Autoridades llaman a protegerse del sol ante alerta por ola de calor

La ola de calor pronosticada por la Dirección Meteorológica de Chile desde la región de Coquimbo a la del Bío Bío, se dejará sentir hasta el sábado 19 de noviembre, alcanzando los 25 grados en la costa y los 30 grados en el interior.

En este contexto, el Ministerio de Salud, a través de su seremi en la región del Bío Bío, entregó una serie de recomendaciones a la población para prevenir problemas a la salud.

Es así como la autoridad sugiere evitar la exposición directa al sol; usar ropa y calzado ligeros y sueltos, optando por colores claros o neutros; utilizar gorro y lentes que protejan el contacto con el sol, aplicar protector solar en forma regular y mantener una hidratación continua, bebiendo abundante agua.

De igual forma, se recomienda a la población permanecer en lugares frescos, ventilados o acondicionados; evitar realizar ejercicio al aire libre en horas de mayor temperatura, preferir comidas ligeras que ayuden a reponer el líquido y sales perdidas por el exceso de sudoración; y almacenar los medicamentos a la sombra y en un lugar fresco (bajo 25ºC) o en el refrigerador, de acuerdo a instrucciones de almacenamiento.

Además, se reiteró también la necesidad de que bebés, niños y personas de edad avanzada no permanezcan solos en vehículos estacionados con las ventanas cerradas.

“Es importante realizar un seguimiento continuo a la condición de ventilación e hidratación de personas de mayor riesgo, como son los mayores de 65 años que presentan dificultades de movilidad, las personas que toman fármacos, niños menores de 4 años, así como a la situación de deportistas o personas que pasan varias horas en exteriores o hábitats calurosos”, declaró el seremi de Salud del Bío Bío, Mauricio Careaga.

Del mismo modo, y en conocimiento de que a nivel país el número de casos nuevos de cáncer de piel se estima en 3.900 por año, la autoridad de salud recomendó extremar mecanismos de protección en población trabajadora expuesta al sol, a objeto de evitar lesiones en ojos y piel, así como con el objetivo de evitar quemaduras, queratitis actínica, cataratas a nivel ocular, y otras enfermedades asociadas a la exposición continua y sin protección al sol.

“Es preciso que quienes trabajan expuestos al sol utilicen ropa oscura, de trama compacta, mangas y pantalones largos; usar lentes con filtro solar y sombrero; aplicar protector solar factor 30 o más al menos 20 minutos antes de la exposición y repitiendo el proceso cada 2 horas; evitar el tabaco y alcohol y comer frutas y verduras, a objeto de aumentar la concentración de antioxidantes en la piel, ayudando a la reparación de los tejidos”, agregó el seremi.

En la región del Bío Bío, anualmente se registran cerca de 50 personas fallecidas por cáncer de piel, con una tasa cercana al 2,4 por 100 mil habitantes, destacándose una mayor mortalidad en hombres, con una tasa de 2,8 por 100 mil hombres, y 1,8 por 100 mil en mujeres.