Astaldi plantea construir hospital desde el segundo semestre de 2017

La firma plantea que tras la toma de razón comenzarán estudios finales que tardarán nueve meses Todo el proceso para desarrollar esta iniciativa tardarían según los plazos previstos 1.650 días

El inicio de las faenas para la construcción del nuevo hospital de Chillán depende actualmente de lo que tarde Contraloría para validar todo el proceso de adjudicación que está en marcha. Sin embargo,  la empresa Astaldi, que tiene prácticamente asegurado el contrato, pretende iniciarlas durante el segundo semestre del 2017.

La firma ha sido mucho más expresiva que el Servicio de Salud Ñuble, que ha mantenido hermetismo sobre el resultado del proceso, a pesar de que ya se conoce que la recomendación de la comisión técnica que estudió las propuestas de las empresas  favoreció a la firma italiana, la misma que construirá La Punilla.

Desde Salud Ñuble se recalca que no están en condiciones de fijar plazos para el desasrrollo de esta iniciativa de inversión pues los antecedentes técnicos están en poder de la entidad contralora.

“El Servicio de Salud no fija los plazos ni puede incidir en los procesos que están en manos de la Contraloría. El tiempo que dure el trámite de toma de razón de la resolución que adjudica el diseño y construcción del nuevo hospital de Chillán depende exclusivamente del órgano contralor”. 

La entidad agrega que “si no hay observaciones de contraloría, cuando tome razón de la adjudicación se podrá definir el cronograma de los próximos hitos. Por lo mismo, encontrándose pendiente el pronunciamiento del órgano contralor no corresponde que el Servicio de Salud comente el proceso adjudicatario”, añadió la entidad mediante una declaración. 

Tal como señalan las bases de licitación, plantea la autoridad de salud, la empresa que se adjudique la obra tiene 1.650 días corridos para su ejecución(4,6 años). En este plazo están incluidos los 9 meses estimados para el diseño.

Astaldi en todo caso es mucho más directa en sus comentarios de tal manera que estima que las obras físicas podrían comenzar durante el segundo semestre de 2017. Es más, agregan que han respetado los plazos de todos los proyectos en desarrollo en el país. 

“Todos los proyectos en construcción en los que actualmente está participando Astaldi están acorde a cronograma y no hay razón alguna de que sufran algún cambio. En el caso específico del Hospital de Chillán, la empresa se encuentra a la espera de la toma de razón de la Contraloría General de la República para el inicio de instalación de faenas, según los plazos establecidos”, afirmó la empresa mediante un comunicado.  

Desde la empresa se enfatiza que “una vez ocurrida la toma de razón, comienzan los estudios de ingeniería que tardan cerca de nueve meses, para luego pasar al inicio de obras, que proyectamos para el segundo semestre del próximo año”.

La firma italiana “tiene una apuesta de largo plazo en el país y cuenta con una exitosa trayectoria en proyectos de construcción de infraestructura en Chile para clientes tanto públicos como privados y participa como inversionista directo en cinco concesiones públicas que implican una inversión total de US$ 2.400”.

El proyecto 
El Hospital de Chillán contempla una inversión aproximada de $157 mil millones y significa el empleo directo de más de 500 personas y el empleo indirecto de 250 personas de la zona. 

La empresa, destaca, “tiene una larga experiencia y trayectoria en la construcción de hospitales a nivel mundial. A la fecha, ha construido más de 18 hospitales que suman más de 8.500 camas y actualmente tiene dos proyectos en construcción, incluyendo el hospital de mayor tamaño en toda Europa”.