Yungay proyecta una nueva plaza que la ligue con su rico pasado

Volver a las raíces. Plasmar en la plaza lo mejor de las tradiciones, la cultura y la rica historia de Yungay es un tema que comenzó a dar vueltas en el interior del municipio de esa comuna de Ñuble. La ciudad inició los estudios para concretar una transformación radical del paseo ciudadano,  que en el pasado reciente tuvo modificaciones parciales. 


Como resultado de los trabajos fueron instalados juegos infantiles y otros adelantos que permiten, por ejemplo, desarrollar eventos masivos o ferias costumbristas durante los veranos.


Además, fue intervenida la pileta central, la que exhibe un interesante diseño vanguardista, pero que no ha generado consenso ciudadano.


El director de Obras de Yungay, Jacques Marchant Esparza, plantea que hay quienes proponen instalar en el centro de la plaza un molino que recuerde los tiempos en que Yungay era el granero de la provincia y donde esas estructuras eran parte del paisaje. 


La decisión final deberá adoptarla la nueva administración. Pero de algo no hay dudas, la plaza necesita más que una reestructuración. Requiere un cambio radical y entre las acciones urgentes se  encuentra un estudio fitosanitario de los árboles, en especial de los más de 150 tilos que le dan la característica sombra a este lugar.


El núcleo de la ciudad, que se conecta con los servicios públicos, está frente a la municipalidad, la que debiera tener con el correr de los años un edificio moderno que comenzará a ser diseñado por la Secretaría de Planificación y las nuevas autoridades.