero aparentemente cumplía de mejor manera las bases del proceso de licitación.

De esta manera, el municipio confirmaba el 8 de agosto pasado que había llegado el fin del proceso de licitación, por lo que comenzaba, en teoría, la etapa de ejecución del instrumento de planificación que fijaría las bases del desarrollo de la ciudad hasta el año 2022.

El Pladeco es llamada la “carta de navegación” de la comuna, pues contiene la matriz de proyectos, que generados de manera participativa, tenían que ser cumplidos por la municipalidad y servicios públicos en los seis años previstos.

Pero el proceso tuvo que ser invalidado luego de que la consultora C.G.A. Ingeniería y Consultores Limitada cometiera un error, aparentemente no advertido en el proceso de licitación, admitió este martes la misma entidad con sede en Santiago. La falla no podía ser salvada de ninguna manera, pues seguramente iba a ser advertida por Contraloría, lo que truncó todo el proceso.

La firma había presentado una boleta por los servicios al Gobierno Regional, cuando en realidad correspondía emitirla a la municipalidad chillaneja. Con ello, la empresa perdió un contrato y además el valor de una boleta de seriedad de la oferta por $5 millones.

Nueva licitación
Desde la Municipalidad de Chillán no se pudo este martes obtener una reacción sobre el tema, pero es un hecho que la entidad edilicia tendrá que convocar en el corto plazo a una nueva licitación, con el fin de dotar a la ciudad durante el año 2017 de un instrumento de planificación moderno y acorde a las necesidades de la futura capital regional.
El concejal Juan López Cruz comentó sobre el problema: “lamentablemente no hemos tenido noticias acerca del desarrollo del Pladeco y me parece insólito que el proceso sufra una nueva paralización. Recordemos que comenzó con atraso por falta de capacidad de Secpla”.

Agregó que el documento debería haber sido elaborado entre el año 2014 y 2015, con el fin de que entrara en vigencia desde el 31 de diciembre de 2015, pero el Pladeco anterior tuvo que ser prorrogado justamente dada la falta de un nuevo documento. En las condiciones actuales el instrumento de planificación que necesita la ciudad deberá ser diseñado pensando en el sexenio 2018-2023.

Si la empresa que ganó la licitación no hubiera cometido el error con la boleta que derivó en que no se firmara el contrato, a esta altura del año ya debería haber realizado el diagnóstico comunal y comenzado las sesiones de participación ciudadana, con el fin de modelar el instrumento de planificación que debía entregar a fines de marzo de 2017.

El estudio consideraba la generación de un plan a seis años (2017-2022) regulado por la metodología Cepal-Subdere, la que permitía asegurar que fuera realizado de forma participativa y acorde a la realidad comunal. El documento que fija prioridades y metas incluía como pilares temas como medio ambiente y sustentabilidad, cultura, identidad y patrimonio, desarrollo urbano, transporte y conectividad vial, desarrollo social, económico, productivo y rural, salud, educación, turismo, gestión municipal, deportes, seguridad y servicios de emergencia.