Las necesidades que penan al sector que acoge al 43% de la población

Diez kilómetros separan aproximadamente a los pobladores de Los Montes, en el sector oriente de la comuna, con el Centro de Salud Familiar (Cesfam) San Ramón Nonato, establecimiento ubicado en la intersección de la calle Alonso de Ercilla con Barros Arana y al que por temas de división geográfica deben acudir si desean recibir atención médica primaria.

En condiciones normales llegar hasta el consultorio debería tomar al rededor de diez minutos en vehiculo particular, teniendo en cuenta que la velocidad máxima permitida en zona urbana es de 60 kilómetros por hora, tiempo que se duplica si es que el medio de transporte es una micro, según comenta el presidente de la junta de vecinos de Los Montes Sergio Inostroza.

Si bien las distancias y los tiempos que se requieren para llegar al cesfam están dentro de los parámetros adecuados, el panorama se distorsiona notablemente al considerarse la variable “congestión vehicular”.

Hasta 50 minutos se puede tardar en horas punta alguien de Los Montes si necesita llegar al San Ramón Nonato, situación que, para el representante vecinal, termina extendiendo aún más la distancia física con uno de los principales servicio públicos que utilizan.

“De siete a nueve de la mañana y por las tardes entre las cinco y siete, se forman muchos tacos en todo el camino Las Mariposas y Alonso de Ercilla; un simple viaje al cesfam en las mañanas no dura menos de 50 minutos. Este problemas se ha generado por la gran cantidad de villas que se han construido sin tener otra vía de salida que no sea Alonso de Ercilla”, señala.

Los Montes junto a El Emboque forman parte de la zona rural de Las Mariposas que, según antecedentes entregados por la Municipalidad de Chillán, suma una población estimada de 28.522 personas.

El padecer de los lugareños de Los Montes es compartido por los habitantes de las más de cinco villas que han crecido en las inmediaciones de la principal y única avenida de acceso, como Doña Rosa, Doña Francisca y Galilea, todas ellas con más de dos etapas de construcción de viviendas.

Deficiencia
Los conjuntos habitacionales de Los Volcanes, Lomas de Oriente y Doña Rosa conforman la unidad vecinal Nº 26 y juntan 28.296 habitantes, de acuerdo a estadísticas ediles basadas en el Sistema Estadístico y de Gestión del Registro Social de Hogares; mientras que las villas Doña Francisca (unidad vecinal Nº 12) reúnen un total de 21.263 residentes.

El ex presidente de la junta de vecinos de Los Volcanes 1, Raúl Martínez, fue uno de los primeros que llegó a vivir al sector en 1990.

Aún recuerda que el entusiasmo de recibir su casa propia se esfumó cuando al llegar a su vivienda se encontró con un reducido espacio mal construido de 35 metros cuadrados.

Pese al problema de hacinamiento que ha marcado a casi todos los habitantes de Los Volcanes, Raúl Martínez asegura que la gente ha podido superar esa forma de vida; sin embargo, advierte que la pobre oferta en el servicio público de salud es un tema que les preocupa.

“Fuimos nosotros los que solicitamos a las autoridades un cesfam y lo conseguimos, pero la verdad es que ahora ya no da abasto”, afirmó quien fuera el primer dirigente vecinal de Los Volcanes 1.

Si bien lamentó que su sector no cuente con una estación de policía (ya sea uniformada o civil), destacó el que por fin se esté levantando un cuartel de bomberos.

La vecina de Lomas de Oriente 1, Luz María Mora, coincide con Raúl Martínez al señalar que la mayor inquietud que tienen es el tema de salud.

“La atención médica del consultorio es deficiente; existe una moderna infraestructura es cierto, pero de nada sirve si no hay médicos y no podemos ser atendidos”, señala y al mismo tiempo acota que la subocupación del edificio es una clara señal de que solo se cumplió con levantar la estructura.

Aunque admite que la drogadicción es un flagelo que está atacando a muchos jóvenes de Lomas de Oriente 1, confía en que cuando se entregue la subcomisaría que por ahora está en construcción, pueda revertirse el panorama.

Proyección
Respecto a su presencia como repartición pública en la zona oriente, que al sumar todas sus áreas habitadas alcanzan los 78.081 habitantes (43% del total comunal que asciende aproximadamente a 180.000), desde la Municipalidad de Chillán detallaron que se ha encargado a la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) extremar esfuerzos para hacer los levantamientos de información necesarios y así solucionar las problemáticas de la comunidad.

Asimismo, aclararon que actualmente tienen funcionarios de Dideco en la Población Vicente Pérez Rosales y próximamente destinarán personal a Los Volcanes, no descartando la posibilidad de continuar creciendo para llegar a toda la periferia de la ciudad.

En términos de conectividad vial, comunicaron que el municipio trabaja desarrollando diferentes proyectos y ha apurado la apertura de calles gracias incluso a la ayuda de privados; sin embargo, es necesario destacar que esta problemática país (conectividad por el aumento exponencial del parque automotriz) debe ser combatida desde todos los estamentos y principalmente por el Estado a través de grandes inversiones.